EL MUNDO › PAKISTáN INVESTIGA LA EXISTENCIA DE UNA LUCHA INTESTINA

Los talibán discuten con armas

Las autoridades paquistaníes investigan una posible lucha intestina en el seno del movimiento talibán a raíz de la muerte de su líder, Baitulá Mehsud. Los dos comandantes que se habrían enfrentado eran sus posibles sucesores. Si bien hubo dudas sobre el fallecimiento de Mehsud, ayer el asesor de Obama en seguridad nacional, el general James Jones, dijo desde Washington que había “evidencia concluyente” sobre su muerte. Además señaló que una lucha interna de los talibán era una “señal de progreso”.

El ministro paquistaní del Interior, Rehman Malik, declaró ayer que dispone de información sobre una reunión celebrada el viernes entre dos comandantes talibán en la región tribal nordoccidental fronteriza con Afganistán de Waziristán Sur, que desembocó en un enfrentamiento violento y en la muerte de uno de los dirigentes de los rebeldes.

Los comandantes talibán que se reunieron fueron Hakimulá Mehsud (número dos de Baitulá Mehsud) y Wali-ur Rehman, un dirigente del movimiento de Mehsud, el Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP). “Tenemos informaciones de que hubo un enfrentamiento entre ambos. Se me dijo luego que uno de los dos murió. No revelaré el nombre, estoy tratando de verificar la información”, declaró Malik a la televisión privada paquistaní Geo.

Esa lucha intestina se registró después de que responsables de los servicios secretos paquistaníes aseguraran el viernes que Mehsud, por cuya cabeza se ofrecían cinco millones de dólares, murió en un ataque estadounidense. El gobierno de Islamabad, sin embargo, seguía buscando ayer confirmación de esa noticia, mientras el alto responsable de la seguridad estadounidense reiteró que Washington cree que Mehsud murió en el ataque.

Pese a la aparente división en el seno de la insurgencia, el analista Hasan Askari advirtió que la amenaza talibán no ha desaparecido. “La actual situación muestra prácticamente que el gobierno no tiene realmente acceso a la zona, por lo que es difícil verificar las informaciones que llegan de diferentes fuentes”, explicó.

Baitulá Mehsud era el líder talibán más buscado por Pakistán, por su presunta implicación en el asesinato en 2007 de la ex primera ministra Benazir Bhutto, cuyo viudo es ahora el presidente del país.

Los servicios secretos estadounidenses, con la tácita cooperación de Islamabad, llevaron a cabo en los últimos meses en el noroeste paquistaní numerosos ataques contra los rebeldes. Por otra parte, al menos 21 personas murieron en las últimas horas por nuevos actos de violencia de los talibán en el noroeste paquistaní.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.