ECONOMIA › LA FED CAMBIO DE TENDENCIA SU POLITICA MONETARIA

Estados Unidos subió la tasa

La Reserva Federal elevó ayer un cuarto de punto la tasa de interés rectora para el sistema financiero para ubicarla entre 0,25 y 0,50 por ciento anual, iniciando un proceso de endurecimiento de la política monetaria tras diez años de dinero barato. “El comité juzga que ha habido una mejora considerable del mercado del trabajo este año y está razonablemente confiado de que la inflación subirá en el mediano plazo a su objetivo de 2 por ciento”, señaló la Fed en el comunicado en el que informa la suba de tasas por decisión unánime de los directores.

La economía estadounidense trabajaba desde 2008 en un nivel de tasas de entre 0 y 0,25. El impacto de esta medida, aunque en un principio será gradual por el escaso margen de movimiento de la tasa, repercutirá negativamente en los préstamos privados y soberanos. También se prevé un flujo de fondos hacia los Estados Unidos que complicaría a las economías emergentes. Tampoco es una buena noticia para el gobierno de Macri, que pretende hacerse de fondos frescos con endeudamiento en el exterior.

Previo a la crisis de las hipotecas de alto riesgo (“subprime”), la Reserva Federal inició su proceso de baja de su tasa de interés. El Comité de Política Monetaria dispone una tasa objetivo y luego, a través de operaciones de mercado abierto modificando la liquidez interbancaria, lleva los rendimientos efectivos a valores cercanos a los definidos en su política. Esto implicó que, junto con los movimientos en la tasa, inyectara enormes volúmenes de dólares y mantuviera el dinero barato. En 2008 la tasa de la Fed llegó a su mínimo posible, de 0 y 0,25 por ciento, ya que debe cumplir con el criterio de no negatividad; es decir la tasa de interés no puede ser inferior a cero.

En los últimos dos años hubo distintos atisbos para encarecer la tasa pero los indicadores internos de inflación y producción no acompañaron para que se lleve a cabo ese movimiento. A eso se sumaron factores externos, como el freno económico de China y la caída de la actividad global con baja en el precio de las materias primas. De todos modos, los inversores ya descontaban que la suba se iniciaría a fines de este año y el impacto en los mercados fue reducido.

“La información recibida desde que el Comité Federal de Mercado Abierto se reunió en octubre sugiere que la actividad económica se ha ido expandiendo a un ritmo moderado. El gasto de los hogares y la inversión fija de las empresas han ido aumentando a un ritmo sólido en los últimos meses, y el sector de la vivienda ha mejorado aún más”, señaló el comunicado de la Fed, que aclara que aún la recuperación de sus exportaciones sigue siendo lenta. La Fed recuerda que se conocieron indicadores positivos desde principio de año del mercado laboral, con aumentos de puestos de trabajo y disminución del desempleo.

La principal preocupación de la Fed, tal como quedó en evidencia en los anteriores comunicados de sendas reuniones de Comité es la inflación. “La inflación continuó por debajo del 2 por ciento a largo plazo, objetivo del Comité, lo que refleja en parte la disminución de precios de la energía y de los precios de las importaciones no energéticas”, dijo la Fed. “La inflación se espera que aumente a 2 por ciento en el mediano plazo ya que los efectos transitorios de la disminución de precios de la energía y de importación se disipan y el mercado laboral se fortalece aún más”, agrega el banco central estadounidense.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.