EL PAíS › UN JUEZ DENUNCIó QUE LE PUSIERON MATERIA FECAL EN EL MATE

Un “mensaje” de mal gusto

La Justicia investiga el extraño caso ocurrido en el despacho del juez porteño Roberto Gallardo: el mate guardado en su armario apareció con excrementos humanos. La cámara de seguridad no funcionaba. El fiscal secuestró mate y bombilla.

 Por Eduardo Videla

Por lo menos durante un tiempo, el juez porteño Roberto Gallardo optará por reemplazar la compañía del mate por una taza de café. Es que ayer descubrió con sorpresa que la infusión que había preparado su secretaria no tenía el sabor (ni el aroma) de todas las mañanas. No hicieron falta pericias para comprobar que lo allí había, además de yerba y agua caliente, eran “restos de excrementos humanos”, según confirmaron a este diario fuentes de ese juzgado. Después de los primeros sorbos, el juez pensó primero que se trataba de una broma de mal gusto, en todo el sentido de la palabra. Pero también consideró que podría tratarse de un “mensaje” vinculado con alguna de las causas que tramita, revelaron sus allegados. Gallardo se privará de la bebida no solo por el mal momento que pasó sino, sobre todo, porque el mate y la bombilla fueron secuestrado por orden del fiscal de Instrucción Carlos Gamallo.

Gallardo, juez en lo contencioso Administrativo y Tributario, es autor de algunos fallos irritantes para sucesivos gobiernos porteños. El último es el que frena los despidos de trabajadores contratados ordenados por Mauricio Macri. En esa causa, está prevista una audiencia de conciliación, para el viernes, entre representantes del gremio Sutecba y el Ejecutivo porteño.

El insólito episodio ocurrió en el despacho de Gallardo, ubicado en el primer piso del edificio ubicado en Avenida de Mayo 761. Hubiera pasado como un hecho accidental de no haber sido porque el mate había sido guardado el viernes, limpio, en el armario del despacho del juez, que queda sin llave. También llamó la atención que el baño de Gallardo haya aparecido ayer con el inodoro tapado y tapizado de toallitas de papel.

El juez notificó el penoso episodio al personal de la Policía Federal que custodia el edificio. Ellos fueron los encargados de hacer la denuncia en un Juzgado en lo Criminal y Correccional. “Vinieron los de la brigada, sacaron fotos del baño y secuestraron el mate con su bombilla”, contó a Página/12 una fuente judicial. “Y como si fuera poco, comprobaron que la cámara de seguridad instalada en el pasillo, que debió haber registrado si alguien entraba en la oficina durante el fin de semana, emitía imágenes on line, pero no dejó grabada ninguna imagen.”

“Primero sentimos un gusto raro, luego un olor característico”, confió a este diario un funcionario del juzgado que tuvo acceso al mate contaminado. Cuando se fijaron en el contenido, comprobaron que se trataba de materia fecal, humana para más detalle.

Gallardo prefiere no hablar de intimidaciones, pero admite que puede tratarse de un “mensaje”, cuyo motivo asegura desconocer. Hoy irá a su juzgado un representante de la fiscalía para tomarle declaración.

Compartir: 

Twitter
 

Roberto Gallardo es autor de algunos fallos irritantes para sucesivos gobiernos porteños.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.