ECONOMíA › EL COSTO DE VIDA EN ABRIL SUBIO UNO POR CIENTO

Esta vez no pegó en la canasta

Con una caída en el precio de los alimentos del 0,7 por ciento, la responsabilidad de la suba del índice recayó sobre la indumentaria, esparcimiento y algunos consumos estacionales.

 Por Fernando Krakowiak

La inflación de abril fue de uno por ciento. Lo positivo es que el índice acumuló 3,9 por ciento en el primer cuatrimestre, quedando por debajo del 4,5 alcanzado en el mismo período del año anterior. Si la tendencia se mantiene el costo de vida anualizado sería 1,8 por ciento menos que el de 2005. La canasta básica de alimentos cayó 0,7 por ciento debido a la disminución en el precio de la carne (-0,6) y de las frutas (-3,5), lo que evidenció el impacto de los acuerdos de precios impulsados por el Gobierno. Lo negativo es que la inflación duplicó el dato de abril del año pasado, encendiendo una luz amarilla luego de tres meses consecutivos de caída interanual. La ropa, los bienes y servicios vinculados con el esparcimiento y las verduras encabezaron las subas.

En el Ministerio de Economía se manifestaron conformes con el índice, fundamentalmente por la baja de todos los cortes populares de carne vacuna incluidos en el acuerdo de precios firmado el pasado 6 de abril y en la resolución posterior dictada por la Secretaría de Coordinación Técnica que comanda Guillermo Moreno. El asado cayó 3,1 por ciento (8,46 el kilo), la nalga para milanesa 2,6 (10,69), la carne picada 1,9 (7,86), la paleta 1,0 (8,53), el bife angosto 0,8 (9,03) y el cuadril 0,8 (10,87). Cerca de la ministra Felisa Miceli destacaron además que los precios mayoristas al interior de la cadena cayeron aún más que los minoristas, lo que estaría sugiriendo que en mayo la carne seguirá bajando. De ese modo se acercaría más a la baja del 15 por ciento que prometió Moreno cuando amplió los precios de referencia. Entre las principales bajas también se destacaron frutas como la mandarina (-42,3) y la manzana (-5,7) y algunos lácteos como el yogur (-3,5), el dulce de leche (-0,6) y el queso reggianito (-0,4).

Los acuerdos de precios no funcionaron, en cambio, en el caso del pescado, que tuvo un incremento de 4,1 por ciento (el filet de merluza subió 5,4) influenciado por la demanda de Semana Santa, y en las verduras que subieron 2 por ciento, pese a los anuncios de precios promocionales que ofrecía el Mercado Central. El tomate redondo subió 12,3 por ciento, la berenjena 29,3 y el ají 6,3 por ciento. Otros acuerdos que no se notaron en la medida de lo esperado fueron los firmados para congelar la cuota de los colegios y el precio de los útiles: servicios escolares subió 0,6 y textos y útiles escolares 0,9 por ciento, pese a que ya habían aumentado fuerte el mes pasado.

También se destacó la fuerte suba en indumentaria y esparcimiento, que explicaron el 45 por ciento del incremento del costo de vida. La indumentaria aumentó en promedio 5,5 por ciento. Pero si sólo se toma en cuenta la ropa de uso externo la suba llegó a 7,6. En Economía destacan que el aumento es estacional, pero en el mismo mes del año pasado la indumentaria apenas había subido 1 por ciento y la ropa exterior, 4,9. El acuerdo de precios firmado el viernes de la semana pasada entre Economía y los principales empresarios del sector busca evitar que la suba “estacional” que se viene dando desde marzo continúe en mayo.

El rubro Esparcimiento subió 1,5 por ciento, mientras que en el mismo mes del año pasado había caído 1,2 por ciento. En Economía también le quitaron relevancia al dato al señalar que esa suba se explica por los viajes turísticos (1,0) que se produjeron durante Semana Santa, la cual el año pasado había sido en abril y ahora fue en mayo. Sin embargo, dentro de Esparcimiento también se destacó la suba de diarios, revistas y libros (2,5) y del servicio de televisión por cable (2,5).

También se produjeron aumentos en servicios privados donde impacta la demanda de la clase media alta como alimentos y bebidas consumidos fuera del hogar (1,8 por ciento) y adquisición de vehículos (1,2 por ciento). Otra suba fuerte se produjo en los alquileres (0,9), aunque terminó siendo 1,1 por ciento menor que en el mismo mes del año pasado.

Compartir: 

Twitter
 

El precio de la indumentaria aumentó 5,5 por ciento, pero fue más fuerte en ropa de uso externo.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.