EL MUNDO › EL EJéRCITO VENEZOLANO TOMó PUERTOS, AEROPUERTOS Y RUTAS DE TODO EL PAíS

Chávez asumió el control del transporte

Venezuela acelera la política de nacionalizaciones. Ayer el presidente prometió que el Estado invertirá para modernizar la tecnología y mejorar el servicio. Es en el marco de la reforma de la ley de descentralización.

Los aeropuertos y los puertos de Venezuela están bajo control del gobierno nacional. Haciendo uso de la reciente reforma a la ley de descentralización, el presidente Hugo Chávez ordenó ocupar militarmente las instalaciones en todo el territorio, especialmente en las regiones opositoras de Zulia, Carabobo y Nueva Esparta. Hasta ayer los puertos, aeropuertos y rutas venezolanas caían bajo la órbita de los gobiernos provinciales o municipales. La Asamblea Nacional y su amplia mayoría chavista cambiaron esa regla hace diez días. Ayer, tras conocerse la movilización de las fuerzas militares, la oposición convocó a una masiva protesta frente al Legislativo para mañana.

La reforma de la ley de descentralización devolvió el control de los aeropuertos, puertos y rutas de todo el país al gobierno nacional. En 1989, cuando las autoridades provinciales y municipales dejaron de ser designadas a dedo por el presidente de turno y pasaron a ser elegidas por elecciones populares, se dividieron las áreas de control del gobierno nacional y los poderes regionales. A estas últimas les quedó toda la infraestructura de transporte. Es decir, ellas deciden a qué empresas conceden la administración de las infraestructuras y, en consecuencia, son ellas quienes cobran los impuestos.

Ya no más. “La reversión forma parte del plan de reunificación nacional para fortalecernos y desarrollar la nación, porque el país estaba fracturado, producto del plan de destrucción de la nación, que desarrollan estos políticos que hoy hablan de que el gobierno abusa y viola la ley”, explicó Chávez, al finalizar en la mañana un consejo de ministros en el Palacio de Miraflores. Según el presidente venezolano, la descentralización del sistema nacional de transporte era parte de la estrategia de la “vieja oligarquía” para dividir y reinar. “Ahora decimos unimos para fortalecer al país”, celebró.

No hubo expropiación ni sorpresa. Hacía una semana que el presidente Chávez había anunciado que ayer ejecutaría la reforma y ocuparía los aeropuertos y los puertos. La oposición se movilizó en las últimas 48 horas, pero de nada sirvió. “Esta es una patada a las leyes. La mejor demostración es que no utilizan la razón, sino la fuerza. Quien tiene la razón jamás llega un día sábado a las tres de la mañana a tomar las instalaciones que no le pertenecen”, se quejó el presidente del Consejo Legislativo de Zulia, Eliseo Fermín.

Según relataron testigos a la prensa internacional, militares y militantes chavistas identificados con remeras y camisas rojas llegaron a primera hora de la mañana a los aeropuertos y puertos al grito de “Socialismo, patria o muerte”. Desde el otro lado de la puerta, como también confirmó el gobierno nacional, no hubo resistencia. Sin embargo, la oposición prometió ayer que dará pelea.

Los principales líderes antichavistas convocaron a una marcha hacia la Asamblea Nacional en la capital para mañana y el Consejo Legislativo de Zulia propuso llamar a un referéndum que ratifique la reforma. Legalmente el Legislativo no tiene obligación de ratificar una reforma a una ley ordinaria a través de una consulta popular.

Chávez lo sabe y, por eso, ayer no levantó el guante. “Estamos tocando los groseros intereses que los oligarcas mantenían en este país, por eso es que estaban como locos llamando a rebelión popular. Incluso llamaban a los militares y yo les digo que la fuerza armada está como nunca antes en el siglo XX alineada con el pueblo y los intereses del pueblo”, dijo, enojado, el mandatario.

El martes pasado, cuando promulgó la reforma, Chávez había dicho que el cambio era necesario para terminar con las supuestas mafias que se enriquecen con la infraestructura estatal y en los últimos 20 años no han invertido para mejorar el servicio. Aunque el presidente no lo mencionó con nombre y apellido, los militantes chavistas que ayer tomaron el aeropuerto de Zulia y el puerto de Maracaibo gritaban consignas contra el alcalde de Maracaibo y ex gobernador, el opositor Manuel Rosales.

Esta semana el nombre del principal dirigente antichavista rebotó en todos los rincones del país después de que la Fiscalía Nacional lo acusara formalmente por enriquecimiento ilícito. Rosales y la oposición unida detrás de él denunciaron la mano de Chávez en la decisión judicial.

El presidente venezolano, por el momento, prefiere esquivar las acusaciones de la oposición y se enfoca en cómo manejará de ahora en más la infraestructura nacional de transporte. Ayer anunció que creará dos corporaciones estatales, que dependerán del Ejecutivo y se encargarán de administrar los puertos, por un lado, y los aeropuertos, por otro. A través de ellas, prometió Chávez, el Estado invertirá para modernizar la tecnología y mejorar el servicio.

Compartir: 

Twitter
 

Los militares tomaron las instalaciones en todo el territorio, especialmente en las regiones de Zulia, Carabobo y Nueva Esparta.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.