EL PAíS › LOS DIRIGENTES POLíTICOS DE LA OPOSICIóN QUE PARTICIPARON DE LA MARCHA

Con declaraciones en las redes sociales

Marcharon sin hacer declaraciones, pero difundieron sus consignas y fotos en Twitter o Facebook. Estuvieron, entre otros, Mauricio Macri, Sergio Massa, Elisa Carrió, Julio Cobos, Hermes Binner y Patricia Bullrich.

 Por Werner Pertot

Ocultos bajo un techo de paraguas que parecía no tener fin sobre la Avenida de Mayo, los dirigentes de la oposición se mezclaron entre la multitud y eligieron un bajo perfil en la marcha convocada por un grupo de fiscales. Bajo una lluvia torrencial que calaba hasta los huesos, la mayoría prefirió no hacer declaraciones in situ, pero sí se expresaron por las redes sociales adonde no dejaron de subir sus fotos en la marcha y apuntalar su posición. En la primera manifestación callejera de la que participa, el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, eligió comunicarse mediante slogans como “Sólo la verdad nos hará libres”. El massista Francisco de Narváez consideró que “la Presidenta no puede caminar por las calles”. Otros compararon la marcha con aquellas que se hicieron por José Luis Cabezas.

Apenas arrancó, quedó en claro que no iba a haber silencio en la marcha. Primero fueron los aplausos, luego los cánticos de “Ar-gen-tina” como en los cacerolazos. De hecho, se oyó alguna cacerola perdida entre la multitud. Hacia allí fueron los dirigentes opositores, que marcharon detrás de los fiscales que encabezaron la marcha adentro de un corralito de militantes del gremio de judiciales que se llevaban puesto todo a su paso para avanzar. Un grupo de señoras que vivaban al fiscal José Campagnoli casi terminan en el piso por no correrse a tiempo. La familia del difunto fiscal Alberto Nisman marchaba en otro corralito similar. En cambio, los políticos iban sueltos entre las personas, en grupos pequeños y sin identificación. La mayoría eligió Twitter o Facebook para dar el presente con alguna foto de ocasión.

Así se lo vio, por ejemplo, a Macri acompañado por su esposa Juliana Awada, que llevaba el paraguas. El jefe de Gobierno optó por no dar a conocer su ubicación para no recibir preguntas de los periodistas, la misma táctica que utilizó el candidato presidencial del Frente Renovador, Sergio Massa, quien envió una foto en la que se lo ve empapado y en compañía de su esposa, Malena Galmarini. Macri eligió su Facebook para expresar una serie de consignas: “En silencio por la República. Por la independencia de la Justicia. Por la verdad. Sólo la verdad nos hará libres”.

La lluvia comenzó poco antes de las seis de la tarde y cayó sin piedad sobre la multitud. Los vendedores de pilotos, paraguas o bolsas de nylon se hicieron su agosto. No les fue tan bien a quienes intentaban vender banderas argentinas (a 50 pesos cada una). Entre la multitud se pudo ver a un trajeado Felipe Solá –no se puso piloto– bañado hasta los huesos por la lluvia. También al radical Julio Cobos, que llevaba un paraguas celeste con lunares violetas. Cobos llegó junto con Ernesto Sanz desde el Comité Nacional de la UCR.

–Eh, mirá. ¡Es Lavagna! –dijo una señora que llevaba una vela bajo su paraguas. Una de las pocas que no se apagaron.

El ex ministro de Economía sonrió y le dio la mano, debajo de un techo de múltiples paraguas y bajo una gabardina que lo ocultaba aún más. “No, hoy hacemos silencio”, dijo a este diario cuando se le quiso hacer una pregunta. Idéntica respuesta dieron otros dirigentes opositores, que marchaban sin bandera, ni identificaciones partidarias.

Los únicos que rompieron la consigna fueron un grupo de extranjeros que llevaban banderas que decían: “No necesitas una Iglesia, sino a la sangre de Jesús Vivo. Lee el Nuevo Testamento”. Página/12 presenció cómo los manifestantes les reclamaron a los gritos que bajaran las banderas a dos jóvenes rubios (un chico y una chica). Cuando no hicieron caso, dos manifestantes forcejearon para sacárselas. Una bandera terminó rota.

–¡Se van a ir al infierno! –les gritó el joven, con un acento francés.

–¡Volvete a tu país! –le contestó una de las manifestantes. La escena no pasó a mayores.

Mientras la multitud empezaba a cantar el Himno, la senadora Gabriela Michetti subía una foto en la que se la ve bajo un paraguas y con una camisa con un motivo de pajaritos. El vicepresidente primero de la Legislatura, Cristian Ritondo, encabezó el bloque del PRO, que salió de la Legislatura con paraguas gigantes blancos y celestes que decían: “Nisman 18F”.

Elisa Carrió, en cambio, tenía un vestido negro y rojo. La 9 de Julio fue el non plus ultra de Carrió, quien dijo que no llegaría a Plaza de Mayo. “Nosotros acompañamos la Marcha del Silencio hasta el Obelisco, Plaza de la República. Bajo ningún concepto vamos a Plaza de Mayo”, escribió hace unos días. Con una gabardina beige, su ex socio Pino Solanas marchó separado de ella, pero también de Hermes Binner, Victoria Donda y Margarita Stolbizer, que caminaron juntos bajo la lluvia. Toda una metáfora del Frente Amplio Unen.

Patricia Bullrich, con un piloto blanco, avanzó lentamente bajo la lluvia torrencial, al igual que Luis Barrionuevo y su esposa, Graciela Camaño. Más astuto, el rabino Sergio Bergman se tomó el subte a Plaza de Mayo y esperó la manifestación en la zona del Obelisco. Por la noche, Bergman convocaba a una nueva marcha el 18 de marzo.

“Es siempre ellos o nosotros, amigos o enemigos”, se quejó De Narváez, el autor de la consigna “Ella o vos”. Mientras tanto, desfilaban los manifestantes que habían optado por ponerse una mordaza en la boca. Otros, en cambio, gritaban: “¡Nisman!”. Y la multitud respondía: “¡Presente!”.

No muy lejos de ese grupo caminaba el dirigente de los peones rurales Gerónimo “Momo” Venegas, quien afirmó que a Nisman “lo mataron en democracia”. Igual hipótesis sostuvo el dirigente de Libres del Sur Jorge “Huevo” Ceballos, quien comparó la marcha con las que se hicieron por José Luis Cabezas. “Podés tener diferentes opiniones sobre Nisman, pero no deja de ser un crimen contra la democracia”, afirmó. El gobernador cordobés, José Manuel de la Sota, anunció que se bajaba de la marcha, porque debía atender las consecuencias del temporal en Córdoba. De todas formas, aclaró por Twitter que estaría “espiritualmente” y sumó su consigna: “Verdad, justicia y castigo”.

Compartir: 

Twitter

Mauricio Macri y Juliana Awada, Elisa Carrió, Patricia Bullrich, Hermes Binner y Victoria Donda.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.