EL MUNDO › LOS CíVICOS DEBIERON SUSPENDER SU TRADICIONAL DESFILE POR PRECAUCIóN

Dejan en suspenso el cerco de Santa Cruz

Si los autonomistas firman el acuerdo que viabilizaría el referéndum por la nueva Constitución, los miles de campesinos prometen no tomar más medidas. Oficialismo y oposición habrían retocado 46 artículos de la Carta Magna.

 Por Sebastián Ochoa

Desde Santa Cruz

Hoy este departamento cumple 198 años. Pero en la plaza central, bautizada con esta fecha, no habrá el tradicional desfile cívico, pues los 20 mil campesinos que cercan la ciudad y amenazan con ejercer su derecho a pasear por ella quitaron el humor a los generalmente alegres cruceños. El prefecto, Rubén Costas, dijo que “cualquier marcha o comparsa que ingrese a la ciudad será recibida con los brazos abiertos, como siempre”. Pero desconfían los campesinos, que tienen frescas en la memoria las imágenes de la violencia ofrendada a gente del occidente por vivir en el oriente. A pedido del gobierno, los bloqueadores decidieron abrir las rutas mientras evalúan si continúan la marcha o no. Mañana, con el presidente Evo Morales de vuelta en el país, se reanudará la charla entre el gobierno y los prefectos de la Media Luna. Si los opositores firman el acuerdo que viabilizaría el referéndum por la nueva Constitución, los miles de campesinos prometieron volver a casa.

Antes de partir a Nueva York, Morales dejó firmada la “Declaración del Diálogo Nacional”, cuyo contenido discutirá mañana en Cochabamba con los prefectos que quedan de la Media Luna: Mario Cossío, de Tarija; Ernesto Suárez, de Beni, y Rubén Costas, de Santa Cruz. El presidente quería irse con el trato firmado, pero deberá esperar quizás “un mes” –según Cossío– para modificar todas las partes que les desagradan de la nueva Constitución. Según el tarijeño, en ese texto “la nación boliviana está negada. 183 años de historia no pueden ser borrados en la nueva Constitución”. Se refería al artículo 1º, que dice: “Bolivia se constituye en un Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario”. La parte “Unitario Social de Derecho” se había tenido que incluir por exigencia de los constituyentes de derecha. Este texto “se contrapone a principios básicos de la democracia liberal y la cultura occidental”, opinó el diputado Walter Arrázola, cruceño y de Poder Democrático Social (Podemos).

En el hotel Portales, oficialismo y oposición habrían retocado 46 artículos de la nueva Constitución (son 411 en total), 40 del capítulo Autonomías. En la versión de Oruro, hay cuatro clases de autonomías, subordinadas al gobierno central: Departamental, Regional, Municipal e Indígena. En Cochabamba, quitaron atribuciones a la Indígena y agregaron a la Departamental. Aunque el presidente quiso apurar la firma, los opositores pidieron “que se cumplan los plazos”, consensuados en La Paz. Morales desea que el 1º de octubre se anuncie la fecha definitiva del referéndum constitucional.

El presidente mencionó el cerco a Santa Cruz, como si los citadinos pudieran olvidarlo: “Si los prefectos firman esto junto al gobierno, volverían la paz y la tranquilidad a Santa Cruz. Quiero pedir al prefecto (Costas) que firme para que el aniversario de Santa Cruz pasemos en plena tranquilidad. Estoy convencido de que mis compañeros y compañeras movilizados van a entender este proyecto, porque garantiza autonomías y la nueva Constitución”, dijo antes de ir a hablar a la ONU.

Los siete puntos de bloqueo ayer se distendieron. Miles de marchistas de varias rutas se encontrarán hoy en Montero, a 50 kilómetros de esta ciudad, y en un cabildo definirán qué hacer. Morales y por consiguiente los dirigentes de las organizaciones ordenaron desmovilizarse, pero gran parte de las bases plantean desobedecer y marchar hasta la plaza 24 de Septiembre, cuya pisada tienen prohibida indígenas y campesinos.

“No es desmovilización, es un cuarto intermedio. Continuamos en estado de emergencia para defender la democracia y la unidad de Bolivia. Hasta el 15 de octubre se debe concretar un acuerdo que garantice el referendo para aprobar el nuevo texto constitucional”, aclaró el presidente de la Coordinadora Nacional para el Cambio (Conalcam), Fidel Surco.

El lunes, 30 fiscales de Santa Cruz fueron al bloqueo de San Julián, que reúne a 15 mil cercadores de varios departamentos. Querían quitar a los campesinos sus armas –fusiles viejos y dinamita–, pero tuvieron que huir en el intento. “¿Por qué no fueron a desarmar a esos maleantes cuando tomaron las instituciones? Los compañeros están armados porque dicen que no les van a hacer lo mismo que en Pando”, explicó a este diario el secretario ejecutivo de la Federación Sindical Unica de Trabajadores Campesinos de Santa Cruz (Fsutc-SC), Salustio Flores. Allí, entre el 11 y el 14 de septiembre fueron asesinados al menos 20 marchistas, supuestamente por empleados de la Prefectura. Por esta sospecha sigue preso y espera su juicio el gobernador pandino, Leopoldo Fernández.

Compartir: 

Twitter
 

Seguidores del gobierno de Morales marchaban ayer cien kilómetros al norte de Santa Cruz.
Imagen: AFP
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.