EL PAíS › MINISTROS, FUNCIONARIOS Y LEGISLADORES PARTICIPARON DEL ACTO EN PLAZA DE MAYO

Los mismos debates, 200 años después

Los dirigentes políticos del oficialismo que se sumaron a la conmemoración destacaron la incidencia de la Asamblea del Año XIII en la historia argentina y la consideraron germen de un modelo con “solidaridad, libertades, derechos ciudadanos y humanos”.

 Por Nicolás Lantos

“Hoy se cumplió un sueño imposible: que la Plaza de Mayo vuelva a ser un centro donde los argentinos discuten su propia historia”, señaló a Página/12 el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, al retirarse del acto por el bicentenario de la Asamblea del Año XIII, a la que calificó como “la primera experiencia legislativa de la historia argentina”. Domínguez fue sólo uno de los diversos miembros del Gobierno, funcionarios, legisladores, dirigentes y referentes que hicieron acto de presencia frente al escenario montado a espaldas del Cabildo, donde se sucedieron números musicales y un debate del que participaron el ministro de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni y los historiadores Hernán Brienza y Araceli Bellota.

Acomodados en sus asientos de primera y segunda fila, los dirigentes políticos disfrutaron de un video sobre la ocasión que se celebraba y observaron el intercambio entre los académicos. Allí estaban, codo con codo, Oscar Parrilli (secretario general de Presidencia), Alfredo Scoccimarro (secretario de Comunicación Pública), Jorge Coscia (secretario de Cultura) y los ministros de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao y de Educación, Alberto Sileoni.

También estaban el vicepresidente Amado Boudou, Julián Domínguez; el jefe del bloque del Frente para la Victoria en la Cámara alta, Miguel Angel Pichetto, los diputados Andrés “Cuervo” Larroque (secretario general de La Cámpora) y Horacio Pietragalla, entre otros, el dirigente del Movimiento Evita Fernando “Chino” Navarro, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno (uno de los favoritos de los militantes ubicados dentro del corralito, que se avalanzaban por una foto con él), el referente de Miles Luis D’Elía y el de la Corriente Martín Fierro, Quito Aragón.

Alrededor de la platea separada para invitados, flameaban banderas de todas las agrupaciones que confluyen en el colectivo Unidos y Organizados, desde Nuevo Encuentro hasta el Peronismo Militante, junto a miles de personas que, a diferencia de otras ocasiones, esta vez guardaban silencio para escuchar lo que sucedía sobre el escenario en lugar de cantar los viejos cantitos por todos conocidos. Un par de bombos lejanos, de todas formas, se mantenía sonando de fondo.

“Hoy los argentinos conmemoramos el bicentenario de la Asamblea del Año XIII, la primera experiencia legislativa de nuestra historia. Las ideas que en ella se debatieron y las normas que allí surgieron configuran uno de los cimientos de nuestra identidad nacional”, aseguró Domínguez en diálogo con este diario. El legislador enumeró una serie de tradiciones que comenzaron en aquella ocasión y que el gobierno nacional hoy toma como propias: “La consecución de mayor igualdad, la defensa de las libertades, la profundización de los cambios alcanzados”, entre otros.

Por su parte, el vicepresidente Boudou trazó un paralelismo entre ambos momentos históricos y sostuvo que “tanto en 1813 como en 2003 hubo muchas idas y venidas en la Argentina, que no encontraba su rumbo”, pero destacó que “a partir de 2003, Néstor Kirchner y la Presidenta pusieron al país en un rumbo muy sólido con igualdad y derechos”. En un sentido similar, Parrilli destacó que actividades como la de ayer “hacen muy bien para seguir construyendo ciudadanía”.

El senador Pichetto, en tanto, coincidió en que “la Asamblea del Año XIII sentó las bases de la organización política nacional” en “la conquista de derechos y el afianzamiento de libertades” obtenidas en 1810. “Fue el arranque de un modelo que planteaba solidaridad, libertades, derechos ciudadanos y humanos –completó el dirigente social Luis D’Elía–. Los debates siguen siendo los mismos doscientos años más tarde: se trata de dos modelos de república en pugna.”

Por último, el referente de la Martín Fierro, Quito Aragón, destacó la decisión de “reivindicar toda la historia argentina y no solamente la tradición mitrista” y arriesgó que “no es casual que este episodio quede desdibujado en aquel relato” porque “habla fuertemente de la libertad y de aplicar una lógica inclusiva” respecto de los pueblos originarios y los negros, algo “revolucionario” para la época y “contrario al modelo de país que se impuso”.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Sandra Cartasso
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.