ECONOMíA › LOS MERCADOS FINANCIEROS PASARON DEL DERRAPE A UNA FUERTE ALZA

Un día de suba en la montaña rusa

La Bolsa y los bonos tuvieron aumentos, mientras el dólar cayó a 3,19. El clima cambió por señales desde Estados Unidos.

El titular de la Reserva Federal (banca central estadounidense), Ben Bernanke, aseguró ayer que ese organismo está “listo” para actuar e impedir que la crisis en el mercado hipotecario castigue a la economía de ese país. La declaración, a través de una carta a un senador demócrata, resultó una especie de rescate para los financistas. Ayer hubo fuertes alzas bursátiles. El índice de acciones líderes MerVal subió 3 por ciento y se recuperaron los papeles de la deuda hasta un 1,7 por ciento. En este contexto, el dólar cayó un centavo, a 3,19 pesos en las casas de cambio sin que el Banco Central tuviera que intervenir.

La recuperación empezó en los principales mercados. En Wall Street, el Dow Jones avanzó 1,9 por ciento, y el Nasdaq, 2,5. Brasil mejoró 2,1 por ciento y los recintos europeos, entre 0,5 y 0,8 por ciento.

La calma financiera no impidió un leve encarecimiento del costo del dinero en la plaza local. La tasa interbancaria subió al 10,5 por ciento, y la autoridad monetaria concretó la mayor inyección de liquidez desde que empezó la crisis bursátil internacional. Otorgó a los bancos un total de 80 millones de pesos en pases. La mitad fue a un plazo de 90 días. Para agilizar este mecanismo, a partir de hoy el BC aceptará que las entidades financieras le den como garantía no sólo Letras y Notas emitidas por el propio organismo sino cualquier título público que tengan en cartera.

Con el tipo de cambio controlado, la máxima preocupación del Central pasa por mantener tranquila la tasa de interés y por eso busca evitar un recalentamiento del mercado monetario. No obstante, algunas empresas de primera línea e incluso exportadoras internacionales se quejan de que los bancos les están prestando dinero al 15 o 16 por ciento anual, por líneas de corto plazo, a pesar de que el BC se muestra muy activo en el mercado para que no se dispare el costo del dinero. Hasta hace un mes, las compañías hacían frente a una banda del 9,5 al 10,5 por ciento.

En Estados Unidos, la FED volvió a inyectar fondos, esta vez por 5250 millones de dólares. En su misiva al senador Charles Schumer, Bernanke consideró que miles de estadounidenses podrían perder sus viviendas por culpa de la suba de las tasas, un proceso que se agravó con la desvalorización de las propiedades. En ese marco, el banquero central le pidió al Congreso estadounidense una ley especial para rescatar a los deudores morosos.

El Premio Nobel Joseph Stiglitz ensayó un diagnóstico similar al de Bernanke. Opinó que la crisis hipotecaria tiene grandes chances de empeorar. “Tras el incremento de las tasas de interés de los últimos años, las pautas crediticias se han hecho más estrictas y habrá más personas con deudas superiores a sus posibilidades para pagar”, dijo el economista en una entrevista concedida en Kuala Lumpur.

La crisis inmobiliaria y su impacto en los mercados financieros será analizada a partir de hoy en Estados Unidos, durante el simposio anual que organiza la Reserva Federal. Hay gran expectativa por el discurso de Bernanke. Martín Redrado participará de ese encuentro, en el cual presentará el cuadro de situación de América latina frente a las recientes turbulencias.

Compartir: 

Twitter
 

Cuando la Reserva Federal dijo estar lista para actuar, las acciones pegaron un salto.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.