ECONOMíA › OBSERVACION DEL BCRA A LOS ACUERDOS DE PRECIOS

Redrado prefiere no inhibir

En el Programa Monetario 2007, el titular del BCRA aconsejó no reprimir el ajuste de precios para no afectar el crecimiento.

 Por Claudio Zlotnik

Martín Redrado formuló ayer un pronóstico económico mucho más optimista que el efectuado por el propio Ministerio de Economía. En una presentación en el Senado, el banquero central predijo que el PIB crecerá “por encima” de 7,4 por ciento en 2007, postergando el 4 por ciento de expansión prevista por Felisa Miceli en el Presupuesto. La diferenciación de Redrado fue todavía más explícita en un tema sensible: en su exposición hizo una crítica indirecta a la intervención estatal en la formación de precios. “Inhibir movimientos de precios de algunos bienes, lejos de ser saludables, puede atentar contra la evolución de la economía”, manifestó.

Redrado visitó ayer la Cámara alta, en la Comisión de Presupuesto y Hacienda, para presentar el Programa Monetario 2007, en el cual se detallan las previsiones económicas y financieras del instituto emisor para el año que viene. En el marco de una visión optimista sobre el crecimiento, la inflación, el contexto internacional, el panorama crediticio y el nivel de las reservas, Redrado observó la política de precios que viene aplicando el Gobierno.

Según el funcionario, “el proceso de ajuste de precios relativos posdevaluación aún no se agotó”, por lo que habría que esperar nuevos reacomodamientos inflacionarios. Para Redrado, ir en contra de esa corriente podría ser perjudicial. “Puede atentar contra la evolución de la economía hacia su equilibrio estable de largo plazo”, dijo. La crítica de Redrado se produjo a pocas horas de que la ministra de Economía hiciera una defensa de los acuerdos de precios con el sector privado. En las últimas horas, y en vista de las fiestas, el Gobierno revalidó esa estrategia como forma de contener una eventual disparada de precios. El BC estimó que la inflación de 2007 se ubicará dentro de una banda del 7 al 11 por ciento, en línea con el pronóstico incorporado en el Presupuesto.

También hubo divergencia en relación con el crecimiento económico esperado. Cautelosa, Miceli previó una expansión de apenas el 4 por ciento para 2007. La cuestión fue objetada por la oposición en el Congreso ya que tendría como objetivo la disponibilidad, por parte del Ejecutivo, de un excedente adicional de la recaudación. En su pronóstico, el Banco Central aparece más cercano al consenso de los economistas y consultoras de la city. Para su estimación del 7,4 por ciento, el BC toma en cuenta un arrastre para el año que viene de tres puntos.

Otros temas de importancia abordados por Redrado fueron los siguientes.

- Reservas I. Continuará la acumulación. En ausencia de un prestamista de última instancia, las reservas son “un verdadero seguro anticrisis que actúa como garantía para el programa macroeconómico”.

- Reservas II. Las inversiones de las reservas dejarán al BC una ganancia de 1200 millones de dólares, equivalente a un rendimiento del 5,6 por ciento anual.

- Sistema financiero. Los créditos al sector privado se expanden a más de un 40 por ciento anual en forma generalizada. “Hoy la morosidad se sitúa en mínimos históricos”, apuntó.

- Contexto internacional. “Sería un error pensar que la coyuntura favorable para los países emergentes puede durar para siempre.” La principal medida prudencial anticíclica es la acumulación de reservas.

- Exportaciones. En 2007 alcanzarán a 50.000 millones de dólares, con un superávit comercial de 10.000 millones.

- Superávit fiscal. Será de 3,1 puntos del PIB. “Contribuirá a la estabilización de las expectativas inflacionarias”, indicó Redrado.

Compartir: 

Twitter
 

Martín Redrado, presidente del Banco Central, en el Senado.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.