ECONOMíA › LA TENSIóN INTERNACIONAL IMPACTó EN EL PRECIO DE ACCIONES Y BONOS

Las réplicas del temblor llegaron a Buenos Aires

 Por C. C.

La euforia inicial por el anuncio de una reapertura del canje de deuda se diluyó ayer en la incertidumbre del salvataje que estudia el Congreso estadounidense. La discusión legislativa en torno del programa de la administración Bush para capear la crisis financiera impactó de lleno en todas las bolsas del mundo, y el mercado local no fue la excepción. Tras un comienzo dubitativo, el índice porteño de acciones se acopló a la baja de Wall Street y terminó 2 por ciento abajo. Los títulos públicos también cayeron, aunque su explicación fue una toma de ganancias para aprovechar la fuerte escalada de las dos jornadas previas. El dólar replicó la tendencia mayorista del lunes y ayer cedió un centavo al público, para quedar a 3,12 pesos. La menor demanda de divisas como refugio le permitió al Central recomponer reservas. El stock quedó en 47.132 millones de dólares.

La caída generalizada de las bolsas internacionales tuvo su capítulo en la Argentina, que interrumpió un alza de dos dígitos en dos ruedas. La pausa también se vinculó con una previsible toma de ganancias después del salto previo de los papeles. El MerVal cerró en 1656,6 puntos, con un volumen negociado de 53 millones de pesos. “Los papeles del sector bancario mostraron firmeza ante la reapertura del canje de deuda, mientras que Tenaris y Petrobras Brasil, en cambio, se destacaron por sus importantes bajas”, resume un informe de Capital Markets. Entre los papeles bancarios, Grupo Financiero Galicia y Socotherm sobresalieron con una suba de 2 y 1,2 por ciento, respectivamente.

En renta fija, se registraron operaciones por 1067 millones de pesos en la bolsa, con resultados mixtos entre los instrumentos. Entre los títulos que tuvieron los mejores rendimientos se destacaron el Boden 2015 y el Boden 2008, subiendo 1,5 y 0,7 por ciento, respectivamente, mientras que los más perjudicados fueron el PRE5 y el cupón de PBI en dólares bajo ley estadounidense, que cayeron 7,2 y 6,7 por ciento.

Los analistas sostienen que las dificultades que está teniendo el gobierno estadounidense para conseguir la aprobación del plan de salvataje está jugando una mala pasada a los mercados globales.

Ayer, la Compañía Financiera Argentina informó haber recibido dos préstamos por 175 millones de dólares otorgados por su controlante, el grupo asegurador estadounidense American International Group (AIG), salvado días atrás por la Reserva Federal. La filial local había anticipado anteayer que estudiaba “medidas preventivas”, a los efectos de “morigerar cualquier eventual impacto” que pudiera surgir a causa de la situación que atraviesa la matriz AIG Consumer Finance Group.

La plaza cambiaria operó ayer con calma y la demanda privada de dólares cedió ante la fragilidad de la divisa a nivel mundial. Desde la apertura, el billete verde se operó a 3,10 pesos, abastecido por la exportación y algunos bancos privados que desarman posiciones por cuenta propia y de terceros. Como la demanda fue menor a la de los últimos días, el Banco Central salió a comprar la divisa sobrante para sumar reservas, aunque no mucho: incrementó el stock en 50 millones de dólares. Sobre el cierre, en la franja mayorista se mantuvo a 3,10 pesos, después de alcanzar un máximo de 3,1025. Al público, las agencias de cambio ofrecían la moneda estadounidense a 3,12 pesos.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Las réplicas del temblor llegaron a Buenos Aires
    Por C. C.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.