EL MUNDO › LA ESTRATEGIA DE EE.UU.

Más policías para Kabul

Estados Unidos reveló ayer las grandes líneas de su nueva estrategia para Afganistán, que presentará el lunes a los europeos, recalcando que el fortalecimiento de la policía afgana constituye actualmente una prioridad. “La formación de la policía, la educación, la agricultura y la salud” son, según el enviado especial de Estados Unidos para Afganistán y Pakistán, Richard Holbrooke, los ejes de la acción civil e internacional que deben ser desarrollados en complemento de las operaciones militares de la ISAF, la fuerza dirigida por la OTAN.

Holbrooke reconoció no obstante que la administración Obama no ha terminado aún de revisar la estrategia estadounidense en Afganistán.

Sin embargo en un coloquio en Bruselas examinó ampliamente los temas que Washington pretende abordar en la gran conferencia sobre Afganistán prevista para el 31 de marzo en La Haya.

El emisario estadounidense destacó la importancia de la lucha contra el tráfico de opio y heroína, de los cuales Afganistán produce el 90 por ciento de la cosecha mundial, deplorando que “los 800 millones de dólares invertidos anualmente por Estados Unidos en ese sector no hayan servido para nada”.

La administración estadounidense quiere, afirmó, que la agricultura afgana goce de un amplio apoyo, facilitando la irrigación de los cultivos y la construcción de carreteras que acaben con el aislamiento de los campesinos. También insistió en la importancia del sistema de salud.

Sin embargo en lo que más insistió fue en la necesidad de reforzar los efectivos y mejorar la calidad de la policía afgana, juzgada por él como muy limitada por el bajo número de sus efectivos y por la corrupción.

“Tenemos que elaborar programas que mejoren la capacidad del gobierno afgano para defenderse. Eso significa fortalecer las Fuerzas Armadas y la policía de Afganistán”, afirmó.

“La policía afgana es un organismo que no funciona correctamente y que está afectado por la corrupción”, subrayó, al tiempo que aseguró depositar “grandes esperanzas” en el ministro afgano de Interior, nombrado el pasado año. “Los efectivos de la policía pasaron recientemente de 78.000 a 82.000. En otras palabras, no aumentaron realmente –lamentó–. Todo el mundo coincide en que no es suficiente. Por eso, en coordinación con nuestros amigos afganos, estudiamos un aumento muy significativo”.

Holbrooke negó que hubiese divergencias entre europeos y Estados Unidos sobre la táctica en Kabul. La Unión Europea (UE) aceptó el año pasado duplicar a 400 el número de sus instructores para la formación de oficiales afganos. Según un responsable de la OTAN, el gobierno del presidente Hamid Karzai se declaró a favor de duplicar los efectivos de la policía, pero Washington preferiría elevarlos a 200.000.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.