ECONOMíA

Cambios impositivos

A partir del año próximo, la provincia de Buenos Aires aplicará una nueva metodología para calcular el Impuesto Inmobiliario Rural, de modo tal que este gravamen estará ligado a la productividad y no al valor de mercado de los campos. El cambio en ciernes fue anunciado ayer por el ministro de Asuntos Agrarios, Raúl Rivara, quien recordó que se trata de una modificación solicitada por las entidades ruralistas al gobernador Felipe Solá en la Mesa Agropecuaria en noviembre pasado, con la idea de implementarlo a partir del 2007. Entonces se había rechazado duramente otra iniciativa oficial que entrañaba un ajuste en el impuesto de entre el 40 y el 120 por ciento. El nuevo esquema, según explicó el funcionario, no entraña en sí mismo ni una suba ni una baja en los montos individuales a tributar ni en la recaudación global, sino una modalidad diferente para calcular el impuesto. De acuerdo con el ejemplo dado por Rivara, una vez estimada la productividad potencial de un campo, el nuevo sistema premiaría cualquier aumento de la productividad. Si a una unidad se le asignan 100 puntos por su rendimiento potencial y finalmente obtiene 150 –ejemplificó– la incidencia del tributo será menor. El tema forma parte de la agenda del encuentro que Carbap mantendrá hoy con Solá.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.