ECONOMíA › EL FMI POSTERGó UN AñO LAS REFORMAS QUE DEBíAN DARLES MáS PODER A LOS PAíSES EMERGENTES

Al borde de “un abismo de credibilidad”

La reforma propuesta en 2010 preveía un mayor poder de decisión para los emergentes, en particular los BRIC, pero la resistencia europea frenó los cambios. “El FMI se acerca a un abismo de credibilidad”, dijo el representante brasileño.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dilató hasta enero de 2014 la implementación de una reforma para incrementar el poder de decisión dentro del propio organismo a favor de los países emergentes, grupo del cual sobresalen China y Brasil. A pesar de haber realizado “importantes progresos”, aseguró ayer el vocero del FMI, Gerry Rice, las autoridades no llegaron a un acuerdo sobre un nuevo mecanismo de cálculo de las cuotas de cada Estado miembro, que determinan el peso del voto en la institución. La reforma planteada mantiene el poder de veto de los Estados Unidos, aunque también se lo otorga al conjunto de los países que componen el grupo BRIC, Brasil, Rusia, India y China. La titular del FMI, Christine Lagarde, afirmó que alcanzar ese acuerdo es necesario “para reforzar la legitimidad y efectividad del Fondo”.

En noviembre de 2010, el organismo aprobó el documento “Reforma de la estructura de gobierno del FMI”. Los puntos fundamentales eran la “redistribución del poder de voto hacia los países de mercados emergentes y en desarrollo dinámicos”, pasar a tener un “Directorio Ejecutivo más representativo”, con la elección de todos los miembros, y la duplicación de las cuotas del FMI hasta unos 755 mil millones de dólares. En aquel momento, el titular del Fondo, Dominique Strauss-Kahn, indicó que se trataba de “una reforma histórica”, que implicaría que “los diez principales accionistas realmente representan los diez principales países del mundo: Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido, y las cuatro economías del grupo BRIC, Brasil, China, Rusia e India”. A partir de la reforma, China quedaría como el tercer socio con más influencia dentro del organismo, detrás de Estados Unidos y Japón, mientras que Brasil e India relegarían en el top ten a Canadá y Arabia Saudita.

Un elemento central de esa reforma es la duplicación de las cuotas para los países miembro, que daría lugar a una redistribución del 6 por ciento del total del “capital” del Fondo a favor de los países emergentes. La mitad de ese traspaso proviene de las economías avanzadas, en especial de Europa, también de los países petroleros y una parte minoritaria de otros emergentes. 110 miembros sobre un total de 188 tendrán aumento de cuota relativa o la mantendrían. De ese grupo, 102 son países en desarrollo.

La idea de las autoridades del organismo era definir una nueva fórmula para calcular el peso de las cuotas de cada país “a más tardar en enero de 2013”, que deberían estar indexadas al PBI de cada país y a la “apertura de su economía”. Sin embargo, el acuerdo quedó dilatado por un año. Para que pueda concretarse, debe ser ratificado por la Junta de Gobernadores, el máximo órgano de decisión del FMI, por una mayoría del 85 por ciento de los votos emitidos. Uno de los puntos más discutidos es cómo se pondera el valor de la cuota. “Hubo un consenso en que el PIB debe seguir siendo el componente más importante de la fórmula”, señaló el FMI en un comunicado. Por su parte, los países emergentes con mayor peso económico piden que la variable “apertura a la economía” sea suspendida o tomada en cuenta, pero en menor medida que en la actualidad, un punto sobre el cual los países desarrollados están en desacuerdo, con la idea de evitar controles de capitales o políticas comerciales activas.

El representante de Brasil y otros diez países en el FMI, Paulo Nogueira Batista, indicó que el “magro” resultado de las negociaciones “refleja la resistencia al cambio de parte de miembros excesivamente representados en el organismo, en particular de Europa”. “El FMI se está acercando a lo que podríamos llamar un abismo de credibilidad”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

Christine Lagarde, titular del FMI. El aire fresco que necesitaba el organismo no llegará antes de 2014.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.