EL MUNDO › OBAMA LOGRó QUE LA PETROLERA BRITáNICA HICIERA CONCESIONES

BP acepta crear un fondo millonario

British Petroleum accedió a aportar 20.000 millones de dólares a una cuenta de compensaciones a raíz del derrame petrolero en el Golfo de México. Era una de las promesas que hizo Obama el martes, durante su discurso a la nación.

 Por David Usborne *

Desde Washington

Barack Obama logró que British Petroleum (BP) aceptara depositar un fondo de 20.000 millones de dólares en una cuenta creada especialmente para compensaciones que surjan de la catástrofe del Deepwater Horizon. No será manejada por la empresa petrolera británica ni por el gobierno estadounidense, sino que será supervisada independientemente por Kenneth Feinberg, quien recientemente fue el encargado especial del gobierno que supervisó los pagos a cientos de altos directivos de empresas, tras la crisis financiera. La inusual concesión de una corporación privada fue acordada durante casi tres horas de conversaciones en la Casa Blanca entre Obama, con varios miembros y asesores de su gabinete, y el presidente y el director ejecutivo del gigante energético con sede en Londres, Carl-Henric Svanberg y Tony Hayward.

Forzar a BP a depositar miles de millones en una cuenta manejada independientemente fue una de las promesas que hizo Obama en su primer discurso en la Oficina Oval a la nación el martes. Cualquier logro menor se hubiera considerado un desastre político para la Casa Blanca.

Si el trato se mantiene, el fondo será supervisado por Kenneth Feinberg, un abogado que anteriormente había tomado a su cargo los pagos a las familias de las víctimas de los ataques del 11 de septiembre en Estados Unidos. También fue el encargado especial del gobierno que controló los pagos a cientos de altos directivos de empresas, tras la crisis financiera. A BP se le permitirá depositar el dinero en el fondo en cuotas a lo largo de varios meses, para evitar falta de liquidez.

Un tema políticamente dañino en las últimas semanas fue que BP dejara de responder a la creciente lista de reclamos hechos por ciudadanos y empresarios de todo tipo a lo largo de la costa del Golfo de Estados Unidos, desde empresarios de turismo hasta trabajadores de la industria pesquera y petrolera. Aun cuando se filtró la noticia de que había un trato, las fuentes gubernamentales dijeron que las negociaciones se arrastraron mucho más de lo esperado, mientras ambas partes ultimaban los detalles, especialmente un compromiso de BP de que entregaría más dinero si los 20 mil millones dispuestos ayer resultan insuficientes en los meses y años venideros.

Aunque BP ya gastó más de mil millones en el derrame, es imposible predecir la cuantía de los reclamos –un hecho que hizo caer mucho el precio de las acciones de la empresa–. Mientras se desarrollaba el drama político en Washington, BP dijo que un segundo sistema para succionar el petróleo del lecho marino en el Golfo de México se había implementado con éxito unas horas antes.

Después de más de una semana recogiendo alrededor de 15.000 barriles por día del destruido pozo de la plataforma Deepwater Horizon, BP está presionada para aumentar esa cifra. En otra revisión de los cálculos estimados del derrame, los científicos del gobierno dijeron el martes que la rotura pierde tanto como 60.000 barriles por día desde el desastre el 20 de abril.

El segundo sistema que ahora está en el sitio debería recoger unos 28.000 barriles diarios, dijeron los ingenieros de BP. Está succionando el petróleo adicional a través de mangueras adheridas al agujero en el lecho marino. Una vez en la superficie, se quema el petróleo.

En su discurso de la Oficina Oval, el presidente Obama sugirió que BP debería estar recogiendo el 90 por ciento de todo el petróleo derramado para fin de este mes. Pero como los cálculos sobre el derrame siguen aumentando, ese objetivo puede resultar ambicioso. BP ha dicho que quiere llegar a recolectar 80.000 barriles por día para mediados de julio.

La noticia del acuerdo del fondo les dio a las acciones de la petrolera un leve incentivo. “Le quita un poco de presión a BP”, dijo Iain Armstrong, un analista de petróleo en la empresa bursátil Brewin Dolphin en Londres. Pero dado que el fondo de compensación puede superar un día los 20 mil millones de dólares, algunos inversores están ansiosos por que la nueva cuenta bancaria no se convierta en un fondo para querellantes, sobre los cuales BP no tendrá ningún control. “Aunque es importante que paguen compensaciones razonables, necesitan un grado de certidumbre”, afirmó ayer Cameron en declaraciones a la BBC.

Muy superada en número, la delegación de BP en la Casa Blanca se enfrentó no sólo con Obama, que estuvo presente en parte de la reunión, sino con el fiscal general, Eric Holder; la secretaria de Seguridad, Janet Napolitano, y el secretario de Energía, Stephen Chu. Dada la capacidad de presión del gobierno de Estados Unidos, resistir la exigencia de un fondo de compensación nunca fue una opción para BP.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente Obama habló a la nación el martes por la noche.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.