ECONOMíA › EL NIVEL DE ACTIVIDAD CRECIO 1,4 POR CIENTO EN AGOSTO Y ACUMULO UN ALZA DE 2,3 EN OCHO MESES

En el invierno la economía sintió el frío

El Indec informó que la actividad económica tuvo una expansión moderada en agosto. Con ello se diluyen las chances del pago en 2013 a los inversores que atesoran el cupón PBI. El Gobierno podrá destinar los fondos previstos para ese fin a gastos de capital.

 Por David Cufré

Las cotizaciones de los bonos atados a la economía cayeron luego de que el Indec confirmara un enfriamiento en la recuperación económica.
Imagen: Luciana Granovsky.

La actividad económica creció en agosto 1,4 por ciento respecto de igual mes del año pasado. En ocho meses, la expansión fue de 2,3 por ciento en comparación con el mismo período de 2011. Con ese resultado, de no mediar un cambio rotundo de acá a fin de año, la economía cerrará 2012 con un crecimiento menor al 3,26 por ciento. Eso tendrá dos consecuencias: los inversores que atesoran el cupón PBI que se entregó en la reestructuración de la deuda no cobrarán el “premio” de un pago adicional a fines de 2013. El desembolso se gatilla sólo a partir de una variación superior a aquel 3,26 por ciento. El segundo efecto será que el Gobierno podrá disponer del dinero pautado en el Presupuesto para ese eventual pago del cupón PBI. Son 2800 millones de dólares que el Ejecutivo quedará habilitado para usar para gastos de capital –por ejemplo, importar maquinarias para YPF–. Como el desembolso a los inversores seguramente no se realizará, la Casa Rosada estará en condiciones de utilizar ese dinero.

El Indec difundió ayer el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE), que mes a mes va dando cuenta de la marcha global de la economía. El dato al que más atención le prestaron los inversores fue la evolución de agosto en comparación con el mes anterior. El crecimiento resultó de sólo 0,2 por ciento. Marcó una desaceleración respecto de lo que había ocurrido los dos meses anteriores: julio había trepado 0,5 por ciento contra junio, y junio lo había hecho un 0,8 por ciento contra mayo. Lo que se necesitaba para empezar a arrimarse a aquella línea del 3,26 por ciento era una mayor velocidad en la recuperación, pero ocurrió lo contrario.

La economista Marina Dal Po-ggetto, del estudio Bein & Asociados, indicó a este diario que para llegar a un cierre de 3,26 por ciento en el año se requiere que septiembre, octubre, noviembre y diciembre crezcan 1,65 por ciento cada mes respecto del anterior. Sería un salto muy significativo en comparación con el 0,2 de agosto. Para colmo, los indicadores que se conocen hasta el momento de septiembre son negativos. Las ventas de cemento bajaron 17 por ciento contra igual mes de 2011, el índice Construya, que refleja la actividad de la construcción cayó 12,4 por ciento y la producción de autos retrocedió 14 puntos. El mes pasado, además, tuvo un feriado más y dos días hábiles menos que en 2011, lo cual puede bajar algunas ventas y niveles de producción. Otro factor que influirá en el resultado del mes es la comparación con el año pasado: en aquel momento el país se encontraba en la recta final hacia las elecciones y la economía “volaba”.

Según el último relevamiento de expectativas realizado por Focus Economics, una entidad privada que encuesta a consultoras, bancos y empresas sobre sus proyecciones de crecimiento económico, el promedio estimado para 2012 se encuentra en 2,2 por ciento. Hace 30 días los mismos entrevistados anticipaban una expansión de 2,6 por ciento y hace 90 días, del 3 por ciento. Los cupones atados a la evolución del PBI registraron bajas generalizadas ayer cuando el Indec entregó los datos del EMAE de agosto (ver aparte).

“Para el último trimestre esperamos una recuperación interanual de 3,5 por ciento. Será el mejor período del año, pero el resultado global de 2012 quedará en 1,5 por ciento”, indicó Dal Poggetto. Para 2013, su expectativa es de un avance del 5 por ciento. Para el Indec, en los últimos doce meses el crecimiento acumulado es de 4,1 por ciento. Esa cifra se viene achicando desde principios de año, cuando marcaba 8,5, y muy probablemente quedará debajo del mentado 3,26 por ciento cuando termine diciembre.

En agosto lo que más se mantuvo fue el consumo, pero la mayoría de las actividades productivas y el comercio exterior terminaron en baja o con subas moderadas. Las exportaciones habían caído 6 por ciento y las importaciones 17. La construcción tuvo un fuerte retroceso interanual de 8,1 por ciento y la industria, del 0,8, de acuerdo con los indicadores oficiales. Las ventas de supermercados, en cambio, habían crecido 12,7 por ciento y las de shoppings 23. Septiembre, como se indicó más arriba, también fue un mes flojo, aunque en niveles de producción todavía elevados.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.