ECONOMíA › ACUSA A EUROPA POR FRACASO EN OMC

Brasil ve venir la crisis

El canciller brasileño Celso Amorim acusó ayer a la Unión Europea (UE) de querer provocar “una crisis” en las negociaciones sobre la liberalización del comercio mundial, para no tener que hacer concesiones en agricultura. En conferencia de prensa, el jefe del Palacio Itamaraty señaló que la UE no había respondido a las “señales” brasileñas para alcanzar un acuerdo antes de la reunión de la Organización Mundial de Comercio en Hong Kong, el mes próximo. “Es posible que estas rigideces tengan un objetivo: provocar una especie de crisis”, disparó.
La UE pide que los países en vías de desarrollo abran sus mercados a los productos industriales y servicios provenientes de las naciones económicamente más poderosas. Los países en desarrollo piden como contrapartida la eliminación –o reducción sustantiva– de las subvenciones agrícolas que otorgan la UE y Estados Unidos a sus productores.
“Brasil no ha hecho propuesta, pero envió señales en el ámbito de lo posible. Hemos especulado con algunas cifras. Los norteamericanos estaban interesados, pero la UE se hizo la sorda. Ni siquiera dijeron que querían más, simplemente no reaccionaron”, explicó ayer Amorim tras las reuniones preparatorias mantenidas en Ginebra. “O bien quieren que se les dé la luna, lo que como todos saben es difícil, o bien no quieren nada en absoluto”, ironizó.
El canciller brasileño consideró que aún es posible llegar a un acuerdo sobre liberalización de comercio antes de la conferencia ministerial de Hong Kong del 13 al 18 de diciembre, a condición de que la UE reduzca más sus derechos de aduana sobre los productos agrícolas. “Si la UE no mejora su oferta, no serán entonces dos meses, tres meses, un año o dos años los que cambien algo: simplemente no podremos llegar a ninguna parte”, afirmó.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.