EL MUNDO › CONGELA ACTIVOS Y PROHíBE VIAJES

La UE, más dura con Irán

 Por Andreu Missé *

Desde Bruselas

La Unión Europea endureció ayer sus sanciones contra Irán. Según anunció el Consejo europeo se mantienen las anteriores restricciones y se agregan prohibiciones de viajes y congelación de activos para nuevas personas y entidades comprometidas o asociadas con las actividades de proliferación nuclear. Este paquete de medidas restrictivas se añade a los dos anteriores, establecidas en 2006 y 2007.

Con independencia de estas medidas activadas ayer y aprobadas hace cinco meses en el Consejo de Seguridad de la ONU, Estados Unidos y Francia propugnan un cuarto paquete de sanciones ante la ambigüedad de la respuesta dada por Irán a la reciente oferta presentada por el Alto Representante de la UE, Javier Solana, en nombre de las grandes potencias del Grupo 5+1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido y Francia, más Alemania). Sin embargo, Solana se ha mostrado partidario de actuar con prudencia y lograr el consenso entre las seis grandes potencias antes de acordar un nuevo paquete sanciones.

“El Consejo exhorta a todos los Estados a que se mantengan vigilantes en lo que respecta a las actividades que las instituciones financieras de su territorio mantienen con todos los bancos domiciliados en Irán, en particular con el Banco Melli y el Banco Saderat y sus filiales y sucursales en el extranjero”, dice el texto difundido ayer.

El acuerdo de la UE también pide a los Estados miembros que “inspeccionen la carga de las aeronaves y los buques que sean propiedad de Iran Cargo e Islamic Republic of Iran Shipping Line o estén operadas por estas al entrar y salir de Irán”.

La divulgación de la aplicación de estas sanciones coincide con un momento tenso de las relaciones entre las potencias con Irán por la falta de respuesta adecuada a la oferta presentada formalmente por Solana el pasado 19 de julio en Ginebra. En esta reunión el Alto Representante presentó la llamada propuesta de “doble congelación”, que buscaba un compromiso para las dos partes y crear un clima de confianza para restablecer las negociaciones.

Según la propuesta los iraníes se debían comprometer a no aumentar sus instalaciones y actividades de enriquecimiento de uranio y las potencias a no aumentar las sanciones a Teherán. Ninguna de las dos partes cumplió.

* De El País de Madrid. Especial para PáginaI12.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.