SOCIEDAD › DECLARó “EZEQUIEL”, OTRO DE LOS CHICOS ABUSADOS, Y DIO SU OPINIóN SOBRE GRASSI

“Hoy pienso que es una mierda”

El chico, que hoy tiene 19 años, ratificó que fue sometido cuando tenía sólo 9 años y dijo que vio cómo el cura abusaba de otros chicos en la fundación. Relató que desde hace diez años vive una pesadilla, ya que difundieron su nombre y apellido por TV.

 Por Carlos Rodríguez

La ronda de acusaciones directas contra el cura Julio César Grassi se completó ayer con la declaración del chico conocido como “Ezequiel”, que hoy tiene 19 años y que ratificó ante los jueces que fue abusado por el sacerdote cuando apenas tenía 9 años. Además, dijo que presenció hechos en los que fueron víctimas otros chicos que estaban como él en la Fundación Felices los Niños. Cuando le preguntaron su opinión sobre el ex titular de esa institución, “Ezequiel” fue contundente: “Cuando lo conocí a Grassi creía que era una buena persona, pero hoy pienso que es una mierda por todo lo que hizo”. El joven dijo que desde 1998, cuando sufrió el abuso, ha vivido una pesadilla porque su nombre y apellido reales fueron difundidos, por Grassi y sus abogados, en varios programas de televisión. “Ezequiel” fue víctima de una maniobra por la que fue preso en su momento el abogado Miguel Angel Pierri, ex defensor de Grassi. Como el chico es semianalfabeto, le hicieron firmar –sin que él lo supiera– una supuesta retractación de la denuncia contra Grassi. Ese acto fue luego declarado nulo y terminó con el procesamiento del juez que labró el acta.

La declaración de “Ezequiel” se prolongó entre las 9 y las 17, con un paréntesis entre las 14 y las 15. Hoy declararán Norma, la mamá de “Ezequiel”, y Patricia, hermana del joven, además de una psicóloga que evaluó al testigo para determinar si sus dichos son creíbles y si tiene los síntomas del chico abusado. Mientras los querellantes opinaron que la declaración “de la tercera víctima fue tan importante como las dos anteriores de ‘Luis’ y ‘Gabriel’”, la defensa de Grassi sostuvo en cambio que fue “altísimamente (sic) contradictoria” porque “dijo cosas diferentes a sus declaraciones anteriores, en la instrucción, y porque también se contradijo en su testimonio de hoy (por ayer) ante los jueces”. Los defensores dijeron que Grassi piensa pedir la palabra para replicar los dichos de sus tres acusadores. Recién lo haría la semana próxima.

“Vos le contás algo a alguien y yo te echo”, relató “Ezequiel” que le dijo el padre Grassi, a principios de 1998, luego de que el chico presenciara cómo el sacerdote “le tocó el pene a un menor de edad del sexo masculino”. Esto ocurrió, según el testigo, en una oficina de la fundación, ubicada en Gorriti 3520 de la localidad de Hurlingham. Luego, el propio “Ezequiel” fue acosado sexualmente por el imputado, de acuerdo con lo que ratificó ayer ante los jueces. “Ezequiel” llegó ese año a la fundación, luego de que una vecina lo denunciara ante la policía porque vivía en la calle, donde vendía comidas para ayudar a su familia.

“Ezequiel” aseguró que también vio a Grassi acariciándose “con una chica de aproximadamente 15 o 16 años” en un sector de la fundación conocido como el “Bosque Fantasma”. Relató también que tuvo conocimiento del abuso que habría sufrido otro chico, al que mencionó con nombre y apellido, que vivía en la fundación. Ese chico tuvo “problemas psicológicos” como consecuencia de lo que le había ocurrido. Según un estudio realizado en su momento por la licenciada Noemí Norma Suárez, los testimonios que brindó “Ezequiel” en anteriores instancias judiciales “son contestes y concordantes entre sí, creíbles y verosímiles en tanto se desarrollan sin contradicciones y son coherentes”.

En enero de 2006, “Ezequiel” apareció firmando una supuesta retractación de su denuncia contra Grassi. Luego se descubrió que se había tratado de una maniobra urdida por el abogado Miguel Angel Pierri, quien luego fue acusado de haber presionado al joven y a su familia, para que firmara un escrito cuyo texto ignoraba. “Ezequiel” aclaró ayer ese episodio y recordó que en el programa conducido por Mariano Grondona se había dicho de él que era un “discapacitado” y que por esa razón su acusación contra Grassi carecía de validez. “Yo no soy un discapacitado. Sin vergüenza puedo decir que soy casi analfabeto” y por esa razón ignoraba lo que decía el escrito. De todas maneras, el acto de la supuesta retractación fue considerado nulo por la Justicia. El juez Alfredo Meade, que había estado antes al frente de la causa Grassi y que fue recusado, ordenó la captura de Pierri, que estuvo detenido unos días en una comisaría de la zona oeste del Gran Buenos Aires. El fiscal de ese caso, José de los Santos, también acusó a los jueces Ricardo Oyama y Cristina Landolfi y al secretario del primero de ellos, Carlos Enríquez. A Pierri se lo acusó por tres delitos: encubrimiento agravado, representación de intereses opuestos como abogado (siendo defensor de Grassi se hizo pasar por letrado de “Ezequiel”) y por haber divulgado la declaración del joven, violando el secreto de sumario. Ayer, “Ezequiel” tuvo palabras muy duras en contra de Pierri, por haber divulgado en la televisión su nombre verdadero y el de todos los miembros de su familia. “Por esa razón, mis amigos se burlaban de mí y sufrí mucho por todo eso”, dijo el joven ante los jueces del Tribunal Oral 1 de Morón. También cuestionó con dureza al periodista Mariano Grondona por haberlo llamado “discapacitado”. Nora Schulman, directora del Comité Argentino de Seguimiento de los Derechos del Niño, que es parte querellante en el juicio, criticó a los defensores de Grassi porque hicieron “preguntas incisivas, reiterativas, sin tomar en cuenta que enfrente tenían a una víctima de abuso. No hubo para ‘Ezequiel’ un cuidado adecuado teniendo en cuenta todo lo que ha vivido”.

Compartir: 

Twitter
 

“Le contás algo a alguien y yo te echo”, habría amenazado Grassi a “Ezequiel” para que calle lo que había visto.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.