EL PAíS › URUGUAY SACO AL EMBAJADOR BUSTILLO DE LA CARP

Gesto para distender

En una decisión al parecer destinada a distender la relación bilateral con Argentina, el gobierno de Uruguay designó a Francisco Bustillo como nuevo embajador en España, con lo que en los hechos lo sacará de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP), el lugar donde había denunciado un supuesto intento de soborno para que aceptara la continuidad de una empresa en las obras de dragado del canal Martín García. A partir de este gesto, informaban medios uruguayos, el gobierno de José “Pepe” Mujica quedaba a la espera de la posibilidad de armar un encuentro con Cristina Kirchner que permitiera destrabar la situación.

La denuncia del supuesto intento de soborno de Bustillo fue el desencadenante del último entredicho bilateral que terminó paralizando las obras de dragado del canal por las que Uruguay viene reclamando desde hace años. Bustillo había asegurado que, tiempo atrás, el vicecanciller argentino Roberto García Moritán –por ese entonces también delegado en la CARP– le había dado a entender que recibiría un soborno en caso de que aceptara la continuidad de la empresa holandesa Riobía en las obras en el Martín García. Que Uruguay pidiera abrir una investigación judicial sobre esa versión enojó al gobierno argentino, que anunció que se paraba todo hasta que en la otra orilla no despejaran todas las dudas. Uruguay no aceptó el parate y se generó un ida y vuelta de mensajes.

En un comunicado del 4 de agosto pasado, la Cancillería argentina dejaba de lado los eufemismos para apuntarle directamente al denunciante Bustillo. Entre otras cosas recordaba que, durante su mandato como embajador en Buenos Aires, Bustillo solicitó dos fanquicias diplomáticas para importar dos Porsche 911 valuados en 100 mil dólares cada uno y que tres años antes ya había ingresado dos BMW, todos autos deportivos lejos de las costumbres de la diplomacia. La Cancillería recordó en ese escrito que Bustillo era el único embajador involucrado en la llamada causa de los autos truchos que no había aceptado levantar su inmunidad diplomática para que fuera investigado por la Corte Suprema argentina.

Así las cosas, la continuidad de Bustillo en la CARP significaba una piedra insalvable para la relación entre ambos países. Bustillo también era jefe de Gabinete de la Cancillería que encabeza Luis Almagro, quien siempre defendió a su subordinado. Pero ayer el gobierno de Mujica resolvió sacarlo del medio y lo envió a Madrid para sustituir al embajador Carlos Pita. En los diarios de Montevideo se especulaba con un posible encuentro en breve entre Mujica y CFK para remendar el vínculo y reencauzar la licitación para las obras del dragado.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Bustillo recalará en Madrid.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.