EL PAIS › LOS REFERENTES DE JUSTICIA LEGITIMA ANTE EL DECRETO DE MACRI Y LAS PRESIONES SOBRE GILS CARBO

“La única protección es estar juntos”

La presidenta de la agrupación Justicia Legítima, María Laura Garrigós de Rébori, advirtió que “si se animan a nombrar jueces por decreto e intentar remover a una procuradora, los que estamos abajo también estamos en riesgo”.

 Por Ailín Bullentini

“Tendremos que estar juntos”, postuló como meta y deseo para “esta nueva etapa que se viene” la presidenta de Justicia Legítima, María Laura Garrigós de Rébori, durante el brindis de fin de año de la asociación. “Si se animan a nombrar jueces por decreto e intentar remover a una procuradora por decreto, los que estamos abajo también estamos en riesgo”, advirtió la presidenta de la Cámara de Casación Penal. En los sectores de la Justicia que respaldan a la titular del Ministerio Público Fiscal, temen que el gobierno de Mauricio Macri concrete el movimiento por el que viene presionando desde antes de asumir el mandato y desplace a Alejandra Gils Carbó con una decisión del Ejecutivo similar a la que utilizó para designar a dos nuevos ministros de la Corte Suprema.

La coyuntura política atravesó de punta a punta el encuentro de fin de año de la asociación judicial progresista. El estado de alerta que se declaró con el pedido del macrismo para que la procuradora “dé un paso al costado” se potenció con el nombramiento por decreto y sin acuerdo del Senado de Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti en la Corte Suprema: “Superó toda expectativa de espanto”, comentaban ayer los participantes en el modesto ágape que se desarrolló en la Sociedad Argentina de Escritores.

“Siento que envejecí cinco años en estos últimos días”, rompió el hielo Garrigós de Rébori, al micrófono.

“Cuando empezamos, muchos decían que estábamos ligados al kirchnerismo, pero acá estamos, seguimos existiendo y vamos a sobrevivir aunque no estemos de acuerdo con el Gobierno de este momento”, aseveró entre fiscales y abogados ligados a la agrupación que nació a principios de 2013 con la intención de “pelear por la independencia judicial y la democratización de la Justicia”, como recordó ayer el titular de la Procuraduría especializada en delitos de lesa humanidad, Jorge Auat. “No sé si todos los que se sumaron en aquel entonces van a seguir acompañándonos, pero nosotros aquí estaremos, seguros de lo que estamos haciendo”, remarcó la jueza de alzada.

Cristina Caamaño, a cargo de las escuchas dentro de la Procuración General; el titular de la Procuraduría especializada en lavado, Carlos Gonella; el ex juez federal de Bahía Blanca Alejo Ramos Padilla; los juristas Julio Maier y Julio Schmukler y, a último momento, el juez de casación Alejandro Slokar, fueron de la partida. El presidente del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Héctor Recalde, resaltó entre los referentes del arco político.

Por el momento, Justicia Legítima en tanto entidad no se expresó públicamente respecto de la designación “en comisión” de los dos nuevos jueces de la Corte, aunque sí lo hicieron, con fuertes críticas, varios de sus integrantes. Durante su intervención, la titular de la asociación hizo referencia a los dichos que durante una ceremonia en la Procuración General había compartido el ex juez de la Corte Raúl Zaffaroni –quien no pudo hacerse presente en la velada–: “Zaffaroni recomendó que tuviéramos cuidado, porque si se animaban a nombrar jueces por decreto e intentar remover a una procuradora por decreto, los que estamos abajo estamos en riesgo. Y puede ser”, planteó.

El decreto destinado a “completar” la Corte Suprema marcó, en el ambiente judicial progresista, antecedentes y fortaleció la hipótesis de que la gestión macrista “se puede llegar a animar” a desplazar a Gils Carbó por “una vía similar”, se comentaba ayer. El aval del arco político que integra la coalición oficialista Cambiemos fue entendida por los integrantes de Justicia Legítima como un “consenso” en el que el Ejecutivo se amparó para decretar sobre el máximo tribunal. “Más allá de que sea un disparate, también pueden pensar que tienen el mismo consenso para desguazar la Procuración”, aseveró una fuente.

“Es más necesario que nunca que actuemos como institución y no como individuos. La única forma de protección es estar juntos”, propuso Garrigós de Rébori. En ese sentido, Auat descontó la continuidad de Justicia Legítima: “Nacimos como un grito al conjunto de la sociedad que sigue vigente. Hay que empezar a discutir las cosas centrales para empezar a cambiar la historia”.

Compartir: 

Twitter
 

La agrupación judicial progresista se declaró en estado de alerta frente a los avances del Gobierno.
Imagen: Pablo Piovano
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.