EL MUNDO › UN COHETE DISPARADO DESDE GAZA CAE EN UN KIBUTZ

Matan a un granjero en Israel

Una hora después de la visita de la representante de la Unión Europea en la Franja, una facción islamista palestina disparó un proyectil contra la población civil y mató a un inmigrante tailandés.

 Por Donald Macintyre *

Desde Gaza

Un inmigrante tailandés murió en Israel ayer a causa de un cohete disparado desde Gaza mientras la jefa de la diplomacia europea, la baronesa Ashton, cumplía con su visita de alto perfil al territorio. El viaje de Ashton es el primero que hace a la región como Alta Representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE). Había estado en Gaza cuando se lanzó el cohete.

Una facción islamista palestina desconocida hasta hoy, llamada Ansar al Suna, se atribuyó el lanzamiento del cohete y dijo que fue en represalia por la intención de Israel de apropiarse de sitios sagrados islámicos de Jerusalén y Cisjordania. Grupos similares de Gaza, que comparten la ideología radical de la red Al Qaida y consideran al movimiento Hamas, que gobierna la región, como demasiado moderado, reivindicaron la mayor parte de los ataques con cohetes contra Israel desde el final de la devastadora ofensiva israelí lanzada a fines de 2008.

El ataque rompió el techo plástico de un invernadero en Moshav Netvi Hasara, cerca de la frontera norte de Gaza, y mató a un hombre tailandés de unos 30 años que trabajaba en una granja comunitaria israelí (kibutz) al norte de Gaza. El misil Qassam fue el primero que causó una muerte desde la ofensiva israelí de tres semanas en Gaza en el invierno de 2008-2009.

Ashton dijo que estaba “muy horrorizada” por el ataque del cohete. “Condeno todo tipo de violencia”, dijo. “Debemos encontrar una solución pacífica a los temas y problemas. Debemos movernos para adelante.” El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, también deploró el ataque palestino. “Todos estos actos de violencia y terrorismo contra civiles son totalmente inaceptables y contrarios a la ley internacional”, dijo Ban en un comunicado.

Silvan Shalom, un viceprimer ministro israelí, dijo después del ataque: “Esto cruza la línea roja, algo que Israel no puede aceptar. La respuesta israelí será apropiada. Será fuerte”. Algunas comisarías Hamas en la ciudad de Gaza se vaciaron cuando los miembros de la fuerza evacuaron sus edificios anticipándose a un posible ataque como represalia.

Durante su visita de tres horas, la baronesa visitó el norte más distante de Abed Rabbo, donde ocurrieron algunas de las peores destrucciones durante la ofensiva, y visitó los edificios de la ONU, una escuela para niños sordos y almorzó con un pequeño grupo de importantes líderes de la sociedad civil. Miles de casas quedaron en ruinas o severamente dañadas por la ofensiva israelí, pero la reconstrucción está frenada porque los materiales no pueden entrar en Gaza por el bloqueo.

“Lo que decimos a los israelíes desde hace mucho tiempo es que necesitamos permitir el ingreso de asistencia a la región, para que la gente tenga las cosas de las que claramente carece”, dijo Ashton a periodistas.

La ex ministra británica voló a Moscú anoche para unirse a la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, para una reunión con el Cuarteto de Estados Unidos, Naciones Unidas, Rusia y la Unión Europea sobre Medio Oriente. Sólo dos ministros extranjeros de los estados miembro de la UE visitaron Gaza el año pasado. A Ashton se le instó repetidamente a que ayudara a poner fin a los dos años y medio del sitio de Gaza, que fue impuesto después de que Hamas tuvo el control total de la Franja por la fuerza en junio de 2007.

John Ging, el director de operaciones de la agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados en Palestina en Medio Oriente, dijo que estaba “muy contento” de que Ashton hubiera ido a Gaza. Ging añadió: “Todo lo que la gente necesita decir se ha dicho. Ahora es el momento de actuar. Mil días y mil noches de asedio medieval es demasiado. Es una vergüenza”.

La autoría del lanzamiento del cohete de ayer se la adjudicó una facción islamista que se llama a sí misma Ansar al Sunna, y que se cree que es uno de los grupos de línea dura que se irritan con el cese de fuego y aparentemente consideran al gobierno de facto Hamas demasiado moderado. Pero el viceministro de defensa israelí Matan Vilnai dijo que Israel responsabilizaba a Hamas por cualquier ataque a través de la frontera porque el grupo controla la Franja de Gaza. Sin embargo, Hamas responsabilizó a Israel por el ataque de ayer. “El gobierno del enemigo sionista, que lanzó una guerra al pueblo palestino y los sitios sagrados islámicos de Jerusalén, es culpable de esta escalada”, dijo el vocero de Hamas, Fawzi Barhoum.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Personal del servicio de emergencias israelí recoge el cuerpo del inmigrante tailandés.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.