EL MUNDO › EN JORDANIA Y EN SIRIA, Y DE SOLIDARIDAD EN VARIOS PAíSES

Un mundo de manifestaciones

Nueva York, Austria y Brasil vieron salir a sus comunidades egipcias en solidaridad con la oposición en El Cairo. En Siria hubo una pequeña marcha entre grandes medidas de seguridad, y en Amman, reclamos pese a las concesiones.

Las protestas que inició Túnez siguen encontrando ecos, más allá de Egipto. Unas mil personas se manifestaron en Jordania para pedir reformas, a pesar de que el rey Abdulá designó en los últimos días un nuevo gabinete. En Siria también hubo movilizaciones y las autoridades decidieron reforzar la seguridad en el Parlamento de Damasco. En Nueva York, Austria y Brasil hubo actos en apoyo del levantamiento en El Cairo.

En Amman, mil ciudadanos salieron a las calles para pedir reformas políticas en este reino y expresar su apoyo a la movilización del pueblo egipcio contra su presidente. Como en El Cairo, la movilización se inició después de la oración del viernes. La manifestación fue organizada por la principal fuerza de oposición, el Frente de Acción Islámica (FAI), con el apoyo de partidos de izquierda.

“Queremos reformas, queremos una ley electoral apropiada, queremos vivir en libertad, queremos un gobierno que no favorezca a los ricos, sino a los pobres”, coreaban quienes participaron en la marcha. También se escuchaba “No a Bajit”, en referencia al nuevo premier jordano, Maaruf Bajit, nombrado el martes pasado por el rey Abdulá en reemplazo de Samir Rifai. También gritaron su apoyo total al gran pueblo egipcio que pide la renuncia del presidente Hosni Mubarak, si bien el islamista FAI ya ha declarado que, contrariamente a lo que sucede en Egipto, su formación no exige un cambio de régimen en Jordania, sino reformas políticas. “Queremos seriedad. Queremos una reforma genuina. Queremos iniciativas”, dijo, a la cadena Al Jazeera, Hmazeh Mansour, secretario general del Frente Islámico.

En Damasco también hubo manifestaciones, aunque fueron bastante tibias. El gobierno sirio reforzó las medidas de seguridad en torno del Parlamento local, debido a las convocatorias para marchas de protestas contra el presidente Bashar Al Assad, que se realizaron ayer y se prevén para hoy. La oposición indicó que las manifestaciones tendrán lugar en ciudades como Damasco, Homs, Alepo y Qamishli, así como delante de las embajadas sirias en países como Canadá, Estados Unidos, Reino Unido, Suecia y Holanda.

El movimiento de protesta sirio utiliza –entre otros– la red social Facebook para difundir sus exigencias y creó un grupo llamado The Syrian Revolution, que cuenta con 13 mil seguidores. La organización Human Rights Watchs (HRW) pidió a las autoridades sirias que respeten los derechos de la gente. “El gobierno de Siria debe cesar inmediatamente con la intimidación y la hostilidad contra las expresiones de solidaridad para con los defensores de la democracia en Egipto”, indicó. Al Assad, en el gobierno desde 2000 luego de continuar en el cargo de su padre, dijo el lunes que Medio Oriente requiere cambios políticos.

Para pedir cambios en el mundo árabe, hubo movilizaciones en América, también. Varios centenares de manifestantes egipcios y estadounidenses protagonizaron ayer una nueva protesta en el centro de Nueva York, pidiendo la salida inmediata del poder del presidente de Egipto, Hosni Mubarak, y de su vicepresidente, Omar Suleiman. “Como Mubarak es ilegítimo, Suleiman también lo es. Qué él y el resto de la banda se vayan ya”, se leía en una pancarta de la Asociación Estadounidense de Musulmanes que participó en la tercera protesta de la semana en Estados Unidos.

“Mubarak vete”, “Fin al apoyo a los dictadores” o “Egipto libre ya”, decían algunos de los carteles que llevaban los manifestantes, que también reclamaron de Estados Unidos que no entregue más asistencia financiera a ese país. “Estoy aquí para decirle al presidente Mubarak que renuncie”, explicó Ibrahim Bill Musba, un egipcio que vive en Nueva York y que se sumó al acto. “Treinta años ya es suficiente. Es un dictador pero ahora todo Egipto se está despertando, lo que necesitamos es una democracia”, agregó, mientras agitaba una bandera de su país. Bill Steyert, un veterano de la guerra de Vietnam, de 67 años, opinó: “Tortura opositores, es un dictador que trata a su gente como marionetas y no le importan los derechos humanos”. Aunque rodeados de numerosos policías, la manifestación que tuvo lugar en la céntrica Times Square se desarrolló sin incidentes.

También, integrantes de la comunidad árabe en San Pablo realizaron ayer una manifestación en apoyo a las protestas que se están produciendo en El Cairo. Unas 200 personas, según recuento de la policía militar, recorrieron el centro de la capital paulista portando banderas egipcias y pancartas que pedían por la salida de Mubarak del cargo. “El Islam es la sumisión a Dios y no a gobernantes tiranos del mundo árabe”, reclamó Mohamad Elkadri, descendiente de libaneses.

Compartir: 

Twitter
 

La marcha en Viena de la comunidad egipcia local, en solidaridad con la oposición.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.