ECONOMíA › LA TASA DE DESOCUPACIóN QUEDó EN 6,9 POR CIENTO EN EL úLTIMO TRIMESTRE DEL AñO PASADO

El empleo continúa sin grandes cambios

La desaceleración de la actividad económica en 2014 tuvo como consecuencia un alza interanual de la desocupación de 6,4 a 6,9 por ciento en el cuarto trimestre, aunque bajó seis décimas con respecto al trimestre anterior, cuando estaba en 7,5.

 Por Federico Kucher

La tasa de desocupación fue del 6,9 por ciento en el cuarto trimestre de 2014, cuando había sido de 7,5 por ciento el trimestre anterior y de 6,4 por ciento en el mismo período del 2013, informó ayer el Indec. La desaceleración de la economía del año pasado, cuando pasó de crecer el 3 a una tasa cercana a cero, fue un elemento central para explicar el menor dinamismo en la creación de puestos de trabajo y el leve incremento de la desocupación. Pese a esta performance, la desocupación se ubicó entre los niveles más bajos de la última década, luego de que el estallido de la convertibilidad dejara un desempleo del 20 por ciento. El Gobierno en los últimos meses avanzó en distintas medidas macroeconómicas para sostener el personal de las empresas, destacándose el anuncio del plan Ahora 12 para fomentar el consumo y la producción de la industria nacional.

Uno de los datos relevantes del mercado de trabajo que registró el Indec es que la tasa de actividad, o sea la proporción de individuos que trabajaron o se interesaron por conseguir un trabajo respecto del total de la población, se ubicó en el cuarto trimestre de 2014 en 45,2 por ciento, cuando era de 45,6 por ciento en el mismo período del año anterior. El lanzamiento del programa Progresar en enero del año pasado pudo haber potenciado esta caída de la tasa de actividad, debido a que los jóvenes tienen mayores incentivos para retomar los estudios y postergar la búsqueda laboral. Los últimos datos de la Anses indican que ya se inscribieron más de medio millón de individuos. Por su parte, el informe del centro de estadísticas oficial precisó que la tasa de empleo fue del 42,1 por ciento, contra 42,7 por ciento, al tiempo que la tasa de subocupación anotó 9,1 por ciento, contra 7,8 por ciento.

La cantidad de habitantes con trabajo en el último trimestre de 2014 sumó 11.236.000 personas, al tiempo que hubo 837.000 individuos desocupados. Estos datos no pueden compararse contra los registrados en igual período del 2013, puesto que el Indec realizó un cambio metodológico en la estimación de los indicadores del mercado de trabajo a principio del año pasado. Mientras que en 2013 se empleó una proyección del censo 2001 para conocer el número de habitantes, de ocupados y de desempleados, en 2014 se emplearon proyecciones del censo 2010 para realizar estos cálculos. Una diferencia notable entre ambas series es que los datos del censo 2010 registraron que la cantidad de menores de 14 años (que no forman parte de la población económicamente activa) es mucho mayor respecto de lo que se suponía hasta el año pasado con las proyecciones del censo de 2001. Esto hace que las series no sean comparables.

Distintos estudios de consultoras privadas realizaron estimaciones para computar el nivel de ocupación y de desocupación de 2013 a partir de replicar la nueva metodología del Indec, con el objetivo de hacer compatible la serie y conocer cuántos puestos de trabajo se perdieron entre 2014 y el año anterior. La Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE) de Mercedes Marcó del Pont y Héctor Valle realizó estas cuentas y llegó a la conclusión de que “los datos preliminares arrojaron una pérdida de alrededor de 128 mil empleos entre el tercer trimestre de 2013 y el tercer trimestre de 2014”.

Desde FIDE aseguraron además que cálculos del mercado que hablan de una pérdida de más de 300 mil puestos de trabajo son incorrectos y malintencionados. “Está claro que el mercado laboral se encuentra en una situación de estancamiento y que ha comenzado a exhibir pérdidas de puestos de trabajo, pero esa coyuntura se encuentra lejos de ciertos valores escuchados en los últimos días, que ascienden a casi el medio millón puestos laborales”, indicaron. Precisaron que esos datos surgen de estudios poco rigurosos. “Utilizan metodologías sui generis, las que consisten en tomar combinaciones de datos de diferentes fuentes de manera tal de maximizar la pérdida de puestos de trabajo. Así, realizan las más catastróficas predicciones con escasa rigurosidad”, cerraron.

Compartir: 

Twitter
 

La economía 2014 creciendo casi cero por ciento explica el menor dinamismo en la creación de puestos.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.