ECONOMíA › INVERSION DE AYSA EN REDES DE AGUA POTABLE Y CLOACAS

Elogio de la posprivatización

A 16 meses de haber recuperado la empresa, la administración estatal encara un plan quinquenal para dar agua potable al 100 por ciento y cloacas al 80 por ciento de la ciudad y alrededores.

La empresa Agua y Saneamientos Argentina (AySA) anunció la inversión de casi 5700 millones de pesos hasta 2011 para expandir el servicio de agua y cloacas a 11 millones de personas en la ciudad de Buenos Aires y en el Conurbano bonaerense. El anuncio fue realizado por funcionarios de la empresa en el seminario Agua Foro 2007, en el que además comentaron los proyectos y necesidades en el nuevo rol que cumple el Estado en la prestación y regulación del servicio.

Alberto Bresciano, encargado de la Agencia de Planificación de Aysa, explicó el plan quinquenal que tiene proyectado la empresa, que comprende expandir la red de agua a 11 millones personas y la de cloacas a nueve millones de habitantes. El plan de obras contempla tareas de expansión y de mantenimiento del servicio en la ciudad de Buenos Aires, Vicente López, La Matanza, Tigre, San Fernando, Ezeiza y Berazategui, entre otras, señaló Bresciano.

“En La Matanza se está haciendo un programa de ampliación de redes, obras y perforaciones”, comentó. “En Tigre y San Fernando se instalarán cañerías para abastecer el norte de la ciudad de Buenos Aires, una obra que implica una inversión de 1500 millones de pesos y se va a construir en tres años, mientras que ya se están ejecutando otros 1000 millones de pesos en obras” en distintos puntos del área metropolitana. Serán, en total, 2500 millones de pesos en inversiones en redes de agua en cinco años.

Respecto de las cloacas, informó que AySA va a construir un colector en la margen izquierda del Riachuelo para interceptar los desagües que van hacia el sur a Berazategui. Adelantó que para ello se construirá una nueva planta en Dock Sud, una obra que va a costar un poco más de 2200 millones de pesos. Como complemento se construirán colectores, que permitirán ampliar redes en lugares como La Matanza y Ezeiza, y una nueva planta de efluentes cloacales en Berazategui, con una inversión de 1000 millones de pesos. “Estas obras se realizarán con fondos del Estado nacional y con préstamos del BID y del Banco Mundial. Es un objetivo ambicioso pero estas inversiones estaban atrasadas en el tiempo”, sostuvo Bresciano.

El titular de la empresa, Carlos Ben, había anticipado en el mismo foro que el objetivo del plan quinquenal era alcanzar un nivel de cobertura, dentro de su área de servicios, del 100 por ciento de usuarios con acceso al agua potable y un 80 por ciento con cloaca. “No hay que discutir si la empresa es pública o privada, sino si le damos o no el servicio a la gente. Si se alcanza a través de todos los instrumentos, es porque se va por la buena senda”, afirmó en la oportunidad el titular de AYSA.

En el mismo sentido, el presidente de Aguas Bonaerenses, Gabriel Aparicio, sostuvo que “el rol del Estado es fundamental para lograr la universalidad del servicio”. Repasando la experiencia propia, refirió que el gobierno de su provincia “no se ha equivocado en el camino que comenzó a trazar en 2002”, cuando dio de baja de concesión a la empresa Azurix y tomó el manejo del servicio de aguas y saneamiento del interior provincial.

Compartir: 

Twitter
 

Planta potabilizadora. Un emblema de Obras Sanitarias, luego de Aguas Argentinas, hoy de Aysa.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.