EL MUNDO › EL PREMIER ITALIANO NEGó SU PARTICIPACIóN EN FIESTAS SALVAJES CON PROSTITUTAS

Miles contra la reforma de Berlusconi

A pesar de las protestas, la Cámara de Diputados dio ayer media sanción a la polémica reforma educativa, con 307 votos a favor y 252 en contra. Ahora debe ser aprobada en el Senado, pero estudiantes y profesores siguen protestando.

Miles de estudiantes, científicos y profesores de educación superior volvieron a salir ayer a las calles de varias ciudades italianas para protestar contra los recortes previstos por el gobierno del primer ministro Silvio Berlusconi en el sector educativo, protagonizando enfrentamientos con la policía.

A pesar de las protestas, la Cámara de Diputados dio ayer media sanción a la polémica reforma educativa con 307 votos a favor y 252 en contra. Ahora debe ser aprobada en el Senado, donde se espera que el debilitado primer ministro cuente con poca resistencia. En Roma, los disturbios se produjeron cuando los manifestantes intentaron avanzar hacia la Cámara de Diputados y fueron frenados por la policía. Los estudiantes lanzaron huevos, bombas de humo y verduras contra las fuerzas de seguridad, que respondieron con sus porras.

El tráfico del centro histórico quedó paralizado y hubo varios heridos y al menos un detenido. Según los organizadores, unas 50.000 personas participaron en las protestas de la capital, pese a las fuertes lluvias. En Milán, Venecia, Padua y Trieste los manifestantes ocuparon estaciones de trenes y paralizaron el tránsito durante horas. En Génova, en el norte de país, también se produjeron disturbios entre los 15.000 manifestantes y la policía. En Pisa, en la región de Toscana, 5000 estudiantes ocuparon una autopista.

“Los verdaderos estudiantes se sientan en su casa y estudian, los que salen a las calles son alborotadores de centros juveniles”, dijo Berlusconi. “La reforma que se aprobará es la mejor solución posible para el sistema universitario italiano”, aseguró. Las protestas se dirigen contra la controvertida reforma educativa del gobierno de Berlusconi, que prevé recortes de 700 millones de euros sólo en el ámbito universitario, donde muchos puestos no se volverán a ocupar. El documento tendría que pasar por el Senado el 9 de diciembre.

Los estudiantes acusan también al gobierno de dejar a las universidades públicas sin fondos, lo que beneficia a las privadas. En 2008, Italia aprobó una controvertida reforma que preveía el recorte de hasta 130.000 plazas de profesores y puestos administrativos en la educación hasta 2012. Las agrupaciones estudiantiles anunciaron ayer que continuarán con las protestas.

Por su parte, Berlusconi salió al cruce de las interminables versiones y testimonios que lo involucran en fiestas con mujeres jóvenes en su mansión. En una conferencia de prensa informal aseguró que nunca tomó parte en “fiestas salvajes” y aseguró que no hace ningún caso a las “revelaciones de funcionarios de tercer y cuarto grado” que, según dijo, “al final refieren aquello que leen en los periódicos de izquierdas”.

Berlusconi se refirió así desde Trípoli (Libia), donde participa en la cumbre Unión Africana-Unión Europea (UE), a las últimas filtraciones de Wikileaks de documentos del Departamento de Estado de EE.UU., en los que se asegura que el jefe del Gobierno italiano “aparece demasiado cansado porque va a dormir tarde”, y hacen referencia a sus “fiestas salvajes”.

“Yo por desgracia no he participado nunca en mi vida en ningún ‘wild party’, quizá son interesantes, pero nunca he tenido la oportunidad de asistir a uno”, dijo el mandatario ante los medios de comunicación italianos presentes en la cumbre.

Asimismo, el primer ministro se refirió a las informaciones aparecidas en la prensa, sobre todo en Italia, de las cenas y fiestas que ofrece en sus residencias y en las que supuestamente han tomado parte menores de edad.

“Una vez al mes ofrezco cenas en mis casas porque hay mucha gente que quiere hablar y estar conmigo”, explicó Berlusconi. “Todo lo que sucede allí es correcto y elegante.”

En clave italiana, Berlusconi se preguntó: “¿Qué puede empujar a una chica a declararse prostituta ante el mundo, lo que comporta, por un lado, que no tenga la posibilidad de encontrar un marido o un trabajo normal y, por el otro, que no pueda llevar a cabo su trabajo de prostituta porque nadie se va fiar de ella? La pregunta es por qué lo hacen, quién habrá pagado para que lo hagan”, señaló Berlusconi, quien admitió que este tipo de noticias “dañan la imagen del país, porque alguien puede pensar que son verdad”. En el último año y medio, Berlusconi se ha visto implicado en varios escándalos de índole sexual. Sus lujosas fiestas contrastan con la austeridad que le impuso al sistema educativo italiano.

Compartir: 

Twitter
 

Estudiantes realizan un plantón en Bologna para protestar en contra de la reforma educativa.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.