EL MUNDO › LOS ACEITEROS SE SUMAN A LOS HACENDADOS DE SANTA CRUZ, PERO EVO NO CEDE

Piquete verde en Bolivia

A pesar de que el gobierno suspendió el saneamiento de las tierras, los hacendados siguen cortando rutas. Evo criticó a los aceiteros y mantuvo la suspensión de las exportaciones. Marcha cocalera a Santa Cruz por el referéndum.

La oposición boliviana en Santa Cruz tiene un nuevo slogan: “exportar o morir”. Los autonomistas hicieron suyo ayer el reclamo de los productores de aceite que esta semana se sumaron a los múltiples bloqueos de ruta que tienen semiparalizado el próspero Oriente, a pesar de las advertencias del gobierno. El martes a la noche, el presidente Evo Morales aseguró que no está dispuesto a dar marcha atrás con la suspensión de las exportaciones de aceite. “No es posible que haya esas fábricas para castigar al pueblo. El Estado subvenciona la producción de soja y con esa subvención castigan al pueblo”, aseguró el mandatario, recordando el aumento de precios del mes anterior. “Y si no bajan el precio vamos a nacionalizar esas fábricas de aceites”, agregó.

Mientras la misión de la OEA encabezada por Dante Caputo se reúne con miembros del gobierno de Morales, con los referentes de la oposición de la llamada Media Luna y la cúpula de la Iglesia Católica para intentar bajar la tensión, las protestas en el Oriente cada vez se radicalizan más. El ministro de Defensa, Walker San Miguel, se quejó ayer de que los grandes hacendados de Santa Cruz y Camiri sigan bloqueando la ruta internacional que une al país con Argentina, aun después de que suspendieron el saneamiento de las tierras de la región. “Son bloqueos de poca gente, pero sí con mucha violencia”, dijo el funcionario.

A esos bloqueos se sumó la caravana de más de 250 camiones, tractores y camionetas que peregrinaron pacientemente durante tres horas en las afueras de la ciudad de Santa Cruz. La fila ininterrumpida de máquinas del campo llegó a medir seis kilómetros de largo y logró cortar la circulación de la principal ruta que ingresa a la capital departamental durante la mitad del día. Su demanda era la de los productores sojeros, quienes desde el 19 de marzo pasado tienen prohibido exportar sus aceites, valuados hasta ahora en alrededor de 3,7 millones de dólares.

Según sostenían ayer los productores, el litro del aceite –un elemento central en la dieta básica de los bolivianos– bajó en las últimas semanas de 15 bolívares a 11. Sin embargo, el gobierno pide que vuelvan al precio anterior de 10 bolívares (1,3 dólar). Mientras el gobierno anunció que no cambiará su reclamo, el ministro de Hacienda, Luis Alberto Arce, aseguró que le pedirá al presidente Morales que suspenda la prohibición de las exportaciones, basándose en los datos que presentaron los productores después de la caravana. Según denunciaron, ya llevan perdidos 120 millones de dólares.

Tanto el gobierno como las organizaciones sociales que lo acompañan sostienen que la multiplicación de conflictos y enfrentamientos en la región oriental es sólo la preparación de la cancha que está haciendo la oposición para el primer referéndum autonómico, el 4 de mayo. Faltan menos de cuatro semanas para que se vote en Santa Cruz, sede de la riqueza del país y de la oposición.

Ayer los cocaleros del Chapare, cuna política de Morales, decidieron movilizarse al departamento cruceño para evitar la votación, que fue calificada de inconstitucional por la Corte Electoral Nacional, y “unilateral” y “racista” por el enviado de la ONU que visitó el país la semana pasada. “La intención es detener el envío de ánforas (urnas). No tiene que haber, no tiene que instalarse ninguna ánfora, para evitar más problemas en nuestro país”, explicó el dirigente cocalero y miembro del Movimiento al Socialismo (MAS), Julio Salazar.

Desde el gobierno no hablan de ninguna medida en concreto, aunque siguen rechazando el referéndum. “Los que perdieron el gobierno nacional, ahora quieren el gobierno departamental”, aseguró el mandatario en un acto en Cochabamba. “Vamos a garantizar autonomía, pero para el pueblo, no autonomía para las logias, los contrabandistas o los terratenientes”, agregó.

Compartir: 

Twitter
 

El delegado de la OEA Dante Caputo se reunió ayer con los prefectos de la Media Luna.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.