ECONOMIA › EL BANCO CENTRAL LIMITO EL USO DE TARJETAS EN CASAS DE APUESTAS EN EL EXTERIOR

La timba con el dólar no será tan fácil

La autoridad monetaria busca evitar la constante fuga de divisas por goteo a través de apuestas en los casinos del exterior. La maniobra consistía en comprar fichas con tarjeta y cambiarlas en ventanilla para hacerse de dólares billete.

 Por Cristian Carrillo

A partir de hoy se termina la timba con el dólar. El directorio del Banco Central aprobó ayer una normativa que limita el uso de las tarjetas de crédito y débito emitidas en la Argentina en casas de apuestas y juegos de azar en el exterior, como así también en las versiones on line. Para realizar este tipo de operaciones se requerirá la conformidad previa de la autoridad monetaria. La medida responde a la salida de divisas por este tipo de canales que realizan algunos especuladores para eludir los controles cambiarios y fiscales. También se enmarca en las recomendaciones que realizó el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), ente intergubernamental destinado a coordinar políticas para combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. La medida del Central alcanza tanto a consumos abonados de manera directa con la tarjeta como a aquellos casos en los que el plástico fuese empleado para adquirir divisas para realizar esos gastos.

Los canales mediante los cuales especuladores buscan sortear los límites a la compra de moneda extranjera son diversos. Dentro de las alternativas por las que se canalizan pequeñas –aunque constantes– fugas de capitales se encuentra el uso de los casinos. Desde los primeros controles oficiales, visitar los casinos de Uruguay se convirtió en un paseo obligado para los que pretendían hacerse de dólares. El mecanismo era sencillo: se acudía a un casino y se compraba un monto importante de fichas con la tarjeta de crédito o débito, que se abonaba al banco al precio oficial en el próximo resumen de cuenta. La picardía consistía en devolver las fichas luego en ventanilla para obtener dólares billete. La reiteración de esta práctica llevó a que se limitara –aunque no suspendiera– el monto en fichas que se les vendía a los argentinos con tarjeta.

El endurecimiento en los controles oficiales había logrado disminuir la asistencia de argentinos a casinos uruguayos. En el segundo semestre del año pasado, las visitas se redujeron en un 80 por ciento, principalmente en las salas de juego de Colonia y de Punta del Este, como los casinos Nogaró, Mantra y Conrad. Los argentinos allí eligen alternativas como la ruleta, el blackjack y punto y banca, en donde sólo se aceptan apuestas en dólares.

Desde entonces comenzó a cobrar notoriedad una versión digital para esta fuga: los casinos on line. Según explicaron fuentes del Central, esta alternativa requiere de una carga de dólares en la cuenta que debe abrir el jugador para empezar a apostar, la cual se abonaba con tarjeta y se liquida en el resumen del banco en pesos al tipo de cambio oficial. Al igual que en las casas de apuestas, el supuesto apostador no interviene en las jugadas y solicita entonces que se le liquide el dinero en su cuenta bancaria, en el país o en el exterior, en dólares. De hecho, este tipo de operaciones fueron bloqueadas en Estados Unidos, mientras que el sistema de pago al exterior Paypal analiza hacer lo mismo para pagos a los casinos. Por la simpleza de este mecanismo de fuga, el GAFI incorporó en su lista de recomendaciones un mayor control en el uso de diversas tarjetas con la finalidad de conformar un activo de dinero electrónico en las casas de apuestas con el objetivo de ser girado hacia otras cuentas en el exterior.

La iniciativa del Central responde a esta recomendación y a la necesidad de un mayor control sobre los mecanismos de elusión de regulaciones locales. “No resulta razonable que a través del uso de tarjetas locales los residentes tengan la posibilidad de eludir las normas sobre regulación cambiaria”, señaló una fuente del BC. Es por eso que a partir de hoy los contribuyentes “deberán contar con la conformidad previa del Banco Central para dar curso a operaciones con el exterior con el uso de tarjetas de crédito y débito emitidas en el país, cuando el destino de los consumos sea, en forma directa o indirecta, a través del uso de redes de pagos internacionales, la participación en juegos de azar y apuestas de distinto tipo”, concluye el comunicado. Las apuestas que se realicen en casino o en sitios on line en el país podrán seguir pagándose con tarjeta, dado que se liquidan en pesos.

Compartir: 

Twitter
 

El casino del Hotel Conrad, en Punta del Este, era uno de los destinos utilizados para fugar divisas.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared