ECONOMíA › LA MESA DE ENLACE REUNIó SóLO UNOS 500 PRODUCTORES EN BAHíA BLANCA

Varias críticas y poca gente

Los ruralistas volvieron a reclamar la liberación de las exportaciones del trigo ante un grupo de incondicionales. En las bolsas cerealeras no hubo movimiento, pero ayer ingresaron 325 camiones a los puertos de Rosario.

 Por Sebastián Premici

La Mesa de Enlace realizó ayer en Bahía Blanca un acto para respaldar el cese de comercialización donde concurrieron sólo unos 500 productores. Allí volvieron a reclamar la liberación de las exportaciones del trigo y criticaron duramente a Guillermo Moreno, secretario de Comercio Interior. “El Gobierno funciona como gerente de las multinacionales y toma decisiones para beneficiarlas”, sostuvo Eduardo Buzzi, titular de la Federación Agraria durante el tercer día del lockout granario. Sus compañeros de mesa, Hugo Luis Biolcati de la Sociedad Rural, Carlos Garetto de Coninagro y Mario Llambías de CRA repitieron la misma consigna. Los ruralistas insinuaron que podrían extender la protesta después del domingo, e incluso llegaron a indicar que “si no hay una solución para el trigo, entonces pagaremos en el banco o en la AFIP con granos”. Más allá de que en las bolsas cerealeras no hubo movimiento, ayer ingresaron 325 camiones a los puertos de Rosario.

A pesar que por debajo de la mesa los dirigentes de las entidades agropecuarias muestran sus diferencias, ayer volvieron a unificar su discurso, el cual no mostró matices para alegría de los aproximadamente 500 productores trigueros presentes. “El Gobierno se autoproclama nacional, popular y progresista, pero en realidad funciona como gerente de las multinacionales. La transferencia de recursos hacia los exportadores y molinos es tan escandalosa que cuesta pensar que sea gratis. Sería bueno que se ponga la lupa en los negocios que han hecho los amigos de Moreno”, manifestó Buzzi.

El tema de fondo del nuevo lockout agropecuario pasa porque los productores no pueden vender su cosecha y, si lo hacen, no reciben el precio pleno, que según el Ministerio de Agricultura está por encima de los 850 pesos. Los grandes exportadores como Cargill no lo están abonando, pero tampoco las empresas vinculadas con la Mesa de Enlace. Esto se da en el caso de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) –que representa aproximadamente el 10 por ciento del total de las ventas al exterior del trigo–, compañía vinculada a Coninagro, y por otro lado está Agricultores Federados Argentinos, relacionada a FAA. Ambas empresas no pagan el FAS teórico a sus asociados. De esto no se habló durante la asamblea.

“La política agropecuaria del Gobierno es un fracaso. Lo vimos con la carne, que el precio subió por la liquidación del stock. Ahora con el trigo y, si no se toman medidas, va a pasar lo mismo con el maíz. Al ministro (Julián) Domínguez no le creo un pito”, afirmó Llambías, quien agregó que “si en diez días no hay soluciones, no descartamos otro cese de comercialización”.

El discurso de la Mesa de Enlace frente a los productores es homogéneo. Sin embargo, cada una de las entidades sabe que la solución de fondo al problema que reclaman no podría ponerlos en la misma vereda. Por un lado, FAA reclama una especie de Junta Nacional de Granos mixta (pública y privada), que compre los 7 millones de toneladas para consumo interno. Por su parte, CRA y la Sociedad Rural quieren apertura total. Durante la asamblea realizada ayer en Bahía Blanca, primaron las posturas más duras. “No se trata de que nos otorguen un cupo, o de que abran un saldo exportable, como engañosamente dice el ministro Domínguez. Queremos el fin de los cupos. Para eso seguiremos luchando hasta que sea necesario. Señores, cuenten con eso”, indicó Biolcati.

La contundencia de las críticas hacia el Gobierno contrastaron con sus expresiones sobre los casos de trabajo esclavo descubiertos en diferentes lugares de la provincia de Buenos Aires. “Buscaron embarrar la cancha hablando del trabajo esclavo. Nosotros repudiamos desde las tripas cualquier forma de esclavitud pero estamos cansados de que el Gobierno haga su práctica del chamuyo y el barullo”, afirmó Buzzi. Y Biolcati no fue menos: “Nos preocupa que el Gobierno use un mensaje engañoso hacia un sector que le pone el hombro al país. Los peones son como nuestra familia”.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Los cuatro presidentes ruralistas volvieron a cuestionar la política agropecuaria oficial.
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.