EL PAíS › LOS SOCIALISTAS PORTEñOS NO DESCARTAN EVENTUALES ACUERDOS

Candidatos para una posible coalición electoral

 Por Santiago Rodríguez

Los candidatos porteños del socialismo sumaron ayer a su álbum de campaña una foto con el intendente de Rosario, Miguel Lifschitz. En la Ciudad de Buenos Aires los socialistas están en carrera para la Cámara de Diputados y la Legislatura con el sello propio, aunque a partir del anuncio sobre el adelantamiento de las elecciones nacionales se abrieron a la posibilidad de establecer acuerdos con otras fuerzas políticas. Lo primero que aparece en carpeta es la alternativa de replicar la alianza que el partido tiene en otros distritos con la Coalición Cívica y el radicalismo. Otra opción es la búsqueda de un entendimiento con el SI y Proyecto Sur.

Lifschitz viajó de Rosario a Buenos Aires para acompañar a Cortina y Polino en el cierre de una jornada que el socialismo porteño organizó con el propósito de analizar “los ejes estratégicos de una nueva forma de gestión de gobierno en la Ciudad de Buenos Aires”. “Mauricio Macri, aún contando con todas las herramientas, desoye la Constitución de la ciudad y sus leyes y no convoca a la elección de comunas, porque no cree en la participación de la ciudadanía”, enfatizó Cortina y advirtió que “tanto el macrismo como el kirchnerismo quieren seguir concentrando el poder, en una Buenos Aires sin descentralización y sin control de la gestión”.

El titular del Partido Socialista porteño irá al frente de la boleta de esa fuerza para la Legislatura. Polino competirá por una banca en Diputados.

Los socialistas estuvieron entre los que festejaron el día en que Macri anunció que las elecciones porteñas serían el 28 de junio. A contramano de la tendencia frentista que se promueve desde Santa Fe, los dirigentes del socialismo porteño han tratado de mantener en los últimos años la individualidad del partido porque entienden que es el mejor modo de hacerlo crecer en el distrito. Que la discusión de los asuntos locales corriera por cuerda separada del debate de los temas nacionales les permitía profundizar esa estrategia.

El cambio de escenario determinado por el adelantamiento de las legislativas nacionales llevó a los socialistas a analizar nuevas alternativas. La alternativa de un cierre electoral con la Coalición Cívica no es descabellada. Dependerá de la evolución de los acontecimientos y de las necesidades mutuas.

“(Elisa) Carrió puede sorprender con cualquier cosa. Si termina acordando con Macri, no hay espacio para nosotros”, aclaró un dirigente del socialismo a Página/12. Los socialistas aceptarían confluir con la CC si Carrió reemplaza al economista Alfonso Prat Gay al frente de la boleta de diputados. En ese caso, Polino tendría que resignar su lugar para acompañar a la chaqueña y quedaría por discutir la integración de la nómina de legisladores locales. En el socialismo no están dispuestos a bajar del primer puesto en la lista de legisladores a Cortina, a quien Julio Cobos recibió el lunes pasado en su despacho del Senado para explorar también la posibilidad de llegar a un acuerdo con el socialismo en la ciudad.

La idea de asociarse al SI y Proyecto Sur también entusiasma a los socialistas. “Con Pino, María América González y Polino sacamos 15 puntos”, aventuran. Las conversaciones con los dirigentes de esos espacios y de la Coalición Cívica no pasaron de los primeros tanteos. El Senado definirá esta semana el cronograma electoral y después el tiempo dirá.

Compartir: 

Twitter
 

Los socialistas Héctor Polino, Miguel Lifschitz y Roy Cortina.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.