EL MUNDO › SUAVIZAN LA CLAUSULA CENTRAL DEL PROYECTO NORTEAMERICANO

Amagar con un revólver sin gatillo

EE.UU., como concesión a Francia, habría abandonado la “cláusula gatillo” que lo autorizaba a atacar a Irak en caso de infracción del régimen de inspección de armas, y también abandonaría la exigencia de decidir por sí solo qué es infracción y qué no.

Por Julian Borger y Michael White
Desde Washington y Londres

Un compromiso con Francia sobre Irak parecía al alcance de la mano anoche en el Consejo de Seguridad después de que Estados Unidos ofreciera concesiones y Rusia señalara su disposición a aceptarlas. Fuentes diplomáticas en la sede de la ONU en Nueva York dijeron que las negociaciones entre los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad sobre una resolución de inspecciones de armas probablemente lleguen a su clímax hoy.
Estados Unidos, con apoyo británico, había insistido previamente en una sola resolución para imponer un nuevo y duro régimen de inspecciones a Bagdad, respaldado por tropas de la ONU, lo que daría a EE.UU. la bendición de la ONU para una invasión a Irak en caso de que Saddam Hussein bloqueara las inspecciones. Los franceses, respaldados por Rusia, rehusaban apoyar cualquier resolución que diera luz verde a una acción militar de EE.UU. y proponían dos resoluciones: una cubriendo las inspecciones, a ser seguido por un segundo voto, separado del primero, sobre el uso de la fuerza en caso de obstrucciones iraquíes.
El compromiso estadounidense, del que primero informó Los Angeles Times y ayer fue confirmado por funcionarios occidentales, suaviza el “gatillo” de la primera versión. Pide que se aprueben “consecuencias” serias en caso de que Irak no cumpla con nuevas instrucciones de inspección y permite más discusiones en el Consejo de Seguridad antes de que Estados Unidos vaya a la guerra. Pero si para ese momento el Consejo no puede llegar a un acuerdo sobre un curso de acción, EE.UU. se considerará libre para armar una “coalición de los que quieran” para una ofensiva militar. EE.UU. también acordó cambiar una cláusula que daría a cualquier miembro del Consejo el derecho de juzgar si Irak ha violado su obligación de cooperar con los inspectores, reemplazando este procedimiento por un análisis formal a cargo de los inspectores mismos.
La propuesta recibió un impulso significativo por la aparente aprobación del canciller ruso Igor Ivanov tras las conversaciones con el secretario de Estado, Colin Powell. “Se tomará en cuenta el punto de vista ruso en un nuevo borrador angloamericano de resolución –dijo Ivanov–. Creemos que hay condiciones favorables para preservar la unidad de la comunidad global y asegurar el retorno de los inspectores internacionales.”
Un funcionario occidental cercano a las conversaciones dijo que los ojos estaban ahora puestos en Francia. “¿Reconocerá París un buen acuerdo cuando lo vea, o querrán seguir insistiendo con su línea, como es su tendencia?” Si París no acuerda un compromiso, predijo el funcionario, EE.UU. decidirá que Francia “no es seria” y se retirará de las conversaciones o hará circular su versión del proyecto de resolución entre los 15 miembros del Consejo de Seguridad, con la esperanza de aislar a Francia.
El viceprimer ministro británico John Prescott dejó filtrar la falta de entusiasmo del gabinete del Reino Unido con la guerra al subrayar repetidamente el rol del inspectorado de armas de la ONU en la crisis actual. “No estamos contemplando una guerra”, sostuvo. Interrogado sobre preparativos para una acción militar contra Irak, repuso: “Estamos preparados para la acción de las Naciones Unidas en Irak”. Interrogado sobre si se licenciaría a los soldados en caso de ser necesarios para apagar incendios o en caso de una huelga, contestó: “En este momento no estamos contemplando una guerra. Estamos yendo a través de las Naciones Unidas”. Prescott hizo claro que el gabinete estaba unido detrás de Tony Blair en el tema, pero su lenguaje pareció traicionar incomodidad sobre la perspectiva de una guerra, lo que Blair casi ciertamente comparte, pero disimula mejor. “Nuestro planeamiento y nuestra acción en este momento es trabajar en la ONU –agregó Prescott–. Desde luego que hay todo tipo de escenarios distintos bajo consideración de personas en puestos de responsabilidad.”

Compartir: 

Twitter
 

Las negociaciones del Consejo de Seguridad llegarían a su clímax durante el día de hoy.
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.