EL MUNDO › POR LAS ACUSACIONES DE TORTURA

Abren una investigación

El primer ministro David Cameron prometió investigar si las fuerzas armadas británicas sabían de las torturas de la CIA. “Aunque no hay evidencia de que oficiales británicos estuvieran directamente implicados en torturas tras el 11-S, hay interrogantes sobre el grado en el que oficiales británicos trabajaron con fuerzas de seguridad extranjeras que estaban tratando a los detenidos de una manera en la que no debían”, reconoció el líder conservador ante el Parlamento. Según adelantó, se creará una comisión independiente, dirigida por un juez, y se indemnizará a las víctimas si se demuestra que oficiales británicos participaron, presenciaron o tenían conocimiento de las torturas ejercidas por los espías norteamericanos en las cárceles o aviones, fuera del territorio estadounidense.

La comisión que investigará el caso comenzará a trabajar a finales de 2010 y presentará sus resultados un año después. Los investigadores tendrán acceso a todos los documentos relevantes del gobierno, inclusive los de los servicios secretos. Sin embargo, no todas sus audiencias y entrevistas serán públicas. “En los últimos años la reputación de nuestros servicios de seguridad ha estado ensombrecida por acusaciones sobre su implicación en el tratamiento de presos de otros países”, explicó ayer Cameron al hacer el anuncio.

Varios de los hombres que pasaron una dura estadía en la prisión de Guantánamo como sospechosos de terrorismo han reclamado indemnizaciones al gobierno británico, ya que, sostuvieron, había agentes de ese país en los interrogatorios y en las sesiones de tortura. “Estas acusaciones no se han probado pero hoy nos enfrentamos a una situación inaceptable. Nuestra reputación como país que cree en los derechos humanos, en la justicia y el poder de la ley corre el riesgo de verse empañada”, señaló el premier.

El gobierno anterior del laborista Gordon Brown se había negado a llevar adelante una investigación pública sobre la participación de las fuerzas británicas en las actividades ilegales de la CIA. Ni siquiera permitió difundir los documentos secretos sobre el ex preso de Guantánamo Binyam Mohamed, quien destapó las denuncias.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.