EL PAíS › MALESTAR CON EL SACERDOTE ENTRE LOS OBISPOS CATóLICOS

Lo de Marcó no cae bien

El ex vocero del cardenal Bergoglio fue un organizador y orador estrella de la concentración del miércoles. Su vocación por ocupar escenarios causó malestar en un grupo significativo de los obispos católicos argentinos.

 Por Washington Uranga

La participación del sacerdote Guillermo Marcó en la marcha contra la inseguridad del miércoles no cayó bien en un grupo significativo de los obispos católicos. El cura, un hombre siempre dispuesto a ocupar el escenario público, tomó la iniciativa por su propia cuenta. No es ésta la primera vez que el ex vocero del cardenal Jorge Bergoglio genera malestar en el seno del Episcopado. En octubre del 2006 Marcó había dicho que “el presidente de la Nación (Néstor Kirchner) alienta los odios”. Esa declaración le valió una desmentida oficiosa en el sentido de que “los dichos del padre Marcó son estrictamente personales y no corresponden ni al Arzobispado ni a la persona del arzobispo”. Poco después el cura fue removido de su cargo como vocero. Ahora es responsable de la pastoral universitaria en Buenos Aires y realiza algunas actividades periodísticas por su propia iniciativa.

El miércoles, Marcó compartió la tribuna con el rabino Sergio Bergman ante un reducido número de manifestantes, muy por debajo de las estimaciones iniciales de los organizadores. Si bien las afirmaciones de Marcó no siguieron el camino de Bergman –quien se expresó claramente en tono de político de oposición en campaña–, varios de los obispos que más pesan dentro del Episcopado manifestaron en privado su molestia. Como ocurrió en otras ocasiones, no hubo referencias públicas ni desmentidas oficiales, en parte porque no quieren darle a Marcó una relevancia que no le reconocen.

El argumento fundamental de quienes no estuvieron de acuerdo con la participación de Marcó es que los ministros de la Iglesia no deben inmiscuirse en debates que puedan ser leídos como participaciones directas en cuestiones electorales. Sobre todo, dicen, teniendo en cuenta que la Iglesia tiene que “preservarse” como garante de diálogo ante la eventualidad de que crezca el nivel de los enfrentamientos y las disputas. Frente a los que pidieron pena de muerte para los delincuentes, Marcó salió a decir que “la pena de muerte es contraria a los principios cristianos” y que “nunca defenderé tal postura”, tomando distancia de las afirmaciones de algunos de los promotores de la movilización. Aun así, el malestar ya se había generado.

El martes, en la sede que la Conferencia Episcopal tiene en la calle Suipacha, se reunirá pese al feriado la Comisión Ejecutiva del Episcopado, presidida por Bergoglio. Una veintena de obispos comenzará por analizar la situación del país desde su particular perspectiva y bajo el título que en la agenda oficial aparece como “intercambio pastoral”. A puertas cerradas, aparecerán los temas de la actualidad nacional: elecciones, conflictos, paro de los productores agropecuarios y también la inseguridad. Quizá nadie mencione a Marcó de manera explícita en el recinto, pero está claro que la actuación del sacerdote estará en la consideración y en el intercambio de los jerarcas de la Iglesia.

El diálogo que los obispos celebrarán entre martes y miércoles en Buenos Aires tendrá como objetivo central reafirmar criterios comunes frente a la situación y, en particular, a la campaña electoral que se avecina. Una y otra vez los miembros de la jerarquía insisten en la necesidad del diálogo institucional y la búsqueda del consenso, tal como lo han reiterado en sus últimas declaraciones y documentos. Nada se sabe hasta el momento sobre la eventualidad de un pronunciamiento y seguramente la decisión no se tomará hasta que la comisión episcopal esté reunida el mismo martes a la mañana. Por el momento, parece poco probable.

El obispo Agustín Radrizzani, presidente de la Comisión de Comunicación Social del Episcopado, que estuvo el miércoles en La Plata cuando la presidenta Cristina Fernández presentó el anteproyecto de ley de Servicios Audiovisuales de Comunicación, informará a sus pares sobre la iniciativa que también concede a los cultos la posibilidad de acceder a licencias de radiodifusión.

Compartir: 

Twitter
 

Marcó con Bergman en el escenario de la Plaza de Mayo.
Imagen: Pablo Añeli
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.