EL MUNDO › LA PROTESTA CONTRA LA REFORMA PREVISIONAL FUE LA MAYOR MANIFESTACION DEL MANDATO DE SARKOZY

Masiva movilización del gremialismo francés

La séptima manifestación del año organizada contra la reforma del sistema de jubilaciones sacó a la calle más gente que en las otras movilizaciones: hasta tres millones y medio de personas. Pero el gobierno sigue con la medida.

 Por Eduardo Febbro

Desde París

Los sindicatos plantaron ante Nicolas Sarkozy la mayor movilización social de su mandato. Los lustrosos bronces de las estatuas de Diderot y Danton reflejaron como nunca las imágenes de la poderosa manifestación que, desde Montparnasse, recorrió parte de París a través del Boulevard Saint Germain hasta la Plaza de Bastilla. En la séptima manifestación del año organizada contra la reforma del sistema de jubilaciones, los sindicatos sacaron a la calle más gente que en las otras movilizaciones: tres millones y medio de personas según las organizaciones sindicales, un millón doscientas mil según la policía.

La patética batalla de las cifras orquestada por el Ejecutivo para desacreditar la amplitud del movimiento social no convence a nadie y hasta un sindicato de policía salió al paso para protestar por la instrumentalización de las cifras. La manifestación parisiense arrancó a la una y cuarto desde Montparnasse y a las seis de la tarde la gente seguía desfilando por París en una festiva protesta a la que se le agregaron muchos estudiantes. Obreros, empleados públicos, gente del sector privado, enfermeros, empleados del correo, universitarios, jubilados y otros tantos miles de trabajadores vieron desfilar junto a ellos a adolescentes que se sumaron esta vez a las marchas de forma muy activa.

Indiferente a los reclamos de la calle, el gobierno recalcó que la reforma se llevaría a cabo y acusó a los socialistas de haber instrumentalizado a los bachilleres con el único objeto de que crezca el número de manifestantes. En una reunión a puertas cerradas con miembros del partido presidencial UMP, el primer ministro, François Fillon, tildó de “irresponsable” a la izquierda por haber motivado a los adolescentes para que salgan a la calle. A su manera inocente, los jóvenes fueron ayer los actores de la marcha, tanto por el número creciente, por la algarabía que sembraron en las manifestaciones como por la influencia que pueden tener en el rumbo de la política. En 2006, a raíz de las protestas contra el Contrato de Primer Empleo, el CPE, diseñado por el ex primer ministro Dominique de Villepin, la juventud francesa logró que el gobierno de entonces diera marcha atrás. Nicolas Sarkozy no cederá esta vez. La reforma es todo un símbolo del tramo final de su mandato. Sus ministros optaron por la estrategia de siempre: denigrar y confrontar, la ironía y la descalificación, incluso cuando las calles del país se llenaron a lo largo de las 240 manifestaciones como nunca había ocurrido desde que comenzaron las protestas a mediados de año. La primera secretaria del Partido Socialista, Martine Aubry, advirtió al gobierno sobre lo que podía venir: “Hay un enfrentamiento entre el país y el gobierno. Y aún puede ser más importante”. El primer ministro reiteró ayer que no se cambiaría de rumbo y que la reforma iría “hasta el final”.

El meollo de la confrontación social tiene un eje: el aumento de 60 a 62 años de la edad mínima para jubilarse y de 65 a 67 años la edad para gozar de una jubilación plena. Los socialistas franceses encontraron en esta disputa un fructuoso argumento para atacar al gobierno y una ocasión ideal de aparecer unidos. Los sondeos muestran cada semana un apoyo creciente a los sindicatos, al tiempo que los índices de aprobación de Nicolas Sarkozy se disparan hacia abajo. Martine Aubry dijo el martes que la reforma era “un concentrado de lo que aporta el gobierno: ineficacia en la política, injusticia flagrante y una suerte de ahogo democrático”. La ex candidata socialista a las elecciones de 2007, Ségolène Royal, juzgó que “los franceses entraron en resistencia. Si esta reforma pasa hará que se derribe uno de los primeros pilares del modelo social francés”. Nadia sabe qué rumbo tomará el conflicto. Por séptima vez consecutiva, los sindicatos probaron que detentan un considerable poder de convocatoria. Los gremios han sabido organizar huelgas sin penalizar demasiado a los usuarios y han introducido otra idea: la manifestación familiar. Este sábado está prevista una nueva jornada de protestas, pero sin huelgas y en familia. A esto se le suma un dato concreto: a partir de ahora las huelgas serán renovables en los transportes públicos y en el sector de la refinería, ya muy afectado por los paros.

El presidente francés está convencido de que, pese a su creciente impopularidad, la validez de la reforma será aceptada por la sociedad y que, por consiguiente, el país le reconocerá el coraje que tuvo al aplicarla. Ese es uno de los argumentos que entran en juego en la ya lanzada campaña para su reelección 2012. Sarkozy cuenta también con el calendario. El Senado está debatiendo la reforma y terminará su examen final esta semana. Hacia finales de octubre empiezan las vacaciones de Todos los Santos y, según calcula el gobierno, allí se impondrá la paz social. Luego, hacia la primera quincena de noviembre está previsto un cambio de gobierno con un gabinete más hacia el centro y otro primer ministro. Quedará así instalado el dispositivo electoral ideal. Los ataques contra los inmigrantes y extranjeros, la aprobación de nuevas leyes contra la inmigración intervinieron en la primera mitad del año. La Francia más de derechas sabe que tiene un presidente que vela celosamente por identidad. La segunda fase del plan se completa con la reforma del sistema de jubilaciones y la tercera se plasmará en torno del nuevo gabinete. Sarkozy siempre dijo que se representaría a la presidencia si tiene un nuevo sueño que proponerles a los franceses. Ese sueño es todavía un enigma.

Compartir: 

Twitter
 

Estudiantes se manifiestan en las calles de París en la marcha de los sindicatos en contra de la reforma previsional.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.