EL MUNDO › EL SINCERICIDIO DEL VOCERO DE KEIKO FUJIMORI LE COSTó EL PUESTO EN PERú

Echado por “nosotros matamos menos”

Aunque en un primer momento Keiko defendió a su vocero, horas después, ante la magnitud del escándalo por las declaraciones de Trelles y el desprecio a los derechos humanos que evidenció en esa entrevista, tuvo que destituirlo.

 Por Carlos Noriega

Desde Lima

Al vocero de la candidata presidencial Keiko Fujimori lo traicionó el inconsciente cuando habló de derechos humanos y perdió el puesto. “Nosotros matamos menos”, fue la reveladora confesión que hizo rodar la cabeza de Jorge Trelles, una de las figuras emblemáticas del fujimorismo. Trelles respondió de esa forma cuando, en una entrevista en la televisión, le preguntaron por los asesinatos del régimen de Alberto Fujimori (1990-2000), padre y mentor político de Keiko. Con el cínico “nosotros matamos menos” el ahora ex vocero de Keiko Fujimori intentó minimizar las violaciones a los derechos humanos cometidas por la dictadura de Fujimori diciendo que en los dos gobiernos que lo precedieron la guerra interna dejó más muertos, pero terminó, sin quererlo, admitiendo que el régimen fujimorista cometió asesinatos.

Aunque en un primer momento Keiko defendió a su vocero, horas después, ante la magnitud del escándalo por las declaraciones de Trelles y el desprecio a los derechos humanos que evidenció en esa entrevista, no le quedó otra alternativa que destituirlo. “Trelles ha tenido una frase infeliz que no comparto y por eso ha sido destituido”, reaccionó la candidata, intentando controlar los daños. Aunque ya no es vocero, Trelles sigue formando parte de la cúpula fujimorista.

En una conferencia que Keiko Fujimori dio el sábado a la prensa extranjera, Página/12 le preguntó sobre la admisión de Trelles de que en el gobierno de su padre se cometieron asesinatos. “Hubo desapariciones, pero las responsabilidades por esos hechos no son del gobierno sino individuales, del grupo Colina”, respondió la candidata. Lo que no dijo es que el grupo Colina fue un escuadrón de la muerte formado por el gobierno de Fujimori con miembros del ejército y que operó desde los servicios de inteligencia con el apoyo y protección gubernamental. Por los crímenes de Colina, Fujimori ha sido condenado a 25 años de prisión luego de que un tribunal falló que las evidencias demostraban que el ex dictador estuvo a la cabeza de la cadena de mando que ordenó los operativos de secuestros y asesinatos de ese escuadrón de la muerte.

Ollanta Humala, candidato progresista que compite con Keiko Fujimori por la presidencia, criticó a su rival por pretender exculpar al gobierno de su padre por los crímenes que se cometieron bajo su gestión: “Cada uno debe asumir su responsabilidad y por cierto aquí hay una responsabilidad con la historia del país frente a la grave violación de derechos humanos. Uno no puede decir: yo soy responsable de lo bueno y no de lo malo. Me parece una cobardía”. Humala no perdió la oportunidad que le dio Trelles para recordar las violaciones a los derechos humanos del fujimorismo: “Ellos mataron gente y eso es lo que nos espera con el regreso de un proyecto de esa naturaleza, que es antidemocrático y mafioso”.

“Lo dicho por Trelles es una frase brutal que es un reconocimiento de las violaciones a los derechos humanos cometidas por el gobierno de Fujimori”, le dijo a Página/12 Rocío Silva Santisteban, directora ejecutiva de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos. “Están (los fujimoristas) minimizando de manera escabrosa las violaciones a los derechos humanos. Pretenden decir que violaron menos los derechos humanos que otros gobiernos por el número de muertos, además de ser una comparación de cifras perversa ése es un argumento falso, porque en el gobierno de Fujimori se creó desde el Estado una maquinaria paralela para asesinar, secuestrar, violar, torturar”, señaló Silva Santisteban.

En diálogo con este diario, Francisco Soberón, director de la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh), opinó que las palabras de Trelles “reflejan el verdadero sentir del fujimorismo frente a la vida, que la ven como un tema estadístico”. “No sólo estas declaraciones –agregó–, sino la forma como actúo durante su gobierno, violando los derechos humanos y promoviendo la impunidad, demuestran la verdadera actitud del fujimorismo frente a los derechos humanos. No pueden encubrir sus responsabilidades en violaciones a los derechos humanos diciendo que en otros períodos gubernamentales hubo más víctimas. Ha quedado demostrada judicialmente la responsabilidad de Fujimori como quien respaldó e impulsó la estrategia del Estado de desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales.”

Con la campaña en su etapa final y los dos candidatos muy pegados en las encuestas –un sondeo de Ipsos Apoyo publicado el domingo les da a Fujimori 44,8 por ciento y a Humala 42,4 por ciento– todavía está por verse el efecto que tendrán las declaraciones del desatinado Jorge Trelles. Mientras el fujimorismo pasaba por el terremoto causado por las palabras de Trelles, Humala recibió hace unos días el apoyo de los más importantes intelectuales del país, entre ellos el del escritor Mario Vargas Llosa, y de reconocidos artistas, que han pedido el voto por el candidato progresista para defender la democracia y evitar el retorno de los oscuros años de la corrupta dictadura fujimorista. En respuesta, Keiko Fujimori ha exhibido el respaldo de algunos futbolistas y boxeadores.

Compartir: 

Twitter
 

Keiko obligó a renunciar a su vocero por reconocer asesinatos en el gobierno de su padre.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.