EL MUNDO › “INTENTO DERROCAR AL PRESIDENTE ASIF ALI ZARDARI”

El ejército paquistaní es golpista

 Por Andrew Buncombe *

El poderoso ejército paquistaní ha trabajado activamente para socavar los esfuerzos del electo gobierno por mejorar los derechos humanos en el país, según un nuevo informe. También trató de desestabilizar al gobierno electo, y derrocar al presidente Asif Ali Zardari. En una dura crítica al establishment del ejército, Human Rights Watch (HRW) dijo que las fuerzas armadas se habían opuesto a los esfuerzos por terminar su intervención en el proceso político y judicial. También resistió intentos de localizar a un número de personas que estaban “desaparecidas” en la intranquila provincia de Baluchistán durante los años del gobierno del general Pervez Musharraf. “El ejército paquistaní continúa socavando los sistemas políticos y judiciales en Pakistán”, dijo Ali Dayan Hasan de HRW.

Después de ocho años de desastroso gobierno militar, y a pesar de la elección de un gobierno civil, el ejército parece determinado a seguir mandando para asegurarse que puede continuar perpetrando abusos con impunidad”, dijo. Las tribulaciones de Baluchistán representan una de las historias más oscuras de Pakistán de la que poco se habla. El régimen del general Musharraf respondió a un movimiento de independencia activo desde hacía tiempo con rápida brutalidad. Un líder veterano, Nawab Akbar Bugti, fue asesinato y muchos activistas sospechosos o bien eran encarcelados sin proceso, o desaparecieron. Considerado un aliado de la “guerra del terror” de Estados Unidos, las acciones del general Musharraf fueron pasadas por alto y ayudadas por Occidente.

Después de la elección de un gobierno civil en la primavera de 2008, encabezado por el Partido del Pueblo de Pakistán (PP), las autoridades se comprometieron a poner fin a la violencia, retirar las tropas y liberar a los prisioneros políticos. Pero esto no ha sucedido. Hasan dijo que el ejército continuaba prevaleciendo sobre la provincia, amordazando a los medios locales y socavando la reconciliación. “El ejército necesita reconocer que ya no dirige el show”, añadió.

El informe también señalaba cómo el ejército trabajó contra Zardari en el otoño pasado sobre una ley de asistencia de Estados Unidos, “en un aparente intento de forzar la renuncia” del presidente Zardari. El proyecto de ley de Kerry-Lugar ofreció 7500 millones de dólares, pero el ejército paquistaní se opuso por las condiciones adjuntas de Estados Unidos.

El informe llegó cuando el secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, hizo su primera visita a Pakistán desde 2007.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.