EL MUNDO › ES FAVORITO PARA ROMPER CON LA HEGEMONíA COLORADA EN ABRIL

Lugo vino a gestionar que los paraguayos voten

 Por María Laura Carpineta

“Paraguay tiene cura.” Con ese slogan, el ex obispo y candidato presidencial Fernando Lugo desembarcó en Buenos Aires con un solo objetivo: conseguir el compromiso de la presidenta Cristina Kirchner para que los ciudadanos paraguayos tengan facilidades para viajar a su tierra natal y votar el próximo 20 de abril. Ayer por la tarde se lo pidió sin rodeos a la mandataria en una reunión en la Casa Rosada. Minutos antes había dado una conferencia de prensa en la sede de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, en donde adelantó que las cosas están por cambiar en su país. “Paraguay no seguirá siendo un desigual ante otras naciones”, prometió el hombre que todas las encuestas dan como favorito para romper los 60 años de reinado colorado, por encima del otro opositor, el ex general Lino Oviedo, quien también fue recibido en la Rosada recientemente.

La sala estaba llena, pero no de periodistas. Señores y señoras grandes, jóvenes con sus hijos, algunos con anotador en mano, otros con regalos y la gran mayoría con la cámara de fotos lista para llevarse un recuerdo. “Algún día les voy a mostrar a mis nietos que conocí al presidente”, dijo un joven de unos 30 años para dejar en claro que no está ahí nada más que de cholulo. Para la comunidad paraguaya en la Argentina, la presencia de un candidato presidencial no es un evento normal. Desde 1992, y gracias a la última reforma constitucional, los paraguayos no pueden votar afuera del país. Es por eso que ningún dirigente gasta su tiempo y su dinero en hacer campaña en Buenos Aires. Ese desinterés y abandono se hacía más evidente mientras avanzaba la conferencia. En medio de las preguntas, los paraguayos se esforzaban para colar sus gestos de apoyo, medio en castellano, medio en guaraní. “Le quiero hacer una pregunta, en realidad es un pedido. ¡Pídale a la Presidenta que nos ayude a viajar a quienes estamos inscriptos para votar en Paraguay!”, aseguró un hombre de unos cincuenta años, que hace más de diez decidió juntarse con unos amigos y crear una radio para la comunidad.

En el medio de los aplausos, los periodistas intentaron recuperar el control de la conferencia de prensa.

–¿Qué harán para frenar la persecución, el asesinato y la desaparición de miles de dirigentes campesinos? –preguntó este diario.

–No se puede construir una nueva sociedad sobre la base del olvido. En Paraguay, actualmente la Justicia no da ninguna garantía de investigación. Por eso lo que proponemos es que el sistema judicial sea soberano e independiente, es decir, no podemos volver a construirlo con un pacto político, en el que cada partido elige a sus hombres para la Corte Suprema –contestó Lugo.

El candidato paraguayo no quiso, en cambio, hacer demasiados comentarios sobre la situación particular de los seis dirigentes campesinos que hace más de dos años se encuentran detenidos en la cárcel de Marcos Paz, esperando una posible extradición.

–¿No discutirá el tema con la presidenta Fernández? –preguntó Página/12.

–No podemos venir hoy a solucionar el problema de los presos, de Yacyretá, porque sería muy presumido o, ¿cómo le dicen ustedes? Chantas. Primero tenemos que ganar y después vendremos a discutir todo eso –aseguró el candidato a vicepresidente y líder del Partido Liberal Radical Auténtico, Federico Franco.

Entre los temas a discutir está la renegociación de las regalías y la distribución de la energía que produce la represa hidroeléctrica binacional Yacyretá. “Con ese dinero levantaremos el sistema de salud y educación”, prometió Lugo, ganándose nuevamente una larga ovación que ahogó los intentos de los periodistas de agregar una última pregunta.

Compartir: 

Twitter
 

Fernando Lugo se reunió con Cristina Fernández.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.