EL MUNDO › PERMITE ESPIAR Y LES DA INMUNIDAD RETROACTIVA A LAS TELEFONICAS

Bush promulgó la ley de escuchas

La ley de escuchas fue muy criticada por las organizaciones de derechos civiles, que la consideran un asalto a los ciudadanos.

Estados Unidos moderniza el espionaje. En el marco de su guerra contra el terrorismo, el presidente George Bush promulgó una ley que permite a los servicios de inteligencia realizar escuchas telefónicas sin permisos judiciales. La medida también otorga inmunidad retroactiva a las empresas de telecomunicaciones que colaboran con el gobierno en sus intentos de identificar presuntos atacantes. “Es imprescindible que nuestra comisión de inteligencia sepa con quién hablan nuestros enemigos, qué dicen y qué están planeando”, dijo el mandatario.

La sanción de la ley generó el repudio de varias organizaciones de derechos civiles, que la consideran un asalto a las libertades de los ciudadanos y la califican de inconstitucional. “Esta legislación da al gobierno vía libre y un cheque en blanco para acceder sin autorización judicial a las comunicaciones internacionales de estadounidenses inocentes”, criticó Anthony Romero, director ejecutivo de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), en un comunicado.

El gobierno estadounidense ya no necesita el permiso de la Justicia para escuchar las comunicaciones telefónicas que se realizan a través de las redes de su país. Lo mismo da si quienes las efectúan son nacionales o extranjeros. La medida formaliza una autorización secreta que Bush había dado a los servicios de inteligencia tras los atentados de 2001, pero que había sido prohibida tras su revelación, en diciembre de 2005. A la vez, la norma reforma la llamada Ley de Supervisión de Datos de Inteligencia sobre Extranjeros (FISA), que data de 1978, pero que no incluía a las nuevas tecnologías, como los teléfonos celulares, Internet y el correo electrónico.

Pero el gobierno de Washington no es el único beneficiado. Con la inmunidad que les otorga la nueva ley, las empresas de telecomunicaciones quedan protegidas de las demandas de aquellos ciudadanos que alegan que las escuchas violan las leyes sobre privacidad. Y puesto que la ley se podrá aplicar de forma retroactiva, las compañías que interceptaron llamadas telefónicas y correos electrónicos después de los atentados de 2001 se librarán de alrededor de 40 demandas multimillonarias.

Desde la Rosaleda de la Casa Blanca, en la ceremonia para promulgar la ley, el presidente norteamericano consideró que la sanción de la nueva medida es un arma fundamental en la guerra contra el terrorismo. “Esta ley permitirá a nuestros profesionales de inteligencia monitorear rápida y efectivamente las comunicaciones de los terroristas en el extranjero y respetar las libertades de los estadounidenses aquí en casa”, dijo. Mientras firmaba la medida, Bush calificó la legislación como “vital para la seguridad de nuestra gente”.

A modo de justificación de la nueva ley, Bush apeló al recuerdo y dijo que los atentados de 2001 cambiaron para siempre a los Estados Unidos. “Nos dimos cuenta de que Estados Unidos era una nación en guerra en contra de un despiadado y persistente enemigo. La lección más importante que aprendimos fue que los profesionales de la inteligencia estadounidense carecían de algunas de las herramientas que necesitaban para monitorear las comunicaciones de los terroristas en el exterior”, afirmó.

Después de un año de fuertes discusiones, la iniciativa había sido aprobada por el Senado el miércoles a la noche, con 69 votos a favor y 28 en contra. Aunque las dos bancadas coincidían en que era necesario modernizar la legislación de 1978, los demócratas exigían que la nueva ley estableciera límites al poder del Ejecutivo de recopilar información. La sorpresa de la noche la dio el virtual candidato demócrata a la Casa Blanca, Barack Obama, quien contra todo pronóstico votó a favor de la medida.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared