EL PAíS › ACUERDO SALARIAL CON LOS ESTATALES BONAERENSES

Un conflicto menos para Scioli

 Por Miguel Jorquera

El gobernador Daniel Scioli cerró ayer otro frente de conflicto sindical en la provincia. Todos los gremios estatales bonaerenses aceptaron la contrapuesta del gobierno provincial en la negociación paritaria para este año: un aumento salarial retroactivo al 1º de marzo que tiene como piso el 19,4 por ciento y alcanza hasta el 24 por ciento, según la categoría y la antigüedad de cada empleado. La Asociación Trabajadores del Estado (ATE), la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) y la Federación de Gremios Estatales de la Provincia (Fegepba) rubricaron el acuerdo que alcanza a unos 120 mil trabajadores en actividad y a los jubilados de administración provincial. La paritaria seguirá abierta para discutir otros reclamos laborales y remunerativos.

“Llegamos a un acuerdo con los gremios estatales, producto de un trabajo que empezamos por indicación de Daniel Scioli los primeros días de diciembre”, dijo el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, después de sellar el acuerdo con los sindicatos junto a los ministros provinciales Oscar Cuartango, de Trabajo, y Rafael Perelmiter, de Economía.

“Los estatales son el corazón de nuestra gestión y la madurez con la que trabajamos en la mesa paritaria nos permite cumplir este desafío. Ningún día de paro y el sueño de un gobierno y sus trabajadores tirando para el mismo lado”, afirmó Pérez, en sintonía con los deseos del gobernador.

El acuerdo alcanzado es a partir de marzo y –según informó la gobernación– establece un aumento del 19.4 por ciento, que puede llegar al 24 de acuerdo con la antigüedad de cada trabajador. Pero los gremios sacaron otra cuenta: “El promedio del aumento es del 24 por ciento en la categoría más baja y alcanza el 31 por ciento en la categoría 16. Un aumento que percibirán tanto los trabajadores activos como los jubilados de la administración provincial”, explicó a Página/12 el secretario general de ATE bonaerense, Hugo “Cachorro” Godoy.

Los gremios calificaron como “positiva” la paritaria que eleva la “garantía salarial” (el sueldo mínimo de bolsillo que perciben los estatales de la provincia) de 970 a 1244 pesos, a pesar que el sueldo básico sólo tuvo un aumento de 102 pesos para fijarse finalmente en 616. Para los sindicatos el acuerdo representa un incremento de 200 pesos de bolsillo en la categoría más baja con un régimen laboral de 16 horas semanales y supera los 600 pesos, también de bolsillo, en la categorías más altas y con un régimen laboral de 48 horas. Una escala salarial que aumenta según las categorías y la antigüedad.

Los representantes gremiales exigieron mantener abierta la negociación paritaria para la modificación del escalafón salarial, que ya tiene 22 años. Entre los reclamos pendientes también figuran las Unidades Retributivas por Productividad y Eficiencia (URPE), que según Godoy “perciben en negro el 40 por ciento de los trabajadores de la educación y de la salud, la mayoría de la administración central, pero pocos de los que trabajan en las escuelas y hospitales. Queremos no sólo que eso se blanquee, sino que se pague a todos los trabajadores en actividad”.

Compartir: 

Twitter
 

El gobernador cerró con ATE, UPCN y la federación Fegepba.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.