ECONOMíA › NUEVA DEPENDENCIA QUE ANALIZA COSTOS Y RENTABILIDADES EMPRESARIAS

Un observatorio para mirar precios

El organismo fue creado a partir de las nuevas leyes de defensa del consumidor. Ariel Langer, número dos de la Secretaría de Comercio, fue designado coordinador. Las primeras medidas para evitar abusos serían en el sector del cuero.

 Por Javier Lewkowicz

El subsecretario de Comercio Interior, Ariel Langer, fue designado coordinador del Observatorio de Precios y Disponibilidad de Insumos, Bienes y Servicios. Ese organismo, creado por el paquete de leyes de defensa del consumidor, analiza las cadenas de valor junto a los actores de cada sector. El objetivo es formular propuestas para que el secretario, Augusto Costa, las aplique con mayor caudal político y consenso. Las primeras mesas sectoriales conformadas fueron peras y manzanas, vitivinicultura y la industria olivícola. Ahora se sumó la mesa del sector del cuero y marroquinería, para el cual se esperan medidas próximamente. A mediados de mes se sumarán más sectores, uno de los cuales sería autos.

Cada mesa sectorial del observatorio de precios está compuesta por funcionarios de las dependencias oficiales involucradas junto a empresarios de cada eslabón de la cadena en cuestión. Costa dijo en reiteradas oportunidades: “Tenemos la visión de la cadena de valor, por eso ponemos énfasis en saber quién se queda con una parte mayor de la que le corresponde”. En el caso de las economías regionales que debutaron en el observatorio, el actor más perjudicado es el productor, que está atomizado y sin poder de negociación frente a la industria procesadora.

En peras y manzanas, el principal problema detectado por Comercio es que hay “muy poca transparencia comercial”. Los productores entregan su producto a las comercializadoras, que recién tiempo después les informan el precio al que se concretó la operación. En el medio (y en teoría) realizan estudios sobre la calidad de la fruta, cuánto se puede exportar, cuánto destinar al mercado interno y cuánto va para jugo. “Hay un sector que tiene una capacidad importante para apropiarse de la renta de los productores, es una disparidad muy grande que se replica en el destino de los recursos que el Estado otorga al sector”, explican fuentes oficiales.

En el sector vitivinícola el problema es más coyuntural: hay un sobrestock porque la cosecha del año pasado fue muy buena y el consumo no tan importante como el que se esperaba. De cara a la cosecha que está por empezar, el valor de la producción es bajo por el exceso de oferta. En tercer lugar, lo que sucedió en el sector olivícola es que el año pasado prácticamente no hubo producción, por problemas climáticos y caída de exportaciones. El sector pretende mejorar las ventas al mercado interno.

Los primeros informes técnicos de los tres sectores mencionados ya están en el despacho del secretario Costa, aunque las primeras medidas irían dirigidas al sector del cuero, el cuarto rubro que se incorporó al observatorio. Los eslabones de ese sector mantienen hace tiempo una dura disputa por los precios y la disponibilidad de insumos en el mercado. En una punta están los frigoríficos que venden el cuero a unas diez curtiembres con mucho poder de mercado. Esas empresas venden a otras curtiembres más chicas, que procesan el cuero y lo venden a marroquinerías pymes. La manufactura se queja de que en el mercado no hay cuero a un precio razonable. Además, denuncian que el precio internacional del cuero crudo bajó fuertemente y, sin embargo, las curtiembres no trasladaron ese cambio al mercado local.

Otro sector que muestra inconvenientes es el lechero. Recientemente el Ministerio de Economía anunció un subsidio de 30 centavos por litro de leche a pequeños y medianos tamberos durante marzo, abril y mayo para alrededor de nueve mil tamberos, el 80 por ciento del total. La medida no fue tomada en el marco del observatorio, pero sirve como ejemplo de las recomendaciones que comenzará a realizar el organismo.

A fines de marzo se sumarán nuevos sectores al observatorio. Uno de ellos sería el de autos. “Hay productores de insumos muy concentrados, como en la chapa y aluminio, y terminales que también tienen mucho poder de mercado. Y por otro lado, autopartistas y concesionarios atomizados que venden y compran, respectivamente, a las terminales”, describieron en Comercio.

Compartir: 

Twitter
 

El sector vitivinícola es uno de los que está siendo analizado por el observatorio.
Imagen: Lucia Grossman
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.