EL MUNDO › LA MAYORIA DE LOS FRANCESES APOYA SU PROPUESTA ANTIINMIGRANTE

Sarko sube aplicando mano dura

 Por John Lichfield *

Desde París

¿Racistas los franceses? Un sondeo de opinión reciente sugirió que entre el 70 y el 80 por ciento de los franceses saludaron la idea de Nicolas Sarkozy de que a algunos delincuentes de origen extranjero se les debe retirar la nacionalidad. La propuesta, que será presentada antes de fin de mes, fue atacada por derecha e izquierda, que la tildaron de cínica e impracticable.

Las críticas más agudas vinieron de dos personas que no son adversarios del presidente, el filósofo Bernard Henri Levy y el ex primer ministro socialista Michel Rocard. Ambos dijeron que el mandatario asocia el origen extranjero con los delitos violentos. Rocard afirmó en el fin de semana que Sarkozy está resucitando la legislación xenófoba y antirrepublicana del régimen colaboracionista de Vichy (1940-1944).

Los críticos se preguntan si es una coincidencia que justo ahora Sarkozy despotrique contra el crimen y los extranjeros. La crisis económica y el escándalo por el financiamiento de su partido hicieron bajar al máximo sus niveles de aprobación. Pero una encuesta publicada en Le Figaro le dio renovado apoyo a las propuestas de mano dura.

Dos incidentes generaron que el presidente francés lanzara sus diatribas contra los delincuentes y especialmente contra los delincuentes extranjeros. La policía recibió balazos durante las protestas en Grenoble, después de que efectivos de la fuerza asesinaran a un hombre del norte de Africa cuando intentaba asaltar un casino. Gitanos de origen francés se manifestaron en una ciudad del centro de Francia después de que un gendarme matara a un joven gitano, cuyo auto no se detuvo en un control. En el primer caso, los manifestantes eran un típico grupo de adolescentes del suburbio de Grenoble: de color, morochos, de tez blanca, pero todos, casi con certeza, franceses. En el segundo caso, la gente que protestó portaba apellidos franceses, cuyas familias vivieron en ese territorio por siglos.

La respuesta de Sarkozy al incidente de Grenoble fue hacer un discurso que unía el crimen con la inmigración. También prometió sacar la nacionalidad francesa a la gente de origen extranjero que disparó contra la policía. Su respuesta al segundo incidente fue caer sobre quienes entraron ilegalmente a París desde Europa oriental.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared