EL MUNDO › EL INFORME ANUAL DE HUMAN RIGHTS WATCH PRESENTA UN PANORAMA SOMBRIO

Violaciones de DD.HH. a gran escala

Según el organismo, los gobiernos que más violan los derechos humanos en la región han intensificado sus ataques contra las personas y organizaciones que documentan esos abusos. Los casos de Colombia, Honduras, Cuba y EE.UU.

Los derechos humanos siguen siendo violados a gran escala en América latina, indicó el Informe Mundial 2010 de la Human Rights Watch (HRW). La organización internacional dedicada a la defensa y protección de los derechos humanos presentó su vigésimo examen anual, este miércoles en Nueva York. En el dossier de 612 páginas, la HRW presentó un panorama sombrío de los derechos humanos en todo el planeta, incluyendo a los Estados Unidos, que “no ha logrado que sus cambios en el discurso se vean en la práctica”.

Tras un año de investigación, el director ejecutivo de HRW, Kenneth Roth, presentó en conferencia de prensa el último informe anual de la organización. “Los gobiernos responsables de grandes violaciones de los derechos humanos han intensificado durante el último año los ataques contra sus defensores y las organizaciones que documentan los abusos”, reza el capítulo introductorio de esta edición, a cargo del propio Roth.

Esta fuerte denuncia contra los gobiernos abusivos se extiende a naciones y territorios de todo el mundo, incluyendo un análisis pormenorizado de América latina.

Según el reciente informe, algunos países latinoamericanos siguen en deuda con los derechos humanos, en especial Colombia, Honduras y Cuba.

“En momentos en que los allegados al presidente Alvaro Uribe promueven una enmienda constitucional para permitirle aspirar a un tercer mandato, su administración fue objeto de escándalos donde los servicios de inteligencia vigilaron ilegalmente a defensores de los derechos humanos, periodistas, opositores y jueces de la Corte Suprema”, precisa el documento sobre Colombia. El tema de los paramilitares también preocupa a la HRW. “El gobierno colombiano sostiene que ya no existen paramilitares. Sin embargo, existen evidencias que demuestran que no hubo una real desmovilización”, señaló el organismo. Asimismo, el informe advierte sobre la vigencia del conflicto armado en este país. “Tanto las Fuerzas Revolucionarias de Colombia (FARC) como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) siguen cometiendo abusos contra civiles. Las FARC en particular se ven involucradas frecuentemente en masacres, asesinatos, amenazas y reclutamiento de niños para el combate”, subraya la investigación.

Honduras es otro de los países duramente examinados por la HRW. El grupo señala que luego del golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya, se sucedieron “graves violaciones generalizadas a los derechos humanos por las fuerzas de seguridad”. A las críticas de la organización no gubernamental, se les suman las presentadas por la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), que a una semana de la asunción del presidente electo Porfirio Lobo, sostuvo en un informe abusos por parte de órganos de seguridad, represión, detenciones arbitrarias, tratos crueles, militarización y restricciones a la libertad de prensa. En su investigación, el órgano independiente de la Organización de Estados Americanos (OEA), consideró que “estas violaciones son consecuencia directa de la ruptura del orden constitucional. Lo que más preocupa es la constante negación de estos hechos por las autoridades de facto y de la Corte Suprema de Justicia hondureña”. “La negación sistemática de las violaciones a los derechos humanos se traduce en una situación de inactividad y tolerancia que facilita la repetición de estos hechos de manera impune”, explica la CIDH.

Para la isla cubana, la presidencia de Raúl Castro desde 2006 no trajo grandes cambios en materia de derechos humanos, según la HRW. “Cuba sigue siendo el país de América latina que reprime virtualmente todas las formas de disidencia política”, indica el dossier. “El gobierno sigue imponiendo la conformidad política usando procesos criminales, detenciones a corto y largo plazo, hostigamiento, negación de empleo y restricciones de viajes”, afirma la sección del informe dedicada al país caribeño. De acuerdo con la organización Castro mantuvo plenamente activas las estructuras represivas legales e institucionales de Cuba, conservando a presos políticos y arrestando a docenas de disidentes.

América latina no fue la única en reprobar el examen de la HRW. La organización no gubernamental indicó en su informe sentirse defraudada por la gestión Obama, quien a su juicio no hizo lo suficiente por defender los derechos humanos durante su primer año en la Casa Blanca. Al respecto, las declaraciones del director de la ONG fueron precisas. “Ha habido una enorme mejoría en la retórica presidencial, pero la tarea real que enfrenta el presidente Obama es traducir esa retórica en la práctica.” El jefe de la HRW explicó que si bien las acciones iniciales del gobierno demócrata, de repudiar el uso de la tortura, suprimir las cárceles secretas de la CIA y anunciar el cierre de Guantánamo fueron elogiables, su alcance ha sido limitado. “Obama parece haber decidido cerrar el Guantánamo físico, pero no los principios en los que se basa.” El informe de la HRW centró sus críticas en el derecho aún vigente en los Estados Unidos de detener de forma indefinida a sospechosos de terrorismo, como así también la posi-bilidad de juzgar a ciertos presos en las cortes militares creadas por George W. Bush.

Compartir: 

Twitter
 

HRW denunció la persistencia del accionar de grupos paramilitares en Colombia.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.