EL PAíS › LA PRESIDENTA PRESENTO UN NUEVO TRAMO DEL PLAN PRO.CRE.AR Y LE MANDO UN MENSAJE A MACRI

CFK pidió a la Ciudad “bajar un cambio”

Lo hizo al hablar de la necesidad de acordar políticas habitacionales para la Ciudad. Criticó a quienes se oponen a la construcción de viviendas sociales en Ezeiza y habló de quienes tienen derecho a aspirar a una clase media.

 Por Julián Bruschtein

Cristina Kirchner encabezó ayer un acto ante un atiborrado Museo del Bicentenario.
Imagen: Télam.

“Lo que tienen que entender los que llegaron a un determinado nivel económico, los que ya son clase media, media alta o alta, es que también los que todavía no llegaron tienen el derecho a aspirar a ser de esa clase media, y por qué no alta”, aseguró ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner sosteniendo la movilidad social como uno de sus ejes de gobierno. En el Museo del Bicentenario presentó un nuevo tramo del programa Pro.Cre.Ar, destinado a la construcción de viviendas financiadas por el Estado. Convocó al gobierno porteño a “bajar un cambio”, para acordar políticas habitacionales en la ciudad.

“La verdad que escucho algunos comentarios acerca de la localización de barrios y pienso que hay quienes se creen miembros de la dinastía Romanoff”, sostuvo la Presidenta aludiendo a las quejas de vecinos de Ezeiza por el afincamiento de una zona destinada para construir casas con programas del Estado. El mensaje fue para el ex futbolista paraguayo José Luis Chilavert, que se reunió con el intendente de Ezeiza para pedirle que no se construyan viviendas sociales porque le traería inseguridad a la zona. “A algunos les debe costar decir que viven en el barrio ‘el justicialista’ porque ahora solamente le dicen ‘uno’ o ‘dos’”, señaló recordando que los barrios que se quejaban fueron “construidos por el general Perón”.

Fernández de Kirchner anunció “el segundo, tercer y cuarto tramos del plan Pro.Cre.Ar”, para la construcción de viviendas para personas que no sean propietarios. La primera parte del plan estuvo destinada a las personas que tuvieran un terreno y se les facilitaba el crédito para construir su vivienda propia, el anuncio apuntó a las personas que no tienen ni terreno ni vivienda. La firma del convenio se concretó con los gobernadores de Buenos Aires, Daniel Scioli; Santiago del Estero, Gerardo Zamora; La Rioja, Luis Beder Herrera; San Juan, José Luis Gioja, y Mendoza, Francisco “Paco” Pérez. Se sumaron también intendentes de ciudades provinciales donde se licitarán tierras para la construcción de 5109 viviendas con una inversión de 1500 millones de pesos.

“Borombombom, borombombom, para Cristina la reelección”, tronó el museo cuando ingresó la Presidenta, que sonrió a sus seguidores. Rodeados de las instalaciones históricas y las puestas multimediales del edificio, los militantes de la agrupación Kolina, el Movimiento Evita o el Partido Comunista Congreso Extraordinario saltaban y vivaban cada vez que podían a Fernández de Kirchner. “Bueno, déjenme un poquito”, les pidió cuando no podía avanzar en su discurso y entonaban el “Cristina corazón, acá tenés los pibes para la liberación”.

Entre los invitados se pudo ver a Martín Sabbatella, recientemente designado al frente de la Afsca, que le costó llegar a la primera fila por la cantidad de abrazos y felicitaciones que se le interpusieron en el camino (ver aparte). Entremezclados estaban también algunos dirigentes de la CGT como el de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri; el adjunto de Sanidad Héctor Daer; el estatal de UPCN Andrés Rodríguez y el líder de la Uocra, Gerardo Martínez. En fila, uno al lado del otro, el diputado Edgardo Depetri; el subsecretario de Agricultura Familiar, Emilio Pérsico; Héctor Fernández, del Peronismo Militante, y Luis D’Elía escuchaban el anuncio. Unos asientos más allá el dirigente de ATE Capital, Luciano Fernández, también oía atento el anuncio presidencial.

En el acto se anunció un proyecto habitacional para “tierras ociosas en la ciudad de Buenos Aires” como las zonas linderas al trazado del ferrocarril. Para esto invitó a la Ciudad a “bajar un cambio” para poder acercar posiciones junto con la Legislatura para rezonificar las áreas y posibilitar el emprendimiento. “Estoy segura de que vamos a poder reunirnos las autoridades nacionales con la ciudad de Buenos Aires”, señaló en dirección a allanar el camino para hacer realidad el proyecto que contempla terrenos en Palermo, Liniers y Caballito. Además anunció que el área que quedará libre luego del soterramiento del tren Sarmiento también estará destinada a la construcción y espacios verdes.

“La verdad, quiero ser sincera, tengo que decirlo, observo como que los argentinos o una parte de ellos tuvieran desprecio hacia determinados sectores sociales que no han podido crecer o tener mejores ingresos”, señaló la Presidenta y recordó que “si recorremos nuestra historia en la primera oleada de inmigrantes no había ningún noble, era gente que no tenía ninguna oportunidad en España y en sus orígenes eran contrabandistas, hace doscientos años”. Al finalizar sostuvo que había que “hacer un gran esfuerzo para seguir sosteniendo este modelo que ha venido creciendo, pese a las graves dificultades que atraviesa el mundo por la crisis” y remarcó que “vamos a seguir poniendo todos los días una nueva idea”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.