EL PAíS › EL GOBIERNO DE MAURICIO MACRI NO INCLUIRA UNA PARTIDA PARA LOS SUBTES EN EL PRESUPUESTO 2013

De la plata para los subsidios ni hablar

En la administración PRO insisten en que la concesión de los subterráneos es asunto del gobierno nacional, cuyo compromiso en el acta de traspaso es mantener su aporte hasta fin de año. El precio del pasaje podría aumentar a cinco pesos.

 Por Werner Pertot

El ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, anunció que la gestión PRO no tendrá una partida para subsidios del subte en el Presupuesto 2013. Los metrodelegados advirtieron que esto implica que “no tienen la intención de hacerse cargo o bien que piensan dar otro tarifazo”. También recordaron que el gobierno nacional no incluyó una partida en su presupuesto, dado que en el acta-acuerdo que firmó con Mauricio Macri en enero establecía que iba a seguir aportando hasta fin de año. Un operador privado de transporte indicó a Página/12 que, “si nadie subsidia el subte, la tarifa se iría a cinco pesos”. Cada gobierno señala que el otro es responsable, por lo que es probable que ninguno de los dos quiera aumentar el precio del pasaje, como hizo Macri este año. Sin negociaciones abiertas, la gestión PRO espera una resolución de la Justicia.

Luego del paro de subte más largo de la historia porteña, la disputa sobre su transferencia sigue sin resolverse. La huelga de los trabajadores se levantó con un acuerdo temporal, pero que dependía de que se resolviera el traspaso al gobierno porteño. La jueza Patricia López Vergara le ordenó a la gestión PRO que aceptara los fondos del gobierno nacional que estaban en el Banco Nación y se los transfiriera a Metrovías, lo que descomprimió en parte la situación de la empresa.

Sin embargo, la concesionaria del Grupo Roggio advirtió esta semana que el gobierno porteño le debe otros 150 millones de pesos en subsidios por la caída de la recaudación luego de que Macri decretara un aumento del pasaje de 1,10 a 2,50. “No hay margen para seguir perjudicando a los miles de pasajeros que utilizan el subte diariamente. Confiamos en que los próximos días pueda alcanzarse una solución definitiva al traspaso del subte a la Ciudad”, señaló la empresa en un comunicado.

“No sé qué reclama Metrovías”, retrucó Grindetti. “No hay fondos previstos para el subte en el presupuesto”, informó el ministro de Hacienda porteño. El funcionario macrista luego afirmó: “No es que haya una decisión del gobierno porteño de no subsidiar el subte, sino que en el presupuesto no hay una partida presupuestaria prevista porque nosotros no tenemos esa concesión. El que tiene la responsabilidad es el gobierno nacional”. Sobre el traspaso de las 33 líneas de colectivos urbanas, sancionado por el Congreso, Grindetti opinó que es “como tantas cosas que anuncia el gobierno nacional y no llegan a concretarse. Tampoco hay partidas para colectivos”.

Sobre el subte insistió en que debería financiarlo el gobierno nacional, dado que la gestión PRO no piensa destinar partidas. “No las hay ni las hubo nunca. Ni las va a haber mientras la Ciudad no tenga responsabilidad en el financiamiento del subterráneo. Para que un servicio sea transferido al Gobierno de la Ciudad tiene que ser aprobado por la Legislatura porteña, cosa que nunca sucedió”, remarcó Grindetti, aunque la oposición porteña acusa al macrismo de nunca haber querido tratar el tema en el recinto.

“Nosotros no tenemos conversaciones con el gobierno nacional por este tema”, destacó Grindetti. En el entorno del ministro de Hacienda, destacaron que para poder incorporar una partida de ese tipo la Legislatura tendría que haber aprobado el traspaso. También señalaron que “la Justicia tendrá que resolver algo antes de fin de año”. Hasta ahora la causa judicial que se abrió en el contencioso nacional por las denuncias que se cruzaron ambos gobiernos no tuvo grandes avances.

Desde el gobierno nacional, no hubo una respuesta directa a Grindetti. En la presentación de un nuevo tramo del plan de viviendas Pro.Cre.Ar, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner sostuvo: “Yo estoy segura de que vamos a poder reunirnos con las autoridades del Gobierno de la Ciudad, tenemos que acordar cosas que son muy importantes”. No hubo una alusión expresa al subte.

Cinco pesos

¿Qué podría ocurrir si ninguno de los dos gobiernos incluye al subte en sus partidas presupuestarias? En el Grupo Roggio han dejado en claro a lo largo del año que el holding empresarial no piensa absorber los costos. En ese escenario –en el que se traslada todo el costo al usuario– un operador de transporte privado indicó a este diario que la tarifa se iría a cinco pesos. Y aclaró que si hubiera “aumentos de costos”, debería seguir incrementándose. Además, señaló otro factor a tener en cuenta: con el aumento de 127 por ciento que Macri dispuso este año, Metrovías disminuyó la recaudación un 20 por ciento por la caída de pasajeros. Para que esto no volviera a ocurrir –indicó la fuente privada– los otros transportes tendrían que aumentar a una cifra similar a cinco pesos. “No se puede tener un colectivo a 1,10 y un subte a cinco pesos”, opinó el operador privado. Macri había ido más allá y había sostenido que “el boleto del subte debería estar a 5,50 pesos”.

Esta visión se ampara en el contrato de concesión de Metrovías –firmado durante el gobierno de Carlos Menem– que le permite transferir a los subsidios o a las tarifas cualquier aumento de costos superior al 6 por ciento. Un informe del legislador porteño Rafael Gentilli indica que Metrovías subcontrató otros servicios que generan ingresos –como la publicidad– a otras empresas del Grupo Roggio, en lo que el diputado definió como un modelo de “concesionario pobre y accionista rico”.

En esa línea, el secretario general de Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP), Roberto Pianelli, insistió en que si el Grupo Roggio no tiene dinero para prestar el servicio, que “se vaya”. Pianelli viene advirtiendo que pueden retomar las medidas de fuerza si la empresa deja de pagar los salarios o no cumple con lo acordado en las paritarias. Se trata de un escenario que podría retornar en enero.

Los metrodelegados evaluarán hoy qué respuesta dar ante la noticia de la falta de partidas por parte del gobierno de Macri. “En principio, no nos sorprende que no esté en el presupuesto de la Nación, porque es lo que habían anunciado en enero. Nos llama la atención lo de la Ciudad, porque indica que no piensan hacerse cargo o bien que den otro tarifazo”, sostuvo el secretario de Prensa de AGTSyP, Enrique Rositto. “Lo que puede ocurrir es que ninguno se haga cargo de aumentar la tarifa, por lo que el ajuste caería sobre los trabajadores”, indicó.

Otra posibilidad que sigue latente es la salida de Metrovías de la concesión, lo que llevaría a que vuelva a la Ciudad. Pero para eso subsiste el mismo problema que con las tarifas: cada gobierno señala que debería ser el otro el que decida qué hacer con el contrato de concesión. Todo indica que cuando concluya el año la disputa por el traspaso del subte estará llegando al final de las vías.

Compartir: 

Twitter
 

Según cálculos privados, si no hay subsidios para el subte, el pasaje aumentaría a unos cinco pesos.
Imagen: Arnaldo Pampillón
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.