EL MUNDO › LA POLEMICA POR LA QUEMA DE COPIAS DEL CORAN TIÑE EL ANIVERSARIO

Un 11/9 signado por el odio

En el noveno aniversario del atentado que les costó la vida a casi tres mil personas, las palabras y los movimientos del pastor que amenazó con la quema de libros sagrados islámicos eclipsaron la ceremonia oficial en la Zona Cero.

Estados Unidos recordó ayer a los casi 3000 muertos en los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 con un solemne acto conmemorativo en Nueva York, en medio de la polémica por el anuncio de la quema de ejemplares del Corán por un pastor radical que, finalmente, no tendrá lugar. “Definitivamente, no vamos a quemar el Corán, ni hoy ni nunca”, dijo el polémico reverendo de Florida, Terry Jones, a la emisora televisiva NBC. Además, prometió que esta vez no va a cambiar su opinión. “Eso lo puedo garantizar totalmente”, afirmó.

Mientras, exactamente a las 8.46, hora local, Nueva York recordó con un minuto de silencio el noveno aniversario del primer impacto de un avión secuestrado por terroristas islámicos contra una de las Torres Gemelas en la conocida hoy como “Zona Cero”. Minutos después, a las 9.03, se guardó otro en recuerdo del impacto del segundo avión contra la torre sur. Otros dos minutos de silencio recordaron el desmoronamiento posterior de las torres.

Durante la ceremonia, a la que asistieron el vicepresidente Joe Biden y el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, se leyeron nuevamente los nombres las 2752 víctimas mortales, mientras en toda la ciudad doblaban las campanas de las iglesias en recuerdo de la tragedia. “Una vez más nos reunimos para recordar el día que hemos llamado el 9/11”, dijo el alcalde Michael Bloomberg durante la ceremonia. “Ninguna otra tragedia ha afectado tan profundamente a nuestra ciudad. Ningún otro lugar está tan lleno de nuestra compasión, amor y solidaridad.”

El noveno aniversario se vio ensombrecido por la disputa en torno de la construcción de una mezquita a dos manzanas del World Trade Center: cientos de manifestantes marcharán hoy en las calles de Manhattan para expresar su opinión a favor y en contra del proyecto. La policía bloqueó el acceso al tráfico en el Park Place donde se prevé su levantamiento. Cientos de efectivos fueron desplegados en la zona para reforzar la seguridad y evitar que se manifiesten cerca de la Zona Cero.

El pastor Terry Jones lanzó su idea de quemar 200 ejemplares del Corán en un predio de Gainesville, en Florida, precisamente en respuesta al proyecto de la mezquita, liderado por el imán Feisal Abdul Rauf, que se mostró determinado a continuar con el proyecto. Jones había generado una gran confusión en los últimos días con sus declaraciones ambiguas sobre la singular acción anunciada para este sábado con motivo del noveno aniversario de los atentados.

Precisamente, justificó su decisión de dar marcha atrás asegurando que el imán le aseguró que la mezquita se levantaría en otro lugar, algo que éste negó. Sus planes desataron una ola de indignación internacional. El

presidente de Estados Unidos, Barack Obama, varios líderes islámicos y la Organización de las Naciones Unidas, entre otros, dirigieron insistentes llamamientos al pastor y al medio centenar de feligreses de su parroquia para que desistiera de la acción.

Mientras, el presidente Obama apeló urgentemente a la nación para mantener vivos los valores e ideales americanos, entre los que se encuentra la tolerancia religiosa, durante una ceremonia en el Pentágono en Washington, donde un tercer avión se estrelló el 11 de septiembre de 2001, causando la muerte a 184 civiles. “No fue la religión la que nos atacó, fue Al Qaida”, reiteró la idea ya manifestada el viernes durante una rueda de prensa.

“Sus seres queridos permanecen, ahora y para siempre, en el corazón de nuestra nación”, dijo Obama a los familiares de las víctimas. La mejor manera de honrarlas –dijo– es orientarse a los valores que definen a Estados Unidos de América. Los terroristas atacaron el 11 de septiembre de 2001 “los ideales que defendemos”. El país no debe dejarse dividir ni vivir con miedo a un grupo de personas que quieren hacer daño a la nación, añadió Obama.

Un cuarto aparato, supuestamente derribado por los propios pasajeros antes de que alcanzara su objetivo, cayó en Shanksville, en Pensilvania, adonde se dirigirá hoy la primera dama Michelle Obama, acompañada por su predecesora Laura Bush. En total, casi 3000 personas murieron aquel 11 de septiembre.

Compartir: 

Twitter
 

Protesta contra la construcción de la mezquita el 11/9, a cuadras de la Zona Cero.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.