ECONOMíA › LORENZINO PRESENTO EL PRESUPUESTO 2013, CON UN CRECIMIENTO DEL 4,4 POR CIENTO Y UNA INFLACION DEL 10,8

“Va a permitir profundizar el modelo de crecimiento”

Las cuentas del sector público para el año próximo buscan retomar el sendero de crecimiento tras la desaceleración de este año, señaló el ministro de Economía. Consumo más inversión serán otra vez los motores.

 Por Cristian Carrillo

El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, presentó ayer ante el Congreso el proyecto de ley de Presupuesto para el año próximo. La iniciativa recalculó el crecimiento económico para este año en un 3,4 por ciento, lo que obligará al Estado a abonar unos 3000 millones de dólares en concepto del cupón atado al PIB –que premia la sobreexpansión de la actividad para este período por encima del 3,26 por ciento–, mientras que para el próximo año el Presupuesto prevé un crecimiento de 4,4 por ciento. Los vencimientos de deuda volverán a ser abonados mediante el Fondo de Desendeudamiento, tal como anticipó este diario, para lo cual el Banco Central girará 7967 millones de dólares de reservas. La inflación para el año próximo fue calculada en 10,8 por ciento y el tipo de cambio promedio se ubicaría en 5,10 pesos, lo que no implica que termine en esa cotización. “Este es el Presupuesto que nos va a permitir profundizar este modelo de crecimiento”, apuntó Lorenzino en la presentación de los datos.

El titular de Economía acudió acompañado de su vice, Axel Kicillof, y de los secretarios de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, y de Finanzas, Adrián Cosentino. Del lado de la Cámara baja, recibiendo a Lorenzino, estaban el presidente de Diputados, Julián Domínguez; el titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Roberto Feletti, y el jefe del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi. Lorenzino ingresó cargando las voluminosas carpetas, que contienen las proyecciones macroeconómicas y las estimaciones de gastos, inversión e ingresos para el próximo ejercicio. “Estamos presentando el décimo Presupuesto de este proyecto económico que se inició en 2003 y permitió un crecimiento inédito”, dijo el ministro. Pero no todos fueron aprobados. La oposición no permitió el tratamiento del correspondiente al ejercicio 2011. Esta vez, aseguró Rossi, el proyecto será aprobado a fines de octubre.

El Presupuesto, tal como expuso Lorenzino, se basa en la premisa de que hasta 2015 se mantendrán “las tasas reales de crecimiento positivas, tanto para el consumo como para la inversión”. El sector externo reportará un superávit de la balanza comercial. La mejora en los principales indicadores en 2013 será el resultado de la política anticíclica que utilizó el Gobierno, tal como el plan Pro.Cre.Ar. (ver aparte), y la administración del sector externo. “La previsiones no son alentadoras a nivel global, pero a la desaceleración de este año le sobrevendrá una recuperación el próximo”, señaló Lorenzino. De esta manera, el crecimiento del Producto Interno Bruto será de 4,4 por ciento. “La mayor demanda agregada será el motor del crecimiento, nuevamente impulsada tanto por el consumo como por la inversión”, señaló. En el consumo está previsto un aumento de 4,3 por ciento y de 7,4 por ciento para inversión. El crecimiento acumulado en el primer semestre del año, que se ubicó en el 2,5 por ciento, también llevó a que se corrigiera la cifra para este año a 3,4 por ciento.

En el frente externo tanto exportaciones como importaciones mostraron un aumento, luego de que cierren 2012 con caídas de 2,8 y 5,2 por ciento, respectivamente. Para 2013 se prevé un volumen de ventas al exterior de 92.846 millones de dólares (con una suba de 9,5 por ciento) e importaciones por 79.522 millones (más 9,2 por ciento). “En etapas de recesión el objetivo es proteger la actividad y para ello hay distintos grados de protección que permiten un mejoramiento de las cuentas externas: limitando las importaciones y ganando en competitividad las exportaciones”, señaló Lorenzino. Esa competitividad, tal como viene señalando el Gobierno hace tiempo, no vendrá por el lado de una devaluación abrupta, como algunos analistas recomiendan. En el Presupuesto se prevé un tipo de cambio promedio de 5,10 pesos.

El funcionario aseguró que la política fiscal continuará siendo un pilar del modelo, “pero no el único”. En ese sentido, Lorenzino apuntó a la necesidad de darle mayor progresividad al sistema tributario nacional. La recaudación de impuestos y contribuciones de la seguridad social alcanzará en 2003 a los 822.073,5 millones de pesos, por lo cual será 22,7 por ciento superior a la estimada para este año. En términos de participación en el PIB llegará a 32,2 por ciento. “La suba se explica principalmente por los aumentos proyectados en la actividad económica, el comercio exterior, las remuneraciones, los precios y el empleo, y por las mayores ganancias obtenidas, tanto por las sociedades como por personas físicas”, señala la Síntesis del Mensaje y Proyecto de Ley, a la que tuvo acceso este diario. Del total de recursos, 570.941,8 millones de pesos corresponderán a la administración nacional.

Por su parte, las previsiones de gasto para el año próximo prevé que el 62,9 por ciento se destina a Servicios Sociales. Dentro de este rubro, la Seguridad Social representa el 44,8 por ciento del gasto total. “En orden de significación se encuentran las funciones Educación y Cultura, Salud y Promoción y Asistencia Social, que representan el 7,6 por ciento, 4 por ciento y 2 por ciento, respectivamente “, señala el documento. En cuanto a servicios económicos, los gastos más relevantes son para Energía, Combustibles y Minería y Transporte, con el 6,9 y 6,6 por ciento del gasto, respectivamente. El Presupuesto prevé un resultado primario de 59.255,6 millones de pesos, superior a los 11.542,7 estimados para este año, mientras que las cuentas volverán a dar positivo para el financiero, que alcanzará los 1085,9 millones –0,04 por ciento del PIB–, tras el rojo de 35.638 millones de este año.

El gasto por jurisdicciones mantiene las mismas participaciones que este año, donde los mayores recursos se canalizaran por el Ministerio de Trabajo, con el 40,3 por ciento, seguido por Planificación (9,1), servicio de deuda (8,8), obligaciones del Tesoro (8,4) y Desa-rrollo (5,7). En el caso del pago de deuda, que contempla los 3000 millones de dólares del cupón atado a la marcha de la economía, se volverá a utilizar reservas. “El Fondo de Desendeudamiento nos permitió hacer frente a casi 24 mil millones de dólares y hoy las reservas están casi en los mismos niveles que cuando se empezó a utilizar”, argumentó.

Compartir: 

Twitter
 

Hernán Lorenzino, ministro de Economía, con las carpetas del Presupuesto 2013, que ayer presentó ante los legisladores de la Cámara baja.
Imagen: Bernardino Avila
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.