ECONOMíA › EL AUMENTO PROMEDIO DEL COMBUSTIBLE ES DEL 3 POR CIENTO EN TODO EL PAIS

YPF volvió a subir los precios

En Capital Federal, la nafta súper trepó 1,7 por ciento (de 5,879 a 5,979 pesos por litro) y acumula un ajuste de 25 por ciento en doce meses, mientras que la premium subió 0,8 por ciento (de 6,489 a 6,539 pesos) y suma un 8 por ciento.

 Por Fernando Krakowiak

YPF aumentó ayer el precio de sus combustibles un 3 por ciento en promedio en todo el país. En Capital Federal, la nafta súper trepó 1,7 por ciento (de 5,879 a 5,979 pesos por litro) y acumula un ajuste de 25 por ciento en doce meses, mientras que la premium subió 0,8 por ciento (de 6,489 a 6,539 pesos) y suma un 8 por ciento. La compañía informó a través de un comunicado que el objetivo de la medida es acortar la brecha de precios con la competencia. Pese al aumento, YPF, que concentra el 58 por ciento del mercado, continúa ofreciendo la nafta más económica. En la ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, Esso vende la súper a 5,989 pesos y Shell y Petrobras a 6,049 pesos. En el segmento premium, Esso cobra 6,549 y Shell y Petrobras 6,599 pesos.

Es el tercer ajuste que aplica YPF en lo que va del año y el segundo desde que el Estado expropió el 51 por ciento de sus acciones. La petrolera ya había aumentado sus precios en marzo entre 2 y 12 por ciento de manera paulatina, en medio del conflicto con el Gobierno que derivó en la nacionalización de la petrolera. El 4 de julio ajustó otro 3,6 por ciento en promedio, ya bajo la gestión de Miguel Galuccio. El 30 de agosto, cuando presentó el plan estratégico, el CEO de YPF había adelantado su intención de subir los precios más que la competencia para reducir una brecha que, según señaló entonces, era de 15 por ciento en gasoil y 14 por ciento en naftas, aunque no aclaró cómo hará para evitar que Esso, Shell y Petrobras quieran mantener esa distancia. Lo que sí dijo es que los precios seguirán por debajo de la paridad de importación, que en ese momento era del 30 por ciento en gasoil y 24 por ciento en naftas. “Estamos planeando mantenernos por debajo de nuestro competidor externo porque el día que crucemos esa línea será más barato traer combustibles de afuera que producirlos en el país”, sostuvo.

Si se toma como referencia los precios de Buenos Aires, el ajuste de la nafta súper es del 25 por ciento en doce meses, pero por ahora no muestra una aceleración significativa respecto de lo ocurrido en los dos últimos años. En 2010, las petroleras aplicaron pequeños ajustes de precios que en muchos casos pasaron relativamente desapercibidos para el cliente, pero que en conjunto acumularon un aumento promedio de 20 por ciento en la nafta súper y 30 por ciento en la premium. El año pasado, a su vez, YPF concretó cuatro aumentos: el 2 de abril, el 26 de mayo, el 25 de julio y el 15 de agosto. En todos los casos, las subas oscilaron entre 3 y 6 por ciento, según el producto, acumulando un ajuste de hasta el 30 por ciento.

En la actualidad, si se calcula el precio en dólares, las naftas están más caras que durante la convertibilidad. A fines de 2001, Repsol YPF cobraba la variedad premium 1,104 peso/dólar y ahora cuesta 6,539 (1,37 dólar), un 24 por ciento más. Shell, por su parte, vendía la V-Power a 1,12 peso/dólar, mientras que hoy cotiza a 6,599 (1,39 dólar), 24,1 por ciento más. Igual la diferencia es escasa si se toma en cuenta cómo evolucionó el barril de crudo. Hace diez años costaba 20 dólares y ahora está cerca de 90 dólares. La intervención del Estado es lo que evitó que el precio local de la nafta se disparara aún más y motivó un duro enfrentamiento con las petroleras, las cuales reclamaron que el precio en el mercado local estuviera en línea con la cotización internacional del crudo.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

La compañía informó que el objetivo de la medida es acortar la brecha de precios con la competencia.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.