EL PAíS › ALFONSíN BUSCARá LA CONDUCCIóN DEL BLOQUE RADICAL

Otra interna en la Coalición Cívica

 Por Sebastian Abrevaya

Después del regreso de Elisa Carrió, la crisis interna de la Coalición Cívica todavía no parece encontrar una solución. En paralelo, el abismo que separa a Lilita del vicepresidente Julio Cobos se agranda cada vez más. Y en ese contexto, las líneas internas de la UCR se disputan sus espacios de poder con el objetivo de inclinar la balanza hacia uno u otro lado del Acuerdo Cívico y Social: ya quedó definido que el diputado electo Ricardo Alfonsín le peleará a Oscar Aguad la conducción del bloque de 44 diputados nacionales que tendrá el radicalismo desde diciembre.

Alfonsín encabezó un encuentro con los diputados de la provincia. Fue el jueves pasado y resolvieron empezar a buscar los consensos necesarios para desbancar a Aguad de la conducción del bloque. Fuentes del radicalismo bonaerense aseguran que hay muchos diputados disconformes con la actitud “personalista” de Aguad a la cabeza de la bancada. Además de los siete votos propios, la postulación de Alfonsín contaría con el respaldo de los diputados norteños, que responden al presidente del partido, Gerardo Morales, y también con el grupo de representantes del “campo”, encabezados por Ulises “Chito” Forte. Del otro lado, están los cordobeses, los once diputados cobistas conducidos por Daniel Katz, y los porteños Silvana Giudici y Ricardo Gil Lavedra, entre otros.

Fuentes del Congreso aseguran que existe un compromiso entre los cordobeses y los cobistas para que los primeros mantengan el poder en la Cámara Baja y, a cambio, los segundos reciban el respaldo a la candidatura de Raúl Baglini como presidente del partido, cargo que se renovará en diciembre. Aquella alianza se habría sellado cuando el radicalismo cordobés decidió desobedecer la estrategia nacional del partido rechazando una alianza con Luis Juez y pidiéndole apoyo al vicepresidente. Finalmente, la lista encabezada por Aguad salió primera en Diputados y segunda en el Senado.

La discusión por la presidencia del bloque es la primera batalla que darán las dos grandes líneas internas que predominan hoy en el radicalismo. Por un lado, el sector liderado por el vicepresidente, con un pie adentro del partido y en busca de dominar su estructura y, por el otro, la actual conducción nacional de la UCR, que busca retener el control haciendo equilibrio entre Cobos y Carrió. La primera línea interna cuenta con el apoyo de los ex dirigentes de la coordinadora Federico Storani, Leopoldo Moreau y Enrique “Coti” Nosiglia, que entre otros trabajan por la candidatura presidencial del vicepresidente, mientras que la segunda es integrada por Morales, Alfonsín y otros dirigentes que buscan contener a Cobos y a Lilita en el mismo espacio.

Mientras tanto, el legislador Enrique Olivera espera sin éxito un llamado de Carrió para recomponer la mala relación planteada tras el fracaso electoral en Capital Federal. Y Stolbizer todavía está digiriendo la noticia de que la chaqueña abandonará la Capital y se volverá su competidora en el distrito bonaerense. “Es mentira que decide la mesa nacional de la Coalición Cívica. La madurez de este espacio dependerá de que se acepte que tiene otros valores más allá de Carrió. Que Olivera y Stolbizer tienen peso propio y se los consulte para tomar decisiones”, advierten dirigentes de la Coalición.

Habrá que esperar para ver cómo se traduce el descontento de distintos sectores de la CC con la diputada Patricia Bullrich, a quien responsabilizan por el resultado de la elección y por los encontronazos con Stolbizer.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.