EL PAíS › CRUCE DE MACRI CON FUNCIONARIOS NACIONALES TRAS SU “DENUNCIA” DE QUE LA PRESIDENTA “QUIERE FUNDIR LA CIUDAD”

Otro paso más en la estrategia de victimización

A la queja por el incremento del 35 por ciento de lo que la Ciudad le paga a la Ceamse, el jefe de Gobierno porteño le sumó un nuevo rechazo a hacerse cargo del subte y las líneas urbanas de colectivos. Florencio Randazzo lo definió como “un incumplidor serial de la ley”.

 Por Werner Pertot

Con un montaje de recortes de diarios de fondo seleccionados para acompañar su discurso, Mauricio Macri sostuvo que “la presidente Kirchner quiere fundir a la Ciudad de Buenos Aires”. El jefe de Gobierno respondió así al aumento del 35 por ciento a partir de junio del pago por la basura que la Ciudad deposita en la Ceamse y le sumó un nuevo rechazo a hacerse cargo del subte y las líneas urbanas de colectivos. Mientras el líder del PRO daba su conferencia de prensa en el Centro Cultural Recoleta, sus funcionarios debían explicar ante la Legislatura porteña la demora en completar el traspaso del transporte. Desde el gobierno nacional, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, sostuvo que “Macri es un incumplidor serial de la ley y sus declaraciones son lamentables”.

La Presidenta había reclamado la semana pasada que el gobierno porteño pague mayores sumas a los intendentes por la basura. “Si me tirás la basura, pagame por el tratamiento”, dijo. Como una forma de presión, el kirchnerismo presentó un proyecto en el Senado bonaerense para que se prohíba el ingreso de basura a la provincia sin el tratamiento adecuado a partir del 2014. La Ciudad envía a la Ceamse cerca de seis mil toneladas por día.

El lunes, Macri tuvo una reunión con los bloques opositores. Invitó a todos, pero no asistieron los que integran el interbloque kirchnerista. A diferencia del encuentro por el aumento del ABL que había tenido Macri con los opositores, esta vez no hubo gritos. Les propuso reuniones con agenda abierta una vez cada dos meses y les hizo un extenso relato de los conflictos con el Gobierno que, según uno de los concurrentes, “tuvo la victimización acostumbrada”. Si bien no hubo un pedido concreto, quedó claro que estaba preparando el terreno para futuras medidas.

Ayer Macri salió a dar una conferencia de prensa sobre un escenario preparado con recortes de diarios que mostraban distintos capítulos de los conflictos con el gobierno nacional. Lo secundaban las primeras líneas de su gabinete y del PRO. Macri hizo un recorrido similar al que habían escuchado un día antes los opositores: se quejó de “cuando quitaron la policía de los hospitales y de las escuelas” y sostuvo que la Ciudad “es el único distrito del país al que le han sacado los subsidios de gas, de agua y de luz”. “También hay discriminación cuando uno ve que han pasado más de nueve años sin que el Gobierno haga una sola obra pública en la Ciudad”, opinó el jefe de Gobierno.

“Tras el fallido traspaso del subte, seguimos en conflicto, aunque queda claro que ellos son los responsables de la gestión de la concesión de subterráneos”, le trasladó el problema al gobierno nacional. “No nos extrañaría que intenten provocar un paro por tiempo indeterminado”, alertó Macri, quien consideró que el aumento del precio por la basura es “una actitud agresiva hacia la Ciudad” y se quejó de que estén “siempre planteando cosas de dinero”. “A los pacientes bonaerenses, que a veces llegan a ser dos tercios, los atendemos con todo el amor del mundo en los hospitales”, se vanaglorió Macri, olvidando las épocas en que su actual ministro de Salud, Jorge Lemus, proponía prioridad para los porteños.

“La agresión política kirchnerista tiene que tener un límite”, sostuvo Macri, con rostro adusto. “Vamos a defendernos con trabajo, con instituciones y con todos los instrumentos judiciales que tengamos para que se respete la autonomía de la Ciudad y el derecho a pensar distinto sin tener que sufrir consecuencias por eso”, adelantó posibles medidas.

“Son lamentables las declaraciones del jefe de Gobierno de la Ciudad y es un incumplidor serial de la ley, de eso no hay dudas”, afirmó Randazzo, quien recordó que el Congreso votó la transferencia del transporte. El ministro del Interior recordó que Macri incumple la Ley de Basura Cero, que establecía una reducción progresiva de los desechos.

El senador Aníbal Fernández se refirió, por su parte, a la acusación de Macri de que CFK quería “fundir la Ciudad”. “Imposible. Si no la fundió él, no la funde nadie”, ironizó. El diputado Roy Cortina se sumó a las chanzas: “Si la Presidenta realmente quiere fundir a la Ciudad, ha encontrado en Macri a su más importante colaborador en esa tarea”, dijo el socialista. “Nuevamente Macri elude sus responsabilidades y demuestra que no está a la altura de dirigir los destinos de una ciudad que es parte de una Nación y no una factoría empresarial”, sostuvieron desde el bloque kirchnerista en la Legislatura, que conduce Juan Cabandié. “Macri sobreactúa los conflictos con la Nación porque Durán Barba le dijo que le conviene políticamente. Desde que se hizo cargo de la jefatura de Gobierno, su principal papel político fue el de victimización”, dijo Aníbal Ibarra.

Mientras Macri daba su conferencia de prensa, el ministro de Desarrollo Urbano, Daniel Chain, y el director del Sbase (la empresa estatal de subtes), Juan Pablo Piccardo, asistieron a una reunión conjunta de comisiones de la Legislatura porteña, donde esquivaron una buena parte de las preguntas de la oposición. Ante un reclamo del legislador Rafael Gentili de que retrotrajeran el aumento de la tarifa del subte que dispuso Macri, Piccardo aseguró que “podemos discutir la tarifa, pero hay que discutir los subsidios”. Diversos legisladores le reclamaron que concretaran el traspaso, a lo que respondieron que la condición es que el gobierno nacional pague los subsidios y las inversiones. Piccardo aseguró que siguen controlando la concesión aunque –según interpretó– no tienen obligación de hacerlo. “Por la gran cantidad de preguntas que nos hizo el funcionario, a esta altura me parece que estamos en un grupo de autoayuda”, cuestionó Cabandié, al cierre de una reunión agitada.

Compartir: 

Twitter
 

Macri preparó un escenario con recortes de diarios que mostraban sus conflictos con el gobierno nacional.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.