EL MUNDO › CERRO SU GIRA POR MEDIO ORIENTE EN JORDANIA

Lula mandó a su canciller a Siria

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, anunció ayer, en el último día de una gira por Medio Oriente, que envió a Siria a su canciller, Celso Amorim, para iniciar conversaciones acerca del conflicto que este país mantiene con Israel por las Alturas del Golán. Lula hizo el anuncio en Amman ante periodistas brasileños que cubrieron su viaje por Israel, Cisjordania y Jordania, el primero en la historia de un mandatario brasileño a la región y en cuyo transcurso se ofreció también para apoyar negociaciones de paz entre israelíes y palestinos.

“Si los países ricos de Europa o Estados Unidos no conversan con Siria, y Brasil tiene buenas relaciones con Siria, Brasil conversará con Siria. Si es necesario hablar con Irán, hablaremos con Irán”, dijo Lula, quien reivindicó su condición de dirigente sindical para intentar desbloquear el diálogo. “Cuando yo hacía una huelga, el peor error era decir que no queríamos hablar con los empresarios. Si se hace una huelga para negociar pero uno dice que no va a dialogar, significa que no hay negociación. Hay mucha gente que es parte de la solución en Medio Oriente, pero es equidistante. Uno no conversa, otro no va a una reunión, nadie resuelve”, comentó el presidente brasileño.

Según fuentes diplomáticas brasileñas, en Jerusalén Lula recibió una sugerencia del presidente israelí, Shimon Peres, para que fuera una suerte de facilitador del diálogo entre Israel y Siria, enfrentados por el territorio de las Alturas del Golán, ocupado por Israel tras la guerra de los Seis Días de 1967 y en la de Yom Kippur en 1973. En ese sentido, las fuentes citadas por los diarios Fo-lha de Sao Paulo y Valor indicaron que Peres dijo que Lula podría recibir en Brasilia a Al Assad y al premier israelí, Benjamín Netanyahu, para intentar un acercamiento.

En una entrevista publicada ayer por O Estado de Sao Paulo, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, criticó el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur e Israel. Abbas, además líder de la fracción interna palestina Al Fatah, se opuso al convenio porque no posee garantías de que quedarán fuera de la relación comercial productos israelíes construidos en las colonias judías en los territorios palestinos.

Abbas también pidió a su colega brasileño que intercediera ante Irán para que dejara de influir en la política palestina con su respaldo al partido Hamas, que gobierna la Franja de Gaza. El líder palestino afirmó que América latina puede ser una nueva voz mundial para reclamar la retirada de las colonias judías en los territorios palestinos.

“Actores influyentes en la región dificultan la reconciliación nacional palestina, particularmente Irán, que no se muestra interesado en el diálogo palestino en base a una agenda palestina”, afirmó Abbas en una extensa entrevista concedida a O Estado de Sao Paulo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.